SinLineaMX - Live

Luego de que el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, insistiera sobre una supuesta “falta de recursos” para organizar la consulta popular para la revocación de mandato que ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, llegando incluso a decir que verían cómo “sacarle más agua a las piedras”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su administración está estudiando la forma en que el INE ejerce su presupuesto, para detectar áreas en las que se pueden reducir los gastos.

De esta manera, el Gobierno Federal presentará en las próximas semanas un plan de austeridad sugerido, aunque no sea vinculatorio, para que el INE pueda eficientar sus gastos y así poder realizar la consulta, dejando fuera todas extravagancias en las que hasta ahora incurren.

“Tenemos información de que hay muchísimos gastos superfluos. Entonces, ¿por qué no se respeta la Constitución? Los consejeros ganan lo que gana el Presidente de México. Esto no es sólo, porque van a salir los tecnócratas a decir ‘es muy poco’. Pero no es un asunto cuantitativo, sino cualitativo. En un país con tanta pobreza y desigualdad no pueden haber sueldos excesivos: es inmoral. Puede ser legal incluso, pero es inmoral que un consejero gane libres 150, 160 mil pesos mensuales y, ¿cuánto fue el aguinaldo del Presidente de México Y el del INE? Pues mucho más”, dijo el mandatario.

“Esto ayuda a entender ¿Trabaja él más que el Presidente de México? No, trabajamos igual, no hablemos de quién trabaja más. Por qué éstas diferencias. Eso es lo primero. ¿Qué no han leído y no conocen las enseñanzas de [Benito] Juárez de que el funcionario debe aprender a vivir en la justa medianía?”, agregó.

“Entonces, sueldos en el INE. Asesores, ¿cuántos, cuanto cobran? Transparentar todo. Aquí lo vamos a hacer. Luego, la renta de vehículos. ¿No podemos hacer una disminución? Viáticos. Estoy pidiéndole a quien me está ayudando a hacer la revisión que vea si tienen gastos médicos especiales. El seguro de gastos médicos. Es un dinero considerable. Nosotros ya quitamos eso en el Gobierno como parte de la austeridad”, señaló.

Y es que, desde noviembre pasado, se dio a conocer que, tan sólo Lorenzo Córdova cuenta con 11 de los 262 asesores contratados por el INE, algunos de ellos con sueldos cercanos o iguales a los del Presidente, además de que todos ellos gozan de prestaciones como prima vacacional, quinquenal, aguinaldo, seguro de vida y apoyo de gastos funerarios.

El plan de austeridad que podría sugerir la presidencia se debe a que, tanto el consejero presidente como el consejero Ciro Murayama, han insistido en que ya se han hecho todos las adecuaciones financieras posibles “sin afectar derechos políticos, derechos laborales del personal del INE ni actividades sustanciales”.

Sin embargo, el Jefe del Ejecutivo Federal sostuvo que “hay que ver si tienen lo de la caja de ahorro, que era una prestación especial, y van ver cuánto va a salir. Si hay voluntad, de ahí van a haber suficientes recursos. Luego, quiénes son los proveedores de la credencial. Revisar eso, a quiénes les han dado siempre los contratos. Una revisión, todos tenemos que informar, y tiene que haber escrutinio público”, por lo que López Obrador insistió en que “les voy a presentar formalmente un programa de austeridad. En una semana seguramente lo tengo. Es el remedio y el trapito”.

“La austeridad no es un asunto administrativo, es de principios. Se liberan muchos fondos para el desarrollo. No significa dejar sin recursos programas, es cortar el copete, el privilegio, no puede haber Gobierno rico con pueblo pobre. Presentaremos esta propuesta al INE, no con carácter obligatorio porque no tenemos es facultad, pero tenemos interés que se realicen la Revocación con casillas en todos los pueblos y que participen más del 40 por ciento”, dijo.