Por: @Cuauhpilli_4T

El triunfo reciente de la izquierda en Colombia, en Bolivia y en muchos países de américa latina (próximamente Brasil), nos da para pensar en grande, en que el pueblo de toda la América Latina está viendo en los movimientos de izquierda ese salvavidas, esa liberación de las mentes, esa oportunidad de cambio para redistribuir la riqueza, generar bienestar y conservar la vida. Y que pronto habrá una gran alianza entre los países para generar aún más bienestar entre pueblos de naciones.

Cuando llego la Colonia a nuestra querida América fue uno de los momentos más tristes para nuestras historias de nuestros pueblos originarios, un genocidio masivo, una imposición de una fe que lejos de si es funcional o no, fue impuesta a la voz de o crees o mueres.

Esta situación desencadeno una mentalidad de un pueblo conquistado, y en los pocos que vieron una oportunidad de hacerse rico, los malinchistas (conservadores) generaron una especie de exaltación hacia los extranjeros y un cierto entreguismo. Sin darse cuenta que rompieron muchos grandes avances en ciencia y tecnología de nuestras culturas, y a cambio vinieron a traer enfermedades y muerte.

Nos costó trabajo a nosotros los Mexicanos sacarnos ese yugo entre 2 a 3 transformaciones con la independencia, Revolución, y parte de la Reforma pero nos llegó otra más, la del Imperialismo encabezada por el vecino del norte quien aprovecho las debilidades de nuestros gobernantes y de un solo tajo nos despojó de casi la mitad del territorio Nacional (California, Nevada, Utah, Nuevo México, Texas, Colorado, Arizona y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma).

Dejándonos un engendro llamado neoliberalismo que se vino a gestar en los 90s con la llegada de Carlos Salinas y su bandera de “Patriota”, hace más de 36 años.

El modelo Neoliberal que se enraizó en nuestra región de más de 30 años en muchos casos hasta más, ha denotado una franca decadencia ya que su corrupción era cada vez insostenible y su forma de generar injusticia era exponencialmente distante a la de hacer justicia. El hartazgo del pueblo, en conjunto con la concientización y empoderamiento a través de las redes sociales, han hecho que la izquierda este tomando fuerza y haga liberación de mentes enclaustradas.

Con la llegada de la Cuarta Transformación en México, encabezada por nuestro querido Presidente, se está terminando de limpiar esa mentalidad de conquistados y a la par liberándose del régimen Neoliberal que tanto nos ha lacerado.

De tal suerte que si seguimos en el camino trazado por nuestro presidente (Cuarta Transformación) podemos empezar a visualizar, creer y materializar en que nuestro querido México lograra liberarse de ese falso régimen, corrupto y decadente.

Y poder ser autosuficientes en alimentos, petróleo, gas, electricidad, teniendo un peso cada vez menos dependiente del USD y cada vez más en el camino de convertirnos en un País libre de ideologías malinchistas y entreguistas.

El pueblo de México y en general los pueblos de américa latina están librando sus batallas y las están librando en el camino hacia su libertad, recuperar su soberanía, su independencia, su bienestar y seguridad.

Es aquí donde toma sentido y un poder inmenso la frase de nuestro presidente Andrés Manuel Lopez Obrador: ¡ Solo el pueblo puede salvar al pueblo !

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com