En su habitual conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió el hundimiento en el cancelado aeropuerto de Texcoco.

El primer mandatario exhibió las imágenes tomadas por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) que muestran el hundimiento de la carretera Peñón-Texcoco, que pasa por un costado del cancelado NAIM desde su inauguración en 1993 hasta la fecha.

Por lo que consideró un gran beneficio el haber parado y cancelado su construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“Esta foto se tomó el 17 de octubre de 2022. Marca el nivel que se ha hundido la autopista, que es de 2.8 metros”, lee el reporte de la imagen enviada por el secretario Jorge Nuño Lara. La imagen muestra un pedazo del concreto de la carretera suspendido en el aire por una viga, quedando incluso por encima de los trabajadores de la SICT que realizaron el estudio.

El mandatario federal habló del hundimiento y señaló: “Es una cuestión de no dar el brazo a torcer, de sostener algo hasta en lo irracional porque no les afectó en nada. Al contrario, es un beneficio que no se haya hecho el aeropuerto en Texcoco. Fue un gran beneficio, una gran decisión, histórica”.

Esto al criticar que

“los que sacaban provecho, que se dedicaban a robar, pues con cierta lógica, aunque no estemos de acuerdo, pues tienen motivos para estar enojados. Pero hay muchos que, por falta de información o porque son muy conservadores, se enojan”. Insistiendo en los beneficios de la cancelación en 2018.

De igual manera, replicó algunas de las denuncias que había hecho con anterioridad a la obra del NAIM. Recalcando que “se llegó al extremo que, en el aeropuerto que estaban construyendo en Texcoco, todo el combustible que utilizaban era huachicol, así”. Acusación hecha por primera vez en 2019 por Javier Jiménez Espriú, entonces titular de la SICT

Con información de Reporte Índigo.

Advertisement