INE da revés al INE; ¿ahora qué sigue?

La gran mayoría de los mexicanos, estaban seguros de que el día de ayer, México Libre, organización formada por Felipe Calderón, alcanzaría el registro como nuevo partido político, gracias a la intervención y complicidad de los consejeros Lorenzo Córdova Vianlello y Ciro Murayama.
Por lo mismo, la votación final que deja fuera a esta organización, que no puede en primera instancia alcanzar el registro que solicitó, fue sorpresiva.

Tanto el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, como su íntimo amigo, Ciro Murayama, anunciaron desde antes de conocerse el resultado final alcanzado en el pleno del INE, que votarían en contra del otorgamiento del registro a México Libre.
El argumento que usaron para fundamentar su voto en contra, se basa en el hecho de que esta organización, no pudo comprobar a satisfacción el origen de más de un ocho por ciento del financiamiento recibido de parte de sus simpatizantes. Son recursos de procedencia desconocida y por lo mismo, irregulares.

El golpe a México Libre fue contundente y podemos afirmar que les dolió íntimamente tanto a Felipe Calderón, como a su esposa Margarita Zavala.
Anoche mismo el expresidente Calderón escribió mensajes en Twitter, manifestando su inconformidad con el resultado de la votación final. Especialmente se dirigió al consejero presidente. Le manifestó que era una vergüenza el sentido del voto que había emitido y que su padre, Arnaldo Córdova, eminente investigador y político del pasado, se sentiría avergonzado por la actuación de su hijo.
Éste es el resumen de lo que aconteció la noche de ayer, respecto a la esperada decisión del INE, sobre la solicitud de México Libre para convertirse en una nueva fuerza política.

Hay que decir algo adicional, antes de ver las posibilidades de México Libre y Felipe Calderón en el futuro inmediato.
Fue impresionante la expectativa que despertó entre los mexicanos este evento. Las redes sociales fueron ayer el termómetro que nos deja ver que el interés de la sociedad mexicana, por participar en la vida política del país, es enorme.
La página del INE reportaba que tenía dificultades para mantener al aire la cesión del pleno del Instituto, debido a la cantidad de usuarios conectados a su servidor.

Twitter y Facebook se ocuparon del tema, con la participación de una enorme cantidad de usuarios activos.
Esto es sano para los mexicanos y para el país. Ya no son los políticos los únicos interesados en temas que antes estaban reservados a periodistas y profesionales de la política. El ciudadano de a pie participa activamente, opinando y presionando desde su trinchera personal.
El cambio de mentalidad que propone la Cuarta Transformación, se está haciendo realidad en este momento.
Lo que le espera a México Libre en el corto plazo es incierto. Hay muchos posibles escenarios y todos pueden cumplirse, o no. Por eso hay que estar al pendiente de los movimientos que se den en los siguientes días.
Vamos a ver algunos de estos posibles escenarios.

Se dice que tanto Lorenzo Córdova, como Ciro Murayama, están representando en este momento una comedia. Una farsa con la que intentan lavarse las manos y “pasar la bolita” al Tribunal Federal Electoral.

En este escenario, el INE niega el registro a México Libre, pero con argumentos tan endebles, que es casi obligado para el TRIFE dar marcha atrás y conceder el registro a la organización de Felipe Calderón.

Un plan perfecto, según estarían pensando Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

Pero aquí hay otras situaciones a considerar. Aunque los argumentos en la resolución del INE sean débiles, el delito existe. México Libre utilizó un mecanismo de recaudación poco claro, por medio de miles de tarjetas ligadas a la aplicación “Clip”. Este mecanismo de recaudación se hace por medio de un intermediario y origina que el control sobre los datos de las personas que efectúan los depósitos, sean poco claros desde el origen. El listado de “donantes” que presentó México Libre y las copias de credenciales de elector pueden ser verdaderos, o una falsificación de documentos. Recordemos que la familia Calderón es muy afecta a presentar documentación adulterada.

Según entendemos, el INE dio parte de esta irregularidad a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, por lo que no solo dependerá del Tribunal Federal Electoral el destino de Felipe Calderón y México Libre. Otra instancia del Poder Judicial determinará si existen motivos para proceder administrativa y/o penalmente, en contra de quienes pretendieron revivir la estrategia usada en el caso “Monex”, donde las tarjetas emitidas a gran escala, permitieron recaudar recursos de procedencia desconocida. Ahí queda el primer escenario.

El segundo tiene que ver con la decisión que pudiera tomar el Tribunal Federal Electoral, sobre este asunto. Muchos dan por cierto que el fallo de esta instancia superior, será a favor de México Libre. Pero esto no está claro. Hace unos días, este mismo Tribunal desechó la resolución del INE, para cancelar las conferencias mañaneras del presidente López Obrador en Hidalgo y Coahuila, donde se verificarán elecciones dentro de poco. Esto como parte de la veda electoral.

Si se habla de un acuerdo entre INE y TRIFE, para simular un rechazo al registro de México Libre, para en segunda instancia otorgarlo, tenemos un ejemplo reciente de que esta relación para delinquir, puede no ser tan cierta. El TRIFE tiró un dictamen del INE, que era de suma importancia para la causa conservadora. Callar al presidente durante más de un mes para aumentar las posibilidades de la derecha en esos dos Estados.
Por otra parte, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien es también presidente del Consejo de la Judicatura Federal, está trabajando para desterrar la corrupción en este Poder del Estado.

No es seguro por tanto que la resolución que emita este tribunal, sea a favor de México Libre. Existen elementos para pensar también que el resultado de la evaluación, puede ser el mismo que consideró el INE en primera instancia.
Por último está un tercer escenario, que es el que personalmente me gusta más.

En las elecciones del 2018, todo estaba preparado para dar el triunfo en la contienda presidencial, a uno de los dos aspirantes que competían a favor de la causa de los neoliberales.

Pero sucedió lo que la derecha temía por ser asunto que escapaba a su control.
El voto multitudinario a favor de López Obrador y los candidatos de Morena, fue avasallador. Las posibilidades de jugar con el algoritmo que maneja a su gusto el INE, se perdían. No se podía ocultar un triunfo tan contundente. Y el INE no tuvo más remedio que reconocer un triunfo pleno, construido por millones de mexicanos.

En el caso de México Libre, fue abrumadora la presión que ejercieron miles de ciudadanos en redes sociales, sitios web, Youtube y otras plataformas digitales.

Desde meses antes, se exigía al INE negar el registro a la organización de Felipe Calderón. En los últimos días, esta exigencia se consolidó y fue un grito permanente hacia el árbitro electoral.

En este escenario no hay simulación por parte de los consejeros del INE. Aquí el pueblo de México se vuelve a organizar y presiona tanto al árbitro electoral, que lo obliga a tomar una decisión de último momento. Los consejeros del INE saben que se están jugando actualmente el puesto y la poca credibilidad que tiene el Instituto. Necesitan por fuerza mantener la pequeña reserva de prestigio que les queda, para no ser rebasados por una sociedad indignada, en el próximo proceso electoral.

En este último escenario, no hay simulación o engaño.
El pueblo presionó y ganó. México Libre perdió esta primera posibilidad, porque las cosas están cambiando en el país, donde en realidad y después de muchas décadas, el pueblo manda.
En pocos días conoceremos cuál de estos escenarios era el correcto.

Malthus Gamba