Organización Trotskista mexicana financiada desde Argentina, denuncia despidos en el DIF y culpa a la 4T

Por: @Lola_Rod

El Movimiento de los Trabajadores Socialistas de México (MTS), una organización trotskista que opera en el país y que es abiertamente financiada desde Argentina por el Partido de los Trabajadores Socialistas se han caracterizado desde por atacar de manera sistemática al ahora Presidente Andrés Manuel, considerando que el movimiento que éste encabeza no es de izquierda, por lo menos no de una izquierda que le convenga al MTS.

El MTS que desde hace años se ha declara anti Obradorista en más de una ocasión ha intentado infiltrarse en diferentes sindicatos nacionales y huelgas de suma importancia en el país, la mayoría de las veces sin mucho éxito.

Tras un intento fallido de entrar al sindicato de la jornada para reventar desde dentro, el MTS ha optado por “abanderar” luchas estudiantiles, siendo la más reciente la huelga de la Universidad Autónoma Metropolitana, donde pese al rechazo de la misma comunidad estudiantil de la casa abierta al tiempo, este grupo de choque cooptó a los trabajadores sindicales, tratando de redirigir sus demandas de aumento salarial a sus intereses particulares como grupo de ultraizquierda.

Otro episodio bochornoso que ha protagonizado dicha organización financiada desde el extranjero es cuando uno de sus líderes, por entonces catedrático de la UNAM, fue acusado de abusar sexualmente de una de sus alumnas, a lo que el MTS optó por usar a su brazo femenino “pan y rosas” (también financiado desde el extranjero y dirigido por mujeres de aquel país) para tratar de desmentir y revictimizar a la acusadora.

Esta vez el trotskismo mexicano ha vuelto a sacar los dientes contra la Cuarta Transformación, acusando que una de sus “militantes” ha sido amedrentada por la actual administración del DIF por denunciar algunos despidos, según ellos, por la austeridad que promueve AMLO.

Es así como no solo la ultraderecha se afina sus ataques contra el Gobierno de México, sino también organizaciones totalmente contrarias y radicales de “izquierda” también buscan mantener sus “beneficios”, mismos que por años han mantenido en la clandestinidad y cuyos turbios objetivos aún están por verse, pues el tiempo ha demostrado que este grupo solo defiende “causas” que les deja algún beneficio, pero ignoran demandas populares como los despidos de Luz y Fuerza del Centro y luchas de izquierda donde no se les permite ser el foco de atención y protagonismo.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea