Se acabó la indiferencia ante los desaparecidos

Después de dos sexenios negros en materia de desaparición de personas, por fin este gobierno está actuando con organización y eficacia en este terrible asunto que mantiene las vidas de  cientos de miles de familiares en vilo.

El esfuerzo coordinado del gobierno no solamente se ha concentrado en las desapariciones que tuvieron lugar en los sexenios del Carnicero de Morelia Felipe Calderón, y del Florero de Atlacomulco Peña Nieto, los más nefastos de la historia de México en estos crímenes terribles, sino que su función de investigación y ejecución de búsqueda se remonta a las desapariciones denunciadas desde 1964.

En sólo dos años de trabajo, se integró la Comisión de Búsqueda a cargo del Subsecretario Alejandro Encinas y para ese corto período de operación, ha dado resultados bastante sorprendentes, aunque todavía queda mucho trabajo para terminar de resolver este asunto pendiente que es dramático y urgente para nuestro país.

Las personas reportadas como desaparecidas desde 1964 a la fecha se han contado en 194,849; de ellos, han sido localizados 115 mil, y de los localizados, 107 mil o el 93% fueron encontrados con vida.

No han sido localizadas 79,506 de las personas reportadas desaparecidas; de ellas, una cuarta parte o 19,450 son mujeres y 60,056 hombres.

Más del 50% de las denuncias por este delito se concentran en 5 Estados de la República, siendo por mucho el más alto el Estado de Jalisco, con el 23% del total, seguido por Guanajuato con el 8.2%, Sonora con el 7.94%, Tamaulipas con 7.89% y la Ciudad de México con 7.78%.

En los dos años durante los cuales ha gobernado la administración actual, se han recibido 33,092 denuncias de personas desaparecidas, que son muchas; sin embargo, a diferencia de lo que sucedía en los sexenios anteriores, se han localizado a 17,700 personas de estas 33 mil, más del 90% han sido encontradas con vida. De estas últimas aún siguen buscando a 15,392 personas que no han podido ser encontradas.

 

En relación con las cifras específicas de género, de los 194,849 desaparecidos 81,431 han sido mujeres, de las que se ha localizado a 61,981 equivalente al 76%, y de las localizadas 98.29% se han encontrado con vida. Las 19,450 que aún se encuentran desaparecidas a quienes se continúa buscando son niñas y jóvenes de entre 10 y 24 años de edad,

Desde el 1 de diciembre del 2018 y hasta el 23 de noviembre del 2020 se registró la desaparición de 12,026 mujeres, de las que se han localizado a 8,473, 97% de ellas fueron encontradas con vida. Aún continúa la búsqueda de las 3,550 que no han podido localizarse.

En ese mismo período han sido ubicadas 1,399 fosas clandestinas en prácticamente todos los Estados, especialmente en Veracruz, Jalisco y Guanajuato, de las que han sido exhumados 2,290 cuerpos de los cuales fueron identificados 879 personas y 504 ya han sido entregados a sus familiares.

Es hasta este gobierno en el que alguien le pone verdadera atención y trabajo a resolver un asunto que mantiene una profunda herida abierta en la sociedad mexicana, que no puede cerrar hasta que se resuelvan todos y cada uno de ellos.

Traidores como Calderón, actuando al más puro estilo del asesino Victoriano Huerta y como Peña Nieto haciéndolo al del entreguista de Antonio López de Santana, se limitaron a producir desaparecidos y a tener una actitud de indolencia y despreocupación sobre el tema, mientras cientos de miles de personas tuvieron que detener sus vidas para buscar a sus seres queridos.

Los gobernadores con disfunción cognitiva profunda de Jalisco, Guanajuato, Sonora y Tamaulipas tampoco parecen muy preocupados por atender el tema, y prefieren dedicarse a armar borlotes para intentar sacar alguna ventajita electoral,  mientras el gobierno federal y los familiares de sus desaparecidos trabajan como héroes para encontrarlos.

Como dijo el escritor Nicholas Welles: “Los héroes nacen de la indiferencia humana ante el sufrimiento ajeno”.

error: Content is protected !!