Los mexicanos sí podemos

Por @Fidel_el_de_acá

Una idea que se ha tratado de implantar (y se sigue haciendo) en el subconsciente del colectivo es que “los mexicanos somos incapaces de hacer las cosas”. Para ello durante años y de manera sistematizada se ha estudiado el comportamiento de nuestro pueblo y se ha fomentado la poca educación, conformismo, la ignorancia de los mexicanos (o al menos de las masas), la falsa idea del esfuerzo individual por encima del colectivo, entre muchos otros aspectos, y con ello justificar la “incapacidad de nosotros como pueblo” para realizar los proyectos que se requieren en beneficio de la Nación.

Debido a los intereses económicos de pequeños grupos de poder, se ha usado esta “supuesta incapacidad de que no podemos hacer las cosas” para favorecer a compañías extranjeras o mexicanas siempre y cuando estas compañías sean de ese pequeño grupo de poderosos empresarios, que durante años se han encargado de corromper a la clase gobernante de México, al grado tal, que hemos llegado al punto de que se reprenda o trate al presidente de la Nación como a uno de sus empleados, como en el lamentable suceso del representante en México de la empresa española OHL (ahora conocida como Aleatica), José Andrés de Oteyza retando a Enrique Peña Nieto

Foto: Especial

Parte de este adoctrinamiento, carencia de conocimientos o idea preconcebida de no poder hacer las cosas, promovida desde el poder en México tiene que ver con la educación y con del manejo de la información que se entrega a la población desde los medios convencionales o tradicionales como televisoras, radio y prensa escrita y que nos mantuvieron en un cerco informativo que les funcionó durante años, hasta el surgimiento de las redes sociales en México

Como parte de esta realidad, para el Gobierno del Presidente López Obrador, es de vital importancia el hacer llegar la interconexión de Internet a todos los rincones del país y hacer esto de manera gratuita. Es por ello que en la conferencia del Presidente del 17 de Enero de 2019, se anunció que habría acceso gratuito a Internet en carreteras, plazas públicas, hospitales y escuelas. Ese día se anunció que se haría una licitación desde cero de la Red Troncal de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que se cuenta ya con cobertura del 26% del territorio nacional. Se licitarían 26,000 km de fibra óptica y como contraprestación, la empresa o empresas que obtuviesen la concesión ofrecerían Internet gratuito en carreteras, plazas públicas, hospitales y escuelas. Indicó que solo el 25% del territorio nacional tenía cobertura de telefonía celular y que el Estado tiene la función social de garantizar la comunicación a todos los mexicanos ya que es un derecho.

A finales de Marzo de 2019 se invitó a empresas a la licitación de 50,000 Km de fibra óptica de la CFE. “Voy a hablar personalmente con los dueños de las grandes empresas de la comunicación en el mundo. Los que tienen las tecnologías más avanzadas, para invitarlos a participar en la licitación, para que no se declare desierta”, indicó el Presidente.
A pesar de este esfuerzo, la licitación de declaró desierta y a el 11 de Mayo en Nayarit, el presidente anunció que dará internet gratis a todos los mexicanos. Indicó que el gobierno pondrá su propia empresa para conectar con Internet a todo el país, porque “para las compañías no resulta rentable y no dan servicio en pueblos apartados”.
Durante el tiempo que lleva el gobierno de López Obrador hemos visto como los grupos que ostentan el poder económico en México, han lanzado una serie de amenazas, noticias falsas y han tratado de desvirtuar la capacidad del gobierno para conducir al país. En relación al tema de la gratuidad de Internet en todo el país, me llamó la atención la declaración del empresario Carlos Slim donde respondió al presidente que “Se deben tener redes de comunicación avanzada de última generación y muy alta penetración poblacional y territorial que ofrezcan conectividad a todo el país y al menos en los lugares remotos a los centros de educación y de salud, eso es fundamental y eso no necesariamente tiene que ser con cablecitos y fibra óptica como tal, puede ser vía satelital, tiene que haber una cobertura tal, porque estas redes son el sistema nervioso de la nueva civilización”, en la inauguración de la XXV Reunión de la Fundación del Círculo de Montevideo

La red actual en operaciones de CFE

Actualmente ya existe una infraestructura instalada y en operaciones de la red Troncal de CFE. Se cuenta con una red de fibra óptica que hace uso de las torres que soportan los tendidos de la red eléctrica que se pueden ver a lo largo y ancho del país. Las comunicaciones de CFE de voz y datos (aplicaciones propias e Internet) hacen uso de esta red de fibra óptica y en cualquier oficina de CFE se puede levantar el teléfono y esas llamadas se realizan por la esta red sin necesidad de usar redes telefónicas de terceros. Lo mismo para las aplicaciones de control, monitoreo, cajeros, Internet y cualquier servicio digital, que desee implementarse.
Las torres de transmisión eléctrica llevan en la parte superior o copete un cable de guarda, que entre otras cosas sirve para aterrizar las torres y mantenerlas libres de descargas atmosféricas. Pues bien, CFE ha ido reemplazando esta línea de guarda de cable eléctrico, por cables de fibra óptica que pueden tener varios hilos de fibra (comúnmente llevan 36 hilos) que llegan a cada subestación eléctrica. De las subestaciones pasan a centros de operación y de ahí a las agencias de CFE, así como a las oficinas administrativas, operativas y a los cajeros donde se realiza el cobro del servicio de suministro eléctrico.

La complejidad de una red de Internet gratuito para todo México

Es evidente que el proyecto que está emprendiendo el Gobierno de México es muy grande y complejo, pero es técnicamente posible y el nivel de ingeniería y experiencia que existe tanto en CFE, como en ingenieros mexicanos es suficiente para lograr un buen término de este proyecto. Se tendrá que hacer un diseño que contemple todo lo que se pretende hacer, ya que si inicialmente el objetivo de la licitación que se declaró desierta, era para proporcionar Internet gratis en carreteras, escuelas, hospitales, etcétera, ahora, al anunciar que el gobierno desea tener su empresa de telecomunicaciones, se puede contemplar la prestación de servicios no sólo para Internet sino para ofrecer, como se requiere servicios de telefonía celular, y eventualmente ofrecer servicios conocidos como “triple play” que incluyen televisión privada, telefonía e Internet.

Ante la negativa de las empresas de participar en el proyecto inicial, se tiene la posibilidad de tener una sólida empresa de telecomunicaciones nacional que ofrezca el triple play, así como acceso de última milla a las empresas que lo requieran y que ya operan en la actualidad, y para las empresas que deseen establecerse por el nuevo interés que está despertando la política libre de corrupción del estado mexicano.

Ventajas de una red nacional del Estado

Para el diseño, instalación y operación de una red se deben tener en cuenta los equipos que se utilizarán en la red. Los equipos de switcheo, enrutamiento, conmutadores, administradores de ancho de banda, etc. En resumen, todos los equipos que se tienen que adquirir e instalar. De igual manera se debe considerar los enlaces que se utilizarán para la interconexión de esos equipos: Enlaces dedicados que normalmente se contratan a las compañías de telecomunicaciones que los ofrecen y que pueden ser fibra óptica, enlaces de microondas, o enlaces satelitales entra otras tecnologías.
Una parte muy costosa de una red de telecomunicaciones de cualquier tamaño no son sólo los equipos que se necesitan adquirir para tener una red. Lo que resulta costoso a la larga es la renta de los medios de transmisión que se utilizarán en ella. Lo que se paga mensualmente por los enlaces de fibra óptica comúnmente conocidos con Red Digital Integrada, los enlaces de microondas rentados a terceros o lo que puede llegar a ser más caro, los enlaces satelitales.

Pensar en que no se tendrá que pagar rentas a compañías por estos servicios o que se minimizarán los costos de operación, es un aliciente para desear tener una red nacional propia de telecomunicaciones.

Cabe también hacer mención de algunos factores que se tiene como ventaja y que normalmente tienen que cubrir las empresa de telecomunicaciones. Uno de ellos es el derecho de vía, que es la superficie de terreno de anchura variable y que es administrada por la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT) para la instalación de fibras ópticas. Otro aspecto es el uso gratuito del espectro radioeléctrico y que también es un bien de la nación y sobre la cual operan televisoras, estaciones de radio, empresas de telefonía celular y que han hecho usufructo de este bien nacional. Vale la pena hacer notar que algunas de las empresas que hacen uso de este espectro eléctrico y que tienen concesiones de patrimonio nacional, ahora están en franca oposición al gobierno de México y eso constituye desde mi punto de vista una deslealtad o ingratitud con la Nación.

Otra ventaja de contar con una empresa propia de telecomunicaciones es que además de poder llevar Internet y servicios digitales de intercomunicación a la mayor parte del país, se podrá facilitar la inclusión de los muchos mexicanos al sistema bancario que no tienen una cuenta. Actualmente hay 54 millones de usuarios con por lo menos una cuenta y 25 millones que no tienen ninguna. Esto solo abarca a la población entre 18 y 70 años. Por lo menos hay otros 15 millones con más de 70 años que no sabemos si tienen cuenta o no y se requiere incluir a los más pobres en el sistema bancario para hacer los depósitos de los apoyos federales directamente a sus cuentas sin la necesidad de pasar por terceros.

Finalmente y no menos importante, es que todas las dependencias federales y estatales que cuentan con redes de telecomunicaciones, podrían hacer uso de la red nacional de telecomunicaciones con lo que se aprovecharía mejor el presupuesto federal y de los estados por concepto de telecomunicaciones. En estos tiempos de austeridad republicana contar con una red propia de telecomunicaciones es sin duda una gran ventaja. Pudiera darse el caso de que así como hoy vemos que muchos medios están quedándose sin sus entradas habituales por tener al gobierno como sus principales fuentes de ingresos, estaríamos ante la posibilidad de que algunas empresas de telecomunicaciones en la actualidad pudieran tener fuertes reveces económicos.

Los esfuerzos anteriores: México Conectado

Poco se ha hablado en la actual administración del proyecto México Conectado y puede ser motivo de análisis en otra columna, solo basta decir con que el proyecto de la administración de Peña Nieto fue un fracaso, que se instalaron a accesos a Internet ordinarios, deficientes, con costos muy elevados y que para muestra baste decir que se entregaron tabletas a alumnos que no se pudieron conectar. Miles de millones de pesos se usaron para ese proyecto y hoy esta red se encuentra en desuso. Una muestra clara del tipo de gobierno y proyectos de las administraciones pasadas: dinero a manos llenas para empresas y funcionarios corruptos, sin obtener ningún beneficio.

Los mexicanos sí podemos

La postura del Gobierno de México ha sido, siempre de cordura y respeto y no se desea la confrontación con nadie y siempre se ha hecho un llamado a la integración y trabajo de todos en beneficio de todo el país.
Desde mi punto de vista, en México podemos tener una empresa de telecomunicaciones propia y muchas cosas que nos fijemos como Nación. Si no te tienen las tecnologías, se adquieren y si no se tienen los conocimientos se contrata a expertos mundiales.
Aludiendo las palabras del presidente expresadas en Nayarit, a las empresas no les resulta rentable dar servicios en lugares apartados, y eso se entiende, ya que el interés económico para algunos empresarios está por encima del interés nacional. Pero es mi opinión que con dedicación, esfuerzo trabajo y amor por México, podemos llevar a buen término esta iniciativa del Gobierno de México.