LOS BOTS NO VOTAN

@_BarbaraCabrera

“Los bots y troles son un virus que rompen con la normalidad o realidad del debate público de las redes sociales”

@infodemiaMex

Ha quedado de manifiesto que en los hashtags –algunos de los cuales llegan a ser Trending Topic– lanzados por la derecha –conglomerada en #OposiciónMoralmenteDerrotada- existe mano negra, esto es, de suyo tienen un manejo lúgubre y tendencioso. Y para posicionarse, se ha demostrado que hacen uso de bots para alimentar ciertas “causas” e intentar desprestigiar el cambio de régimen por el cual transitamos a nivel federal, seguidos muy de cerca por los trolls que nada o muy poco aportan a la conversación en las redes sociales. Ambos igual de nocivos, no solo para las benditas redes sociales, sino para la democracia. Ya que su misión es desinformar para desprestigiar; y ante el caos, aprovechar la ocasión para infiltrarse a cargos públicos.

Razón por la cual es lógico que 2021 tenga muy tensa a la oposición moralmente derrotada, y debido a su falta de argumentos, atacan con sus bots y trolls a sueldo. Su desesperación es notoria en cada decisión que toman. Veamos algunos ejemplos:

El berrinche de los “goberladrones” de abandonar la CONAGO y agruparse haciéndose llamar “federalistas” con la única finalidad de exigir más dinero público; es evidente, no están interesados en el bienestar de sus Entidades; lo suyo son recuperar los privilegios, derrochando el erario y endeudándose a la menor provocación.

Las fallidas manifestaciones a pie, donde apenas se ven unos cuantos; y que decir las llevadas a cabo desde la comodidad del automóvil; o bien, la que los condujo a instalar casas de campaña vacías en el zócalo capitalino para exigir la renuncia de un Presidente apoyado por millones de mexicanos. Todas ellas acompañadas de pancartas con mensajes absurdos y desinformados, redactados desde su más profunda ignorancia y odio exacerbado.

Otro ejemplo lo encontramos en cada acción orquestada para agredir al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Quienes perdieron los inmerecidos privilegios están dolidos porque el cambio de régimen da prioridad a los más desfavorecidos; están asustados debido a que se está combatiendo la corrupción sin gatopardismo, ni simulaciones; además, se encauzan políticas públicas para el bienestar de una nación herida por los embates del antiguo régimen, así es me refiero al neoliberalismo.

Que decir de los ataques que un día sí y otro también recibe el Dr. Hugo López Gatell de los damnificados del chayote, por el manejo de una pandemia que azota al mundo, con un virus llamado COVID-19, que tiene entre nosotros un año y el cual continúa siendo estudiado a nivel mundial. A ellos, no les importa la información diaria que provee el Gobierno de México; no quieren saber nada de la estrategia bien  trazada, planeada y definida por la Secretaria de Salud Federal; estrategia reconocida, seguida e implementada por algunos países. Mientras tanto, algunos gobiernos estatales (esos que forman el “cartel federalista”) no hacen su tarea, malinforman, amenazan a sus ciudadanos; se endeudan sinrazón, reprimen a quien no porta cubrebocas o aprietan botones de emergencia; y todo  porque sus incapacidades, no les da para más.

Algo para tener en cuenta de esos moralmente derrotados es que están desempolvando a personajes impresentables a quienes lanzan al ruedo después de lavarles su carita con agua y con jabón (ahí tenemos a los exsecretarios de salud del neoliberalismo haciendo el ridículo al presentar una fórmula para salir de la pandemia en 8 semanas. Uno de ellos, recientemente fue nombrado por los naranjas como su personero para las elecciones 2021 en la CDMX), y para cobijarlos sueltan a sus bots y trolls, para denostar a quien no los acepta.

Es tiempo de depurar las benditas redes sociales de estos virulentos personajes. A continuación algunos consejos para neutralizarlos:

No les den like, mucho menos retweet. No hagan notas que den difusión a su odio y fake news.

No reaccionen ante sus provocaciones; eso es precisamente lo que buscan, que lo hagamos, para adquirir notoriedad.

Absténganse de comentar sus publicaciones, si lo hacen, les damos una inmerecida importancia. Dejemos que entre ellos se lean y comenten. Nosotros continuemos unidos aportando ideas y argumentos para consolidar el cambio de régimen llamado Cuarta Transformación de la vida pública de México.

Para evitar su toxicidad existen mecanismos para erradicarlos: puedes silenciarlos, bloquearlos o denunciar sus tweets o posts.

En suma, no les sigamos su juego, lo cual representa no darles notoriedad; recuerden que una de las reglas más extendidas en Twitter es “no alimentes al troll” (súmese a esta regla, a los bots)

Los bots no votan, ni salen a manifestarse. Eso es claro para nosotros, pero no lo es para quienes se empecinan en formar parte del minoritario club de la oposición moralmente derrotada. Es evidente a través de sus fracasadas manifestaciones; o cuando Margarita Zavala y Felipe Calderón intentaron registrar un partido político y fallaron en la faena; mientras en las calles solo unas decenas salieron a indignarse por ello; es decir, sin fraude no pueden; acuérdense cuando el Borolas celebró su “triunfo” presidencial expresando el “haiga sido como haiga sido”, a pesar de ese vulgar 0.56%. ¡Ah! pero que tal pataleó y amenazó de que le cometieron fraude cuando el Tribunal Federal Electoral determinó no dar el registro a México Libre por no tener certeza del 8% de las aportaciones recibidas por dicha agrupación; ahí si no aplicó su máxima ¿verdad Felipe?

A ver Borolas repite conmigo: los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan…

Vamos Oposición Moralmente Derrotada únase al mantra: los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan, los bots no votan… y en 2021 se les dejaremos mucho más claro.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.

error: Content is protected !!