¿Quiénes se ofenden cuando AMLO dice “Fifís?

Algo que ha causado indignación en cierto sector de la sociedad es que el presidente Andrés Manuel López Obrador los llame “fifís”, pero ¿realmente son fifís los que se sienten ofendidos?, ¿a quiénes se refiere con fifís?.

Para aclarar desde un inicio el término:

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española el término “fifí” refiere a una “persona presumida y que se ocupa de seguir las modas” y su uso es de manera coloquial.

La palabra no es nueva, sin embargo AMLO la ha retomado al referirse a la clase alta de México, propiamente a los medios de comunicación.

De acuerdo con el Heraldo de México, Jesús Ramírez Cuevas, director de comunicación social de AMLO, señaló que la descripción intenta explicar el hecho de que la prensa también tiene una línea editorial.

“Si quieren, se puede cambiar el término prensa fifí para decir que ciertos medios defienden intereses económicos o intereses políticos”

Aclarado el término “fifí”, hay una parte de la población que ha expresado su descontento a que le llamen así, incluso apenas leí un comentario donde decía que a diario los ofende, sin embargo, muchos de los “ofendidos”, de entrada no pertenecen a la clase social alta, mucho menos a la minoría a la que se refiere AMLO.

La mayoría de los “ofendidos” son de clase media, ésos que traen celulares de hasta 10 mil pesos, pero que los deben, compran a paguitos, no tienen la solvencia para liquidar de contado. No te equivoques a ti que crees pertenecer a los “fifís”, pues podrías ser aquella persona que encarga un artículo y no puede pagar de contado ni $400 pesos.

Tampoco aquéllos que aparentan llevar una vida llena de lujos pero todo lo adquieren con sus tarjetas de crédito o de tiendas departamentales. De acuerdo al término, es alguien presumido, pero dice el refrán: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”, lo cual demuestra un complejo de inferioridad.

Si revisamos la explicación de Jesús Ramírez Cuevas, con respecto al término con el que se dirige a la prensa, tampoco es aludida la persona de clase media, pues estaríamos hablando exclusivamente de la prensa que ha defendido ciertos intereses económicos y políticos, por obvias razones.

No es novedad que durante muchos años la prensa ha sido vilmente mantenida por gobiernos, es de lógica que arderían al verse sin esos jugosos contratos, les quitaron el “chayote”, ni modos, llorarán, se quejarán y se irán contra el actual presidente, pero estar de mantenidos se acabó.

Se siente ofendidos por este término, pero jamás se ofendieron por la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, tampoco por los que fueron asesinados y diluidos en ácido, realmente algo escalofriante; mucho menos por los niños de la guardería ABC, todo eso y más ya se les olvidó. Nunca vi comentarios de ciertas personas al respecto.

Ofensa la Casa Blanca, el caso Odebrecht, desvíos millonarios dejando un desfalco a las diferentes secretarías, verdaderamente grosero dejar a toda una población en manos de una institución de salud que no contaba ni con gasas para curaciones como es el IMSS.

¡Ah pero sí se ofenden si le dicen fífís!, vaya incongruencia, nada de lo que realmente ha dañado a México les duele, como no fueron sus familiares los que desaparecieron, ni sus hijos asesinados, mejor se hacen de la vista gorda. Así la clase media, que con trabajo llega a media pero se siente de la alta.

Nash Acuña M.

@mosaico_rebelde

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea

error: Content is protected !!