Los ‘independientes’ dependientes del viejo régimen

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Las minorías que acostumbraban a vivir obscenamente de los mexicanos, extrañan el México que se les fue el 1 de julio de 2018.

Extrañan el pasado reciente donde sucedían cosas importantísimas que ni en los países tercermundistas podrían suceder.

Hoy tenemos un gobierno democrático, un poder judicial cambiando de piel y demostrando que sí se puede cooperar con el ejecutivo para lograr un país mejor.

Sin embargo, esos delincuentes políticos, abusando de la ignorancia de sus seguidores, siguen pataleando, siguen llorando, siguen confundiendo a la gente y siguen extrañando las bajezas a las que estaban acostumbrados.

En el pasado reciente y antes del 1 de julio de 2018, sucedían las peores bajezas en la política y los órganos que deberían resguardar la democracia, la ley y los valores.

Por ejemplo la intervención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en las elecciones presidenciales pasadas, pudimos comprobar que que el estado de derecho, no era más que un tapete mal oliente, como lo dice el ahora presidente: era un estado de chueco.

El estado de derecho era pisoteado por las órdenes de los jefes supremos de los 3 poderes de la unión, incluyendo al ejecutivo quien también obedecía órdenes de un jefe.

Misteriosamente después de la cena del cumpleaños número 70 del autor de la devaluación histórica de 1994 (Carlos Salinas de Gortari), sucedieron cosas dignas de una película que debía llevar por nombre, “El que no debe ser presidente”

El poder judicial recibió la orden de incluir a Jaime Rodríguez Calderón en la boleta. Un fraude a la ley y al sentido común.

Margarita Zavala, El Bronco y Rios Piter fueron los que para alcanzar la candidatura a la Presidencia de la República, consiguieron credenciales falsas, hasta de gente muerta, copias alteradas con corrector, etc… El último no completó ni con ese fraude.

El hecho de incluir a Margarita, ya era una desvergüenza pues cometió fraude en la recolección de firmas.

“El Bronco” fue claro en su mensaje inmediatamente después que los magistrados lo autorizaron incluirlo en la boleta. Que su misión no era ganar la presidencia de la República, sino impedir que ganara Andrés Manuel López Obrador.

Esta información, aún sigue disponible en la página de facebook del Bronco.

El llamado Bronco, ese tipo rupestre y machista. En un tiempo fue la esperanza de cambio en N.L. Pero al final demostró su condición PRIISTA

Sus patrocinadores apostaron por una fórmula donde se marginaría el debate, se privilegiaría la injuria y el miedo hacia AMLO. Afortunadamente ya no pudieron con el pueblo que ya estaba harto de ellos.

El pueblo ya no tenía miedo, estaba harto.

Es inexplicable desde cualquier punto de vista y del sentido común, como es que con todos sus fraudes documentados por la prensa, sancionados por el INE y obviados por cuatro magistrados del TEPJF dignos de Tres Patines, sin su chapucería, el bronco fue uno más de los síntomas de nuestra hasta entonces moribunda democracia. Y sin embargo, lo incluyeron en la boleta.

Colocar un candidato más para buscar la derrota de AMLO no es delito. Ya teníamos a tres candidatos buscando lo mismo.

El trasfondo es la mano que buscaba volcar esta cuna. El Bronco solo era un cachirul que venía a repartir golpes bajos, a hacerse campeón del juego sucio, por instrucciones de quien siempre movió la cuna en todos los poderes del estado. Pero ese jefe, colocó a un raquítico David y sin honda frente a fuerte Goliath con su tigre.

Por supuesto, las plumas encantadas y los comentaristas que recibían sus moches del gobierno, decían maravillas ante la ‘creatividad’ de las chapuzas del Bronco.

Esos comentaristas ya habían asegurado su futuro con la ley chayote en ese entonces aprobada por el PRI-PVEM-PANAL.
Por eso extrañan ese pasado reciente donde el rey de todos era el dinero robado de quienes más lo necesitan, (los mexicanos)

Pero lo peor no es que cuatro jueces de millonarios salarios e impunidad garantizada coronaran las trampas de Zavala y el Bronco.

Alinear al Bronco fue para entorpecer los resultados en el proceso. ¿Y qué sucedió? No lograron hacer la mínima mella al hoy presidente.

No les queda más que hacer rabietas y resignarse, pero como todos los animales venenosos, no mueren sin aventar veneno a diestra y siniestra, no mueren sin morder.

Si el TEPJF en el pasado fue una desgracia por su mezquina destrucción de la ley, por obedecer órdenes. Esperamos que esta demostración de buena actitud del Presidente de la suprema corte de justicia de la nación (Arturo Zaldívar), contagie a todos los magistrados y se unan para la transformación de un México nuevo, y destierren a esa delincuencia política que representa el PRI y el PAN quienes obedecían órdenes de esos jefes que hoy apuestan para que le vaya mal a México.

Mexicanos, unámonos y respaldemos este cambio, dejemos la mezquindad, aportemos a este cambio en lugar de aportar a los criminales que siempre han abusado de México.

Eli González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista