Luego de que los organizadores de la marcha convocada por Claudio X. González para el próximo fin de semana cambiaran, una vez más, la logística de la protesta, el Presidente Andrés Manuel López Obrador le reiteró que ofrece todas las garantías para lleven a cabo su evento sin dificultades.

Y es que, aunque el trayecto original estaba planeado para llegar al Hemiciclo a Juárez, pasando por el Monumento a la Revolución, el mandatario federal les sugirió llegar al Zócalo de la Ciudad de México, pues en su mayoría, ellos no comulgan con los principios juaristas, sin embargo se quejaron de que la principal plaza del país estaría ocupada, por lo que el titular del Ejecutivo federal pidió a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que el Zócalo se encontrara libre para el día de la marcha, a lo que ésta accedió.

Sin embargo, los organizadores decidieron ahora acortar el recorrido, incluyendo una pequeña caminata de la glorieta del Ángel al Monumento a la Revolución, pero se quejan de que una carpa de la Secretaría del Bienestar se encuentra instalada en la plaza, por lo que el Jefe del Ejecutivo aseguró que sería retirada, ofreciéndoles todas las facilidades para la realización de su protesta, pues tienen todo el derecho a manifestarse y ejercer su derecho a la libre expresión de las ideas.

“Ahí se van a dar también todas las facilidades, es un derecho que tenemos los ciudadanos de manifestación que costó mucho conseguirlo a lo largo de nuestra historia porque no se permitía la libre manifestación de las ideas, ni el libre tránsito para expresar protestas durante siglos, esto es un derecho conquistado por movimientos sociales, democráticos y la libertad pues no se implora, la libertad se conquista”, dijo el Presidente de la República.

López Obrador recordó que, cuando era oposición, los gobiernos locales intentaban frenar sus marchas, bloqueando las plazas donde pretendía realizar mítines, decomisándole el equipo de sonido, intervenciones de la policía y hasta, en alguna ocasión, enviando personas para aventarle huevos.

“Yo tuve que intervenir para no caer en la provocación”, recordó, y por eso “no podemos nosotros, es un asunto de convicciones, por eso hay que dar todas las facilidades para que se manifiesten en el Monumento a la Revolución, además, no se iban a sentir cómodos en el Hemiciclo a Juárez ni el Benemérito (…) ahí está bien que puedan manifestarse”, finalizó.