Después de haberse celebrado 25 sesiones del foro en el parlamento abierto del Congreso sobre la Reforma Eléctrica, para plantear los puntos de vista de todo el que quiso hacerlo y cuya iniciativa está por votarse en las Cámaras, los legisladores se preparan para llevar a cabo su propia discusión parlamentaria para decidir sus votos individuales en favor o en contra de la iniciativa.

A pesar de que la discusión en este parlamento abierto fue amplia y detallada, los directamente interesados de las empresas privadas y de los medios de propaganda que a diario defienden públicamente un punto de vista en contra de la aprobación de esta ley, decidieron no asistir para presentar sus argumentos de primera mano.

Esto se explica por dos razones; los directamente interesados que son dueños o representantes de las eléctricas privadas, no cuentan con argumentos técnicos para defender su punto de vista, que se fundamenta en el lucro desmedido a costa del sacrificio del resto de los habitantes.

Por otro lado, los miembros de los medios de propaganda que opinan a su favor en este tema, no solamente no cuentan con argumentos de peso; al hacerse eco de la información tergiversada que les mandan repetir los que les pagan, ni siquiera deben contar con una opinión propia basada en la realidad; ellos realizan el trabajo de difundir lo que se les dice y de callar lo que se les ordena, nada más.

Así, como conclusión, tomaron la decisión de no participar, en la creencia de que la exposición de sus razones los perjudicaba más de lo que los beneficiaba y que serviría solamente para dejar en evidencia a todos aquellos legisladores que decidan votar en contra de la iniciativa, motivados por el dinero y los favores que reciben de parte de las compañías eléctricas privadas, como se demostró que lo hicieron en el caso de la Reforma Energética del 2013, donde votaron a favor a cambio de sobornos millonarios.

Los foros realizados dejaron claro, más allá de toda sombra de duda, que esta ley de la reforma eléctrica es la mejor forma de mantener los precios de la energía controlados y accesibles para la población, como de hecho está sucediendo ya, a pesar de la participación voraz de estas empresas en el sector, con el precio de la energía ubicado por debajo de lo que cuesta en Estados Unidos y Europa, en un momento de crisis mundial, gracias a la intervención de la CFE en el mercado, evitando que los consumidores comunes y corrientes sean extorsionados por los privados como sucede en España, por ejemplo.

Otra cosa que quedó bien clara es que las eléctricas privadas producen más energías sucias que la propia CFE, a pesar del discurso falaz que han pregonado durante meses sus voceros alquilados; todo esto sin tomar en cuenta el daño ecológico que generan donde se instalan, el daño patrimonial que provocan a los habitantes de las comunidades en esos lugares, a quienes no les pagan ni la renta miserable que acordaron y el riesgo en que nos ponen a todos al operar los enlaces con la red eléctrica sin respetar los protocolos técnicos establecidos.

Todo lo anterior sin tomar en cuenta que mantener la propiedad sobre el 54% del mercado eléctrico y sobre toda la riqueza de los yacimientos de litio, nos reporta beneficios a los ciudadanos y no solamente a los oligarcas insaciables, entendiendo que en aras de la libre competencia, el estado les va a permitir controlar a ellos la mitad del mercado eléctrico que es del tamaño de todo el mercado de España o Argentina. Pero ni así están a gusto, lo quieren todo y sin pagar lo justo.

Los legisladores votarán esta ley antes del 10 de abril y hoy tenemos que actuar con los legisladores que elegimos, como ciudadanos responsables y exigentes, sin importar de qué partido sean. Su trabajo es actuar en beneficio de los que votamos por ellos y no de quienes les ofrecen dinero por su voto. No les dejemos la puerta abierta para que favorezcan a los que nos quieren seguir saqueando.

Como dice el dramaturgo y pensador Alejandro Jodorovsky: “Eres cómplice de lo que te sucede: la desgracia entra por la puerta que le has abierto”.

Advertisement

Por Erika