Gatell vs Ciro: Un debate imposible

La respuesta del presidente cayó como balde de agua helada a la gente que comulga con el proyecto conservador de Claudio X González y el #TUMOR

“El doctor Gatell es un científico de primer orden a nivel mundial” “¿Cómo vamos a prescindir de sus servicios”? “El doctor Gatell se queda donde está”.

Todo el esfuerzo de la comentocracia conservadora sirvió para nada. La campaña sucia en contra del subsecretario de salud para forzarlo a renunciar, o para obligar al presidente a cesarlo, terminó en un fracaso más, apuntado en la cuenta de la derecha.

El espaldarazo del presidente López Obrador a Hugo López Gatell, muestra con claridad a los mexicanos, que tenemos en este momento un gobierno fuerte, que no se deja intimidar por presiones de la vieja guardia periodística, ni tampoco por los reclamos infundados de la oposición moralmente derrotada.

Gatell se queda y coordinará el programa nacional de vacunación universal en el país. Los partidos títere que controla Claudio X González, no podrán lucrar con la vacuna contra Covid-19, según tenían planeado. El doctor es mucha pieza para que puedan envolverlo y manipularlo a su antojo. Y lo más importante: estamos hablando de un funcionario público honesto. De un científico preocupado realmente por la salud de los mexicanos.

Los medios de comunicación reaccionarios se lanzaron de inmediato a un último asalto, intentando lo imposible. El presidente tomó una decisión firme y no serán los viejos periodistas chayoteros quienes le hagan cambiar de opinión.

El Universal elaboró un editorial urgente, en el que señala que sus “fuentes” fantasmales, carentes de nombre, posición administrativa y quizá hasta de condición humana, afirman que el gobierno federal ha echado a andar a youtuberos a sueldo, para apuntalar la posición del doctor Gatell. Otros siguieron con la misma línea. Específicamente se habla de la periodista independiente Meme Yamel, quien evidenció en la conferencia mañanera de este día, la guerra de lodo de la prensa conservadora, en contra del subsecretario de salud.

Para los viejos comunicadores “maiceados” por el neoliberalismo, “todo león es de su condición”. Si alguien defiende una causa contraria a la que impulsa el #TUMOR, necesariamente se trata de un analista o periodista a sueldo.

Meme Yamel, joven periodista de 28 años, contestó en un hilo de Twitter a uno de los principales críticos de los comunicadores independientes. Un viejo chayotero conocido por todos, quien carece de la honorabilidad suficiente para pretender erigirse en juez de aquellos que ejercen el periodismo en forma libre y honesta.

Ciro Gómez Leyva recibe dos mensajes de dos fuentes distintas. Uno, de parte de una joven periodista que ha demostrado tener la formación, la limpieza profesional y los tamaños que a Gómez Leyva le han hecho falta durante toda su carrera y otro mensaje que es a la vez una invitación.

El presidente López Obrador señaló en su conferencia matutina, las razones por las cuales considera que Hugo López Gatell debe seguir cumpliendo con la importante responsabilidad que tiene asignada dentro de la estrategia de combate a la pandemia. Dijo no entender la causa de esa guerra sucia emprendida por la oposición, en contra del subsecretario. No hay fondo en las acusaciones que lanzan a diario en contra de Gattel y es evidente que lo que los mueve, tiene su origen en causas políticas y no científicas.

López Obrador destacó a Ciro Gómez Leyva, como la figura más empecinada en conseguir la destitución del doctor Gatell. Y lo hizo sin ofender al periodista que más ha mentido e intentado engañar a su audiencia, con información tendenciosa, que poco tiene que ver con lo que está sucediendo para controlar la pandemia en México.

El presidente propuso a Ciro Gómez, un debate abierto con el doctor Gatell. Un mano a mano entre los defensores de las dos visiones que vemos a diario sobre el control de pandemia. La científica que puso en marcha el sector salud y la mediática, defendida por la comentocracia conservadora anquilosada, pagada hoy por Claudio X González y demás gente asociada al #TUMOR.

Hasta este momento, Ciro no ha dicho “esta boca es mía”. Como buen reaccionario, se siente fuerte dentro de su nicho de confort, con entrevistados a modo y escenarios donde artificialmente lo hacen brillar. Es bueno enfrentando desde la comodidad del sillón, a jóvenes periodistas que realizan el trabajo informativo desde la línea de acción. Pero ante un profesional de la salud que tiene una formación, conocimientos, lenguaje fluido e ideas claras muy superiores a las suyas, empequeñece. Se borra. Se achica y se vuelve silencio.

Jamás aceptará un debate abierto con el Dr. Gatell. Sabe que no tiene oportunidad ni argumentos de calidad y que el único final esperable, es la clara evidencia ante las cámaras de su precariedad periodística y su limitada formación cultural. Porque si algo le sobra a Hugo López Gatell, es cultura.

La gente formada durante el neoliberalismo y reclutada después para defender sus banderas, tiene muchas lagunas formativas y culturales. Pueden engañar a sus iguales. Brillar entre ellos. Pero ante un pueblo despierto que hoy los tiene plenamente identificados, poca cosa pueden conseguir. Y ni hablar de un encuentro cara cara con alguien que no comparte la limitada ideología neoliberal. Alguien formado dentro de la esfera universal del humanismo.

Por eso, personajes como Ciro Gómez Leyva, son vistos ahora como productos que rebasaron la fecha de caducidad. Siguen ahí en el anaquel, pero pocos se atreven a consumir el contenido de la vieja lata.

Que bueno que la Cuarta Transformación apuesta por científicos con formación más completa y que bueno también que las audiencias escuchen con mayor atención voces como la de Meme Yamel.

México en verdad está cambiando. Y es para bien.

Malthus Gamba

error: Content is protected !!