En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

En la medida que la oposición se achica también contribuye con a sus torpezas, a la consolidación del proyecto y triunfo de Morena en las elecciones de 2024.

Las ocurrencias, los ataques, los berrinches infantiles, la promoción de noticias falsas, el pronunciamiento a favor de todo lo que detestan el pueblo, cada día los sepulta. Ahora resulta que quieren un periodo extraordinario para seguir derrochando dinero en el INE. Este tipo de ocurrencias son los que cada día los aleja de la ciudadanía.

De los partidos de oposición, no se hace un solo frente serio con un candidato competitivo. Movidos por los intereses personales de quienes los controlan y los financian, no atinan a dar un paso en firme. Promocionan tendencias ficticias que no los lleva más que al autoengaño.

Alejandro (Alito) Moreno, salió a decir que es su propio candidato presidencial, cuando ni él, ni el partido que preside (el PRI), tienen algo que hacer en 2024. El PRI está en la peor etapa de su existencia. No tiene ni la más remota posibilidad de construir un triunfo, ni siquiera de ser una fuerza política competitiva.

Marko Cortés del PAN, celebra una reunión en Gobernación, promovida por Santiago Creel, donde fueron a que los oyeran, más no a que los escucharan. Fueron más bien, (a que les dieran el avión), para que no digan que no los toman en cuenta, porque en realidad, no hay nada que construir o en que coincidir. El PAN está lejos de atraer simpatías, siendo el partido político que más iniciativas promueve en contra del pueblo, el partido que vota en contra de todo lo que beneficia al pueblo.

Estos dos partidos operan en franco sabotaje a la democracia, a la sociedad, a los programas sociales, a todo lo que sea ayuda social. Pero si opera en favor de los poderosos que los financian; en favor de las empresas que vienen a saquear las riquezas del país.

Y el pobre PRD, un partido conectado a un respirador artificial, en etapa terminal y con muerte cerebral, solo está en espera de que su corazón deje de latir. Ese suceso es inminente, próximo. Sus dirigentes se resisten a desconectarlo, porque saben que el propio partido dejará de hacerlo de manera natural.

El otro, y muy pequeño es MC, quien asegura que no se sumará a ninguna coalición. Y no se sumará porque sabe que para hacer el ridículo en 2024, no necesita aliados, lo puede hacer solo, y sin la vergüenza de apoyar un candidato del PRIAN. A Dante Delgado, no le queda más que soñar que ganará la presidencia con su candidato, aunque sabe bien que es total y absolutamente imposible.

La coalición PAN, PRI y PRD irán aliados por los gobiernos de Hidalgo, Aguascalientes, Durango y Tamaulipas, pero no en Oaxaca ni en Quintana Roo. De todos modos, en coalición o no, van directo al fracaso, solo tienen una posibilidad de ganar en Aguascalientes, oportunidad que también se les puede ir de las manos.

Las diferencias entre los aliados son muchas, sin embargo tienen que obedecer a sus dueños, por eso se unen a pesar de no soportarse entre ambos. Los une un propósito, y es el odio que le tienen a AMLO, a ese hombre que no quiere beneficiar a los poderosos y que por el contrario, prefiere enfocarse en los más pobres.

Y con todas sus mezquindades y pequeñeces, quieren presentarse como un frente opositor confiable y opción real para 2024. Envueltos en sus sueños guajiros, su desesperación y su autoengaño, dicen sabiendo que es imposible, que ganarán la presidencia en 2024.

La oposición inspira lástima, ya no coraje, el pueblo ya no siente nada más que pena ajena por ellos.

Este 2022 y 2024, colocaremos la última dosis contra el virus llamado PRIANRD.

Hermano mexicano que aún apoyas al PRIANRD, ya basta de seguir apoyando a estos perversos que solo buscan beneficiarse de tu voto, para hundirte más en la miseria.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com