Padierna queda vicepresidenta y no dejará que el PAN actúe a su antojo en San Lázaro

Después de gritos, sombrerazos, un manotazo del Presidente López Obrador y hasta una mentada de madre del Porfirio Muñoz Ledo, el PAN se hace del control de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, quedando favorecida la panista Laura Rojas para presidir el órgano legislativo.

A pesar de esto el blanquiazul no salió tan limpio como esperaba, pues aún tendrá una batalla de la que no se pudo librar, ya que la morenista Dolores Padierna no esperó ni un día para ponerle un “estatequieto” a la Dip. Rojas.

La Dip. Padierna afirmó no ver con malos ojos la elección de Laura Rojas como Presidenta de la Mesa Directiva de San Lázaro, sin embargo sí se opone a que Acción Nacional controle la Cámara porque tiene un “conflicto de interés”.

Doña Dolores, quien quedó como vicepresidenta de la Mesa Directiva, acusó al PAN de poner decenas de piedras a las decisiones de la mayoría en San Lázaro:

Muchísimos amparos en Puebla, Chihuahua, en la CDMX contra las decisiones mayoritarias de la Cámara. Es la primera vez que ocurre que un voto mayoritario y democrático es impugnado. Hemos litigado, ya son más de mil comparecencias, porque el PAN no asume que hay una nueva mayoría y esta negativa la han judicializado

Tras numerosas negociaciones con Mario Delgado, Coordinador de la bancada de Morena en San Lázaro, la Dip. Rojas se comprometió públicamente a retirar acciones de inconstitucionalidad y amparos si era elegida Presidenta de la Cámara, situación que Padierna no espero a recordarle una vez que logró su objetivo.

Laura Rojas, que es la tercera mujer panista en alcanzar la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, afirmó:

No usaré el cargo para beneficio personal y partidista, pues yo misma firmé e interpuse acciones de inconstitucionalidad contra la Cámara y quien representa a la Cámara es la Presidenta, lo que representaría un enorme conflicto de interés

A pesar de las constantes afirmaciones de imparcialidad y objetividad de la nueva Presidenta, Dolores Padierna volvió a recordar las críticas a Acción Nacional afirmando que dicho Partido “no reconoce la nueva realidad del México actual”.

Somos mayoría en ambas Cámaras [Senadores y Diputados] y debe respetarse; pero la derecha no se resigna, provocando constantes confrontaciones, aunque esperemos que con esto se subsane, para que dejen de negar las decisiones de la nueva mayoría