Sindicato Mexicano De Electricistas

Guanajuato entre “El Mencho” y “El Marro”

Por: Diego Iván López
Twitter: @DiegoI_Lopez

El pasado fin de semana el estado de Guanajuato se pintó de rojo; disparos, vehículos incendiados, enfrentamientos y alrededor de 30 detenciones de presuntos delincuentes. Destacaron las de María Ortiz y Juana Yépez, madre y hermana respectivamente de José Antonio Yépez Ortiz, alías “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, principal responsable del robo de combustible en la entidad

Guanajuato lleva la delantera en temas de inseguridad, se cometen en la entidad 1 de cada 5 homicidios en el país de acuerdo con datos oficiales. La zona del bajío se encuentra en medio de una disputa territorial por el tráfico de drogas; el enfrentamiento entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sta. Rosa de Lima han comprometido a la sociedad guanajuatense.

Cabe recordar que México lleva 14 años inmerso en una guerra interminable en contra del crimen organizado, desde aquella ocasión en que Felipe Calderón lo declaró formalmente al inicio de su sexenio en su estado natal, Michoacán. Los enfrentamientos comenzaron en el norte del país y la disputa se entendió por prácticamente todo el territorio nacional. La estrategia emprendida por FCH fue continuada por Enrique Peña Nieto, el ataque frontal de las fuerzas castrenses derivó en la fractura de diversos grupos criminales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador optó por atender las causas que orillan a los jóvenes a formar parte de los grupos delictivos. Las becas, programas sociales y el ataque a la pobreza forman parte de la estrategia del gobierno de la 4T en su lucha para la pacificación del país. La creación de la Guardia Nacional cumple un papel fundamental, después de que las instituciones del Estado mexicano y las corporaciones policíacas han sido infiltradas por el crimen organizado.

La cifra de homicidios en la actual administración federal supera los 50 mil muertos, AMLO en diversas ocasiones ha señalado que no se han obtenido los resultados que se esperaban. Hace un mes aproximadamente se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un decreto en el cuál se dotó de atribuciones extraordinarias de seguridad pública al Ejército y la Marina, para actuar en respaldo de la Guardia Nacional. Esto hace replantear la estrategia del Ejecutivo federal.

En el caso específico de Guanajuato se da un fenómeno que se replica en diversas regiones del país; autoridades estatales y municipales están coludidas con los grupos delictivos. La omisión del gobernador panista Diego Sinhue y su evasiva de acudir a la reuniones de seguridad en Palacio Nacional forman parte de la problemática que atraviesa esa zona del país. Sinhue Vallejo está más preocupado por apuntalar su imagen política que por la seguridad de los ciudadanos. En vez de invertir los recursos públicos en tareas de inteligencia y en la capacitación policíaca, el mandatario estatal destina dinero en granjas de bots en redes sociales ante cualquier crítica a su gobierno.

La violencia desatada en Celaya y otros municipios es en parte por la corrupción e impunidad que le han otorgado las autoridades estatales a diversos grupos delincuenciales, la colusión con estos grupos no debería ser novedad. ”El Marro” es producto de estás condiciones; primero empezó como líder “huachicolero”, después cuando el gobierno federal empezó a erradicar la ordeña clandestina de los ductos de Pemex, empezó a involucrarse en otras actividades delictivas: secuestros, extorsiones y la venta de droga.

La expansión de “El Mencho” y la fuerza del CJNG se ha topado con la resistencia de “El Marro” en Guanajuato.
El duro golpe de las fuerzas castrenses a la familia del líder del Cártel de Sta. Rosa de Lima derivaron en una reacción de violencia pocas veces vista. Además se encuentra circulando un video en redes sociales, supuestamente de Yépez Ortiz, en donde amenaza con ser “una piedra en el zapato para el gobierno”. Parece un intento desesperado de este personaje que al parecer se encuentra cercado, su caída es inminente y sería el primer gran golpe de la 4T.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea