Mejor que un humano: una IA logró descubrir más de 300 exoplanetas usando los datos antiguos del telescopio espacial Kepler

A pesar de haber dejado de funcionar en 2018, el telescopio espacial de la NASA Kepler aún cuenta con suficiente información para que usando su catálogo, se sigan descubriendo nuevos elementos en el universo.

Esto porque tras aplicar una inteligencia artificial en los datos recopilados por el telescopio, se pudieron encontrar más de 300 exoplanetas que hasta ahora habían estado desconocidos

Para lograrlo se implementó un nuevo algoritmo llamado ExoMiner, que puede imitar el procedimiento realizado por expertos humanos en la búsqueda de signos de algún exoplaneta, rastreando los potenciales candidatos en el catálogo de Kepler de una forma más rápida y eficiente.

La misión de casi 10 años de Kepler

A lo largo de su vida útil, Kepler se enfocó en buscar disminuciones temporales en el brillo de las estrellas, lo que podía indicar que un planeta se cruzaba por enfrente de una. Sin embargo no todas estas atenuaciones en la luz son causadas por exoplanetas, por lo que los científicos tuvieron que establecer protocolos para distinguir falsos positivos de los descubrimientos reales.

Después utilizaron ExoMiner, una red neuronal que puede aprender y mejorar sus habilidades cuando se alimenta de suficiente información, cosa que al catálogo de Kepler no le faltaba. Durante sus casi 10 años de servicio el telescopio descubrió miles de planetas candidatos, casi 3,000 de los cuales se han confirmado, una gran mayoría de los 4,575 conocidos al momento de escribir esta publicación.

En cada uno de estos candidatos, los científicos debían estudiar detenidamente los datos recabados por el telescopio, observando la curva de la luz para calcular que tan grande es cada uno de los planetas, además de analizar cuánto tarda este en cruzar frente a su estrella.

Este proceso es seguido exactamente por ExoMiner, pero de forma más eficiente, lo que permitió agregar 301 exoplanetas previamente desconocidos en el catálogo de candidatos a la vez.

ExoMiner es capaz de replicar el proceso de sus contrapartes humanas

Según detalla el equipo encargado del algoritmo, ExoMiner es altamente preciso y más confiable que las máquinas clasificadores actuales e incluso que los expertos humanos, ya que estos cuentan con un sesgo inherente

Tras mostrar estos resultados, los científicos están buscando utilizarlo para filtrar datos en otras misiones de búsqueda de exoplanetas, como en el Satélite de Exploración de Exoplanetas en Tránsito (TESS) o en el próximo proyecto de la Agencia Espacial Europea PLATO que se lanzará en principio durante 2026.

Sin embargo a pesar de haber encontrado una gran cantidad de exoplanetas, ninguno de los confirmados por ExoMiner son candidatos probables para albergar vida, ya que se encuentran fuera de las zonas habitables de sus estrellas madres.