Por: Jorge Barrientos
@jorgebarrivivas

Si bien la noticia de la autorización por parte del gobierno estadounidense de la venta de la Refinería Deer Park de Shell a Pemex ha sido una gran noticia para estas fechas decembrinas, el mejor regalo que está teniendo el Pueblo es el tener dinero en sus bolsillos.

No puede haber mejor momento que este, para comprobar que los programas sociales de la 4T están funcionando, en plena época navideña y con una actividad económica prácticamente detenida por la pandemia durante más de un año, las tiendas, mercados y negocios locales están abarrotados.

En contraste con la navidad anterior que por covid-19 muchos negocios estuvieron cerrados, hoy están llenos, y lo mejor, el gasto lo está haciendo el Pueblo de a pie, el dinero en efectivo está circulando y los negocios minoristas lo están agradeciendo, son varios los comerciantes, que hasta hace poco se quejaban de que el gobierno no los había ayudado económicamente, que ahora se dan cuenta que la verdadera ayuda estaba en beneficiar el bolsillo familiar para que este a su vez consumiera en sus negocios.

De manera que generando derrama económica por medio de programas sociales como la ayuda a adultos mayores, sembrando vida o jóvenes construyendo el futuro, el dinero circula en las ciudades.
Hoy, los críticos (que cuando las cosas van bien dicen que es por factores externos y cuando van mal es por culpa de AMLO) no tienen como argumentar que lo que la gente tiene hoy para gastar es por los grandes empresarios o cualquier pretexto que se les ocurra para no reconocer que es resultado de esos programas tan criticados.

Es cierto que con el rebrote de Ómicron lo más recomendable sería estar en casa, pero después de dos años de baja o nula actividad económica, explíquele eso al pequeño comerciante, al lava coches, a la señora de las quesadillas; el hambre también mata.

Antes el “bienestar” en el país nos lo decían en las noticias con cifras y diagramas que al ciudadano común en poco o nada beneficiaban, “hay crecimiento” decían, pero la gente en su casa no lo veía, “hay inversión” pregonaban, pero a la familia en nada beneficiaba, hoy el bienestar está en el bolsillo, de la abuelita, del papá, del estudiante, de la mamá, hoy el bienestar llega al Pueblo.

Feliz navidad a todas esas familias que hoy tienen para vestir y alimentar a sus hijos en estos tiempos de pandemia.

Y a los extraterrestres, primero investiguen, después opinan.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com