Por aumentos de precios al consumidor, Gran Bretaña nacionaliza empresa de “energía limpia”

Debido a los injustificados y muy significativos aumentos en los precios del gas y la electricidad que la empresa generadora y distribuidora Bulb aplicaba a sus un millón 700 mil clientes, el gobierno británico ha decidido nacionalizarla, por lo que en los próximos días designará un administrador para tal efecto, aplicando con ello una medida que no se había visto desde la crisis bancaria mundial de 2008, y que nunca se había visto para el sector energético.

A pesar de ser clasificada como empresa de “energía limpia”, la electricidad que genera Bulb a partir de tecnologías eólica y fotovoltaica solamente representa el 2.1 por ciento del total que la empresa distribuye, debido a que las condiciones climáticas recientes no permiten mayor operación de dichos métodos.

Por ello es que la empresa ha dependido cada vez más de combustibles fósiles para poder solventar las necesidades energéticas de sus clientes, sin embargo el alto costo de esos insumos, aunado a que la empresa intenta sacar un mayor provecho de la situación con un excesivo margen de utilidad, han provocado que los costos al consumidor crezcan de manera inusitada.

De acuerdo con el gobierno británico, los precios del gas y la electricidad en ese país se han cuadruplicado en lo que va del año, razón por la cual se ha tomado esta radical medida con Bulb, primera empresa en sufrir las consecuencias, pero podrían seguir otras, sin que esto signifique la completa estatización del mercado energético, pues le estaría reservado un porcentaje menor al 50 por ciento a la inversión privada, informó Ofgem, el organismo gubernamental regulador de energía.