Sindicato Mexicano De Electricistas

No llevan ni 20 días de ‘crisis’ y los empresarios ya piden rescate

En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento.
John Maynard Keynes

Por: Jorge Barrientos

Y es que la imaginación, es una de las cosas que han carecido los economistas en cada una de las crisis de la época neoliberal; estos economistas y sus empresarios defienden el libre mercado y repudian la teoría de Keynes que habla de una participación activa del Estado en la economía para complementar el mecanismo de mercado del sector privado, pero cada vez que hay una crisis corren a copiar sus teorías y a solicitar la intervención del Estado para salvar empresas; para una vez superada, dejar todo a un lado otra vez y continuar con las prácticas que en un principio son las generadoras de crisis. Señalo que la mayoría de esos economistas que critican las propuestas de Keynes, son en su mayoría del MIT y de Harvard, curiosamente de donde han egresado la mayoría de los que en México han dominado la economía en toda la época neoliberal.

En su informe de este domingo 5 de abril y en sus conferencias mañaneras el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en dar la pista más clara del camino que seguirá para superar la crisis generada por el COVID-19; al nombrar a Franklin D. Roosevelt y su “New Deal” es claro en indicar que el modelo a seguir será del tipo que Roosevelt utilizó para sacar a Estados Unidos de la gran depresión, basado en la teoría económica de Keynes. Hoy incluso Canadá y Estados Unidos anuncian programas de ayuda priorizando a las pequeñas y medianas empresas.

Hay quien dice que este domingo el presidente no dijo nada, pero no solo dijo mucho en su mensaje directo sino también en el mensaje entre líneas con lo que dejó claro cuál será el New Deal mexicano y es que de manera directa anunció:

-500 mil créditos para pymes del sector formal
-500 mil para negocios familiares del informal (con 1er pago en 4 meses, a 3 años y bajo interés)
-42 mil millones de pesos en pensiones para adultos mayores
-10 millones 500 mil becas a jóvenes estudiantes
-356 mil créditos en las tandas para el bienestar
-230 mil sembradores con empleo permanente
-740 mil jóvenes trabajan como aprendices con salario
-35 mil millones de pesos para créditos personales para trabajadores del Estado
– 177 mil millones de pesos en créditos para vivienda INFONAVIT (genera empleos para construcción)
-Trabajos para servicios de agua potable, drenaje, pavimento y construcción y mejoramiento de 50 mil viviendas en zonas marginadas de 50 municipios del país
-Gasolina barata, pronta devolución del IVA y no aumento de impuestos

Todo esto en el tema de empleo, generará 2 millones y aquí quiero acentuar el apoyo indirecto que ha significado para todos la baja en combustibles que alcanza hasta el 30% y que apoya tanto a la economía familiar como a las empresas pues recordemos que uno de los argumentos que han usado para aumentar precios, es que los combustibles no dejaban de subir en sexenios pasados, pero ahora que han bajado nadie ha bajado el precio a sus productos o servicios, generándoles esto una ganancia adicional que en esta crisis seguro mucho ayuda, pero eso no lo contabilizan.

Pero no, lo que los grandes empresarios querían escuchar era que los salvaban a ellos, como no escucharon eso no escucharon nada, el presidente, según ellos, no dijo nada y todo sigue igual, y claro no faltan sus “ecos” en redes y en medios que repiten lo mismo.
Hay que recordar que dejaron un país quebrado y en parte por rescatarlos a ellos una y otra vez, incluyendo los bancos; hay que tener en cuenta que el presupuesto anual del país es de 6 billones de pesos, de los 6 billones anuales, el gobierno paga solo de intereses y comisiones cerca de 700 mil millones por deuda y del FOBAPROA otros 50 mil millones.

De lo que pagamos de impuestos a los préstamos que aprobaron los últimos dos ex presidentes es de casi el 12.5% del 34% del ISR que pagamos actualmente y se pagará por los próximos 35 años con los que nos endeudaron Calderón, Peña, Fox, Zedillo y Salinas.
Si no tuviéramos ese rescate bancario encima o sin los 9.5 billones de pesos adquiridos como deuda pública de los últimos dos sexenios, hoy el ISR podría ser solo del 23% y no del 34% ¿eso ayudaría mucho no? Por eso la insistencia en no endeudarse. Ojalá hubiera más dinero para todos, pero no lo hay.

Me parece justo señalar también que esta crisis lleva menos de 20 días, y ya muchos empresarios salieron llorando que están a punto de tronar que necesitan ayuda del gobierno.

Señor empresario, si su empresa no cuenta con un fondo para emergencias de cuando menos 3 meses y en una crisis de 5, 10 días (ya no sé ni cuántos con este encierro) está a punto de quebrar, o bien ya estaba quebrada, o no vale la pena como negocio, o está usted mintiendo.

Decir que llevamos menos de 20 días de crisis es útil para dimensionar el tamaño de lo anunciado el domingo por el presidente, pues son muchas las personas que serán beneficiadas con esas medidas y si el ciudadano de a pie tiene dinero, gasta, consume, hace que el dinero circule, situación difícil de ver cuando se reparte en la cima; eso es otro de los puntos de Keynes, que consideraba que los problemas de desempleo se generaban al haber falta de dinero, pues disminuyen las ventas y se pierden puestos de trabajo, en cambio cuando hay dinero hay demanda y la economía prospera.

Todo esto, lo ha anunciado el presidente, será sin endeudar al país, lo que evitará mientras pueda, así lo ha dicho. AMLO ha mostrado muchas veces que se va adaptando a la situación conforme se va presentando, pero también ha demostrado que su pragmatismo va siempre acompañado de astucia y es que de la negatividad a endeudarse ha pasado a sugerir la necesidad de la aplicación de una especie de “Plan Marshall” para países en vías de desarrollo, como el que se usó para rescatar a Europa después de la segunda guerra mundial y que ya hoy la misma Unión Europea solicita, un rescate de este tipo daría el acceso a líneas financieras muy distintas a los créditos leoninos del Banco Mundial, así que veamos cómo va evolucionando esta crisis llamada COVID-19.

¿Se imaginan ustedes a otro gobierno rescatando changarros, ayudando a los pobres y a los ancianos, terminando hospitales abandonados?
Yo tampoco. La muerte más célebre por COVID-19 será la del período Neoliberal. Y con eso se salvarán millones.
Y a los extraterrestres, primero investiguen, después opinen.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea