Luego de ofrecer todas las facilidades para que la marcha convocada por Claudio X. González para éste domingo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no es nada extraño que el único orador programado para el evento sea el ex presidente del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), José Woldenberg, pues el también es parte del conservadurismo: “No es ninguna novedad que José Woldenberg sea el único orador, es como el maestro político de Lorenzo Córdova y todo ese grupo”, dijo.

Durante la conferencia mañanera, que en esta caisson se llevó a cabo en las instalaciones de la Base Aérea Militar N.8 de la ciudad de Mérida, Yucatán, el mandatario celebró que se realice esa manifestación, pues en prier lugar, tienen todo el derecho a disentir y, en segundo lugar, se quitan máscaras y se combate a la simulación, que es lo que más afecta en México.

Y es que, “está comprobado que los consejeros del INE y los magistrados del Tribunal no garantizan imparcialidad ni elecciones limpias, forman parte del fraude electoral, dice al mencionar otra vez que le robaron la Presidencia en 2006”, por lo que insistió en que los consejeros deben ser elegidos por el pueblo, y “no los partidos porque se reparten en acuerdos cupulares a quienes van a ser consejeros”.

“En México hay mucha simulación, había partidos paleros, hasta no hace poco, y en el período neoliberal se hablaba de la sociedad civil, de los independientes, de los que no tenían partido, de los que repudiaban a los partidos. Puro choro mareador, todos agarrados de la mano”, sostuvo.

Sin embargo, el Presidente sostuvo que “es muy bueno” que la marcha sea convocada por Claudio X. González, cabeza visible de la élite neoliberal, “porque se mediatiza la simulación”, pues estos “son tiempos de definiciones y ofrezco disculpas para lo que no piensen de la misma manera. Eso sí es dictadura”.

López Obrador recordó que existen dos proyectos distintos y contrapuestos de nación: “Juárez decía: los reaccionarios también son mexicanos; pero somos distintos. A ellos los mueve el interés por el dinero, ese es su verdadero Dios. Son racistas, clasistas, aspiracionistas, sabiondos, déspotas, maltratan a sus trabajadores y en vez de llamar a los meseros les hacen como sonido de perro. El bloque conservador quiere agarrar, en el fondo, bandera en contra de nosotros, están muy molestos porque se acabaron los privilegios, ya no se permite robar. Les molesta mucho a los conservadores decir que hay racismo y clasismo, eso los pone muy enojados”.

Finalmente, el Presidente de la República recordó al pueblo que “Yo estoy aquí por el pueblo y es al que respeto, al que me debo, es mi único amo, no me puso Claudio X. González, ni los empresarios ni los medios”.

Advertisement