Los feminicidios con Felipe Calderón en 2009

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Los feminicidios en nuestro país son el resultado de la mala educación que le estamos dando a nuestros hijos. Somos nosotros los que tenemos en nuestras manos el futuro y lo estamos destruyendo.

Hemos perdido el carácter para educar, se han creado leyes que han permitido el crecimiento de la delincuencia debido a que nos han restado autoridad a los padres y a los maestros.

Hoy día todo lo que sucede en México, es justo lo que ha venido sucediendo durante más de una década. El problema no es de hoy, él problema es añejo pero cada día crece más porque no educamos, no enseñamos valores, no corregimos a nuestros hijos. Algunos padres, hasta les tienen miedo a sus hijos.

Nadie voltea a ver el pasado, ese pasado donde el respeto era una de las mejores virtudes del ser humano. Un padre y una madre eran una verdadera autoridad en casa, y un maestro era una real autoridad en la escuela.

Hay un sistema podrido que le conviene que la sociedad se deteriore y se auto destruya, pero nosotros debemos frenarlo ya.

¿Que es el feminicidio?

Son los asesinatos cometidos contra mujeres, por parte de hombres que las matan por el solo hecho de ser mujeres, motivados por la misoginia y el sexismo.

La ciudadanía ignorante y los políticos, utilizan los casos de mujeres asesinadas para golpeteo político y no por verdadera preocupación.

En algunos casos hay mujeres que han sido asesinados por venganza, por estar en el crimen organizado o por otros temas que no tienen nada que ver con el feminicidio. Pero a la política le sirve para golpear al adversario.

Por supuesto hay muchísimas mujeres en el mundo que están siendo asesinadas por el hecho de ser mujeres y nuestro país no es la excepción. Esto si es feminicidio.

En 1993, la denuncia de feminicidio de las muertas de Juárez, (Ciudad Juárez Chihuahua) marcaron el precedente en la visibilización de este delito tanto en el ámbito de México como en el ámbito internacional.

En noviembre de 2009 siendo presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó el primer fallo internacional sobre feminicidio responsabilizando al Estado mexicano por la falta de diligencia en las investigaciones.
Hoy Felipe Calderón ya olvidó sus casos.

Ese fallo por feminicidio de 2009 fue por la desaparición y asesinato de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez en el conocido como Caso Campo Algodonero.

Ya con Enrique Peña Nieto en tan solo el año 2016 se registraron 1678 jóvenes desaparecidas en México. 150 de ellas menores de edad.

El Estado de México gobernado por el PRI es uno de los lugares que encabezan las estadísticas de feminicidios en el país.
Tan solo de 2006 a 2013 ocurrieron 3,000 asesinatos de mujeres.

En 2016 ejecutaron a 591 mujeres, además de contar con once municipios con alerta de género.

Otras entidades que han ido en incremento de ataques mortales a mujeres son: Guerrero y Michoacán, entidades en la que en 2016 se declaró la la alerta de género en 14 municipios, seguidos por Chihuahua, Jalisco y Oaxaca.

En 2019 se tuvo registro que en los últimos cinco años de acuerdo con el reciente informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Justicia, ya van 240 casos de feminicidio, 686 víctimas de asesinato, 113 secuestros y 705 por extorsión contra ellas.

El feminicidio es una realidad. Pero esa realidad solo la puede revertir la educación, el carácter de los que hoy están en vías de ser padres, en esta sociedad que ha perdido autoridad sobre los hijos.

Elí González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista