Sindicato Mexicano De Electricistas

Mafaldeando en tiempos de coronavirus

“¿Se puede tener exceso de conciencia social? la respuesta es sí y a mí me ocurre”

@_BarbaraCabrera

18 de marzo, fecha de mi cumpleaños y este 2020 lo celebro en miércoles día en que lanzo mi Nornilandia. Pensé dedicarla a hablar exclusivamente de Mafalda, mi alter ego. No obstante, debido a los temas álgidos de la agenda socio-política –viralizados en las redes sociales- opté por aún hablar de ella pero con la perspectiva de los tiempos que nos está tocando vivir: los del coronavirus, el cual a pesar de tratarse de un asunto meramente médico y técnico, la rapaz minoría en México ha preferido tomarlo de rehén, hacerlo suyo y politizarlo.

Esta columna la dividiré en cuatro subtemas. En cada uno de ellos intercalaré diálogos de Mafalda, mi posicionamiento y reflexiones, además de información relevante para estar informados y de esta manera combatir no solo las Fake News que a la menor provocación producen aquellos que aún no entienden que tuvieron el poder y lo perdieron.

¡Comenzamos!

1. Hablando de Borolistas y la oposición moralmente derrotada

Está socialmente demostrado que la ridícula minoría en este país no ve, no escucha, no oye… lo que le conviene. Asimismo debido a su cinismo exacerbado no temen a hacer el ridículo una y otra vez.

Lo digo porque tratándose del asunto que atañe esta Nornilandia –el coronavirus- parecen no estar al tanto que desde principios de febrero el Gobierno de México informa diariamente sobre ello, lo cual incluye conferencias de prensa vespertina, así como datos, infografías con información socializada desde las redes sociales y más allá. Además se han tomado las acciones necesarias ante las fases del COVID-19, sin propagar el pánico como ciertos gobiernos estatales neoliberales que prefiero no nombrar.

Como dijo alguna vez Mafalda “Algún día me sentaré a analizar quien me enferma más: si Susanita o la sopa”, aunque pensándolo bien los Lozanos, los Borolas, los Calderones, los Fox, los Peñas, los Mauleones, las Dresser, los Arneses, los Pascales y demás moralmente derrotados, son igual de nocivos para la democracia.

No hay duda, respecto a los Borolistas y los moralmente derrotados, tomemos como referencia a la eterna y contestataria niña de 6 años: “Nunca falta alguien que sobra”

2. En cuanto a las Fake News y la #PrensaCarroñera, #PrensaSicaria

Cual buitres, la oposición apoyada en los medios de comunicación chayoteros, se muestra ansiosa para que el coronavirus cobre vidas, son tan vulgarmente rapaces que propagaron como pólvora la supuesta muerte de un empresario, divulgan imágenes falsas, crean pánico y sensacionalismo con sus encabezados y todo ello lo llevan a las redes sociales.

Digamos al estilo Mafalda que “Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen” expresión hecha realidad con la #PrensaCarroñera, la #PrensaSicaria de estos tiempos.

Bien lo dijo hace un par de días la Dra. Beatriz Gutiérrez Müller “el peor virus es la ignorancia” y tal parece que los medios que gozaban de las mieles del chayote en la época neoliberal, hoy pretenden que dicho mal se propague ¡no se los permitamos!

En esta época de posverdad, noticias falsas y de revolución digital, estamos ante una orgía de información, ante un bacanal de conocimiento. Por ello, para derribar las barreras del statu quo: escuchen, vean, lean y contrasten más todo el tiempo.

3. Tratándose de la ciudadanía

Apunta Mafalda: “Sí, ya sé, hay más problemólogos que solucionólogos, pero ¿qué vamos a hacerle?” Al respecto, sépanse algunas medidas básicas para combatir el coronavirus. Veamos:

Lavado frecuente de manos preferentemente con agua y jabón (de preferencia líquido) y que al menos dure 30 segundos. En caso de no contar con agua y jabón se puede usar gel anti bacterial con base alcohol al 70%
Etiqueta respiratoria que consiste en tapar nariz y boca al toser o estornudar, con ángulo interno de codo, o para que lo recuerden mejor: tosan y estornuden como Batman. Además, no olviden lavar manos después de hacerlo.
Saludo a distancia, es decir, evitar el saludo de mano, abrazo y beso.
Recuperación efectiva, lo que representa no salir de casa en caso de presentar síntomas compatibles con COVID-19 (fiebre y/o tos)

Además, es oportuno divulgar la información gubernamental oficial, como la convocatoria para la Jornada Nacional de Sana Distancia generada desde la Secretaría de Salud que invita a la suspensión temporal de actividades no esenciales de los sectores público, social y privado a partir del lunes 23 de marzo de 2020. (Para ampliar la información consúltense en Twitter las cuentas oficiales @GobiernoMX y @SSalud_mx)

Porque mantenernos informados a través de fuentes oficiales y verificadas es parte fundamental para combatir el coronavirus.

Recientemente lo apuntó el Presidente López Obrador “Debemos actuar con serenidad y no dejarnos manipular” y al estilo mafaldeando “¡Sonamos, muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!”

4. Construyendo el futuro y un mejor país

“¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?” así, tal cual lo expresa Mafalda, quien presurosa llega con sus amigos para alertarlos de tal situación, debemos llevarlo a cabo. Toda vez que hoy –más que nunca- México requiere una ciudadanía informada, participativa, constructiva y adecuada a los tiempos de cambio donde está en marcha la Cuarta Transformación de México. Construirla está en nuestras manos, lo cual incluye sumar a aquellos que aún no digieren la necesidad de sumar, y de alejarse de aquellos políticos que ensangrentaron a México y que amenazan con regresar.

En este sentido mi llamado alude al “abrazos no balazos” y al “amor con amor se paga” estandarte del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que a su vez conduce a la afirmación de Mafalda que en una de sus tiras indica: “Ya que amarnos los unos a los otros no resulta, ¿por qué no probamos amarnos los otros a los unos?”

Y ustedes ¿cómo están viviendo los tiempos del coronavirus? ¿Acaso lo transitan Mafaldeando? O tal vez ¿el egoísmo de Susanita los invadió? o bien ¿lo viven sin entender nada, pero aprovechando el momento para vender productos como Manolito?

Como sea, sirva esta Nornilandia para al estilo Mafalda –quien desde su humilde sillita formula un llamado a la paz mundial- hacer un llamado para mantenernos informados, no caer en pánico, ni sucumbir en la tentación de compartir información sin antes verificar su veracidad: ¡digan no a las Fake News!

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.