Hoy en la conferencia mañanera, el presidente López Obrador señaló que los ‘pseudoambientalistas’ que aparecen en un video, pagado por gente de la oposición, no son realmente ciudadanos que opinan a título personal.

Se trata, dijo, de gente del medio del espectáculo en su mayoría, a quienes se dio un guion que deberían seguir al pie de la letra.

Esa afirmación se confirma con lo que vemos en el video. Hay una toma del rostro de Rubén Albarrán, integrante del grupo musical Café Tacuba, en donde se ve con claridad, reflejado en los anteojos del actor, el telepronter donde va pasando el texto que el cantante recita a cámara.

Lo que dice este inconforme sobre la construcción del Tren Maya, no es idea personal. Es el mensaje que quieren fijar en la mente de las audiencias, los personajes que pagan el costo del video y quizá, el sueldo del pretendido “influencer”.

Los datos sobre este nuevo montaje, preparado desde las oficinas de empresarios opositores al gobierno del presidente López Obrador, van apareciendo poco a poco.

Hace un mes, no existía la organización “Sélvame del Tren”. Si uno entra a sus cuentas en redes sociales, se percata de que en este momento, tienen muy pocos seguidores.

El tamaño de esa organización, viendo el costo que implica reunir a un grupo de personalidades de renombre en cine, radio y televisión, debe ser enorme.
No cualquiera invierte tanto dinero en un campaña de desprestigio.

Se sabe también que la apuesta que se hace al utilizar a todos estos cómicos, histriones y cantantes, no para en un video.

Las descalificaciones continuarán de manera permanente, desde la aparición del primer video, hasta que se inaugure la obra del Tren Maya, o hasta que se consiga detener el proyecto, tal como lo desean quienes otorgan el presupuesto millonario que requiere este nuevo episodio de guerra sucia, en contra del presidente López Obrador.
Porque el ataque va dirigido a él directamente.

El Tren Maya es solo la escusa del momento, tal y como sucedió hasta hace unos días, con el arranque de operaciones en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. Esa estrategia de golpeteo sostenido, corrió a cargo de los medios masivos de comunicación, bajo control de empresarios y políticos de tendencia conservadora.

Aunque de nada sirvió esa campaña inicial. El aeropuerto está funcionando en este momento y el dinero invertido por los grupos reaccionarios, se fue por la coladera que recibe cotidianamente las improductivas inversiones conservadoras, para detener la marcha de la Cuarta Transformación.

Así es que con seguridad veremos a estos “artistas” faltos de conocimientos reales en materia ambiental, así como de ética y valores morales, aparecer continuamente en los escaparates que les definan Claudio X González y su gente.

Los veremos actuar a cámara y recitar los mensajes y diálogos escritos por encargo, para que se exhiban ante la audiencia, como preocupación legítima por el medio ambiente, de parte de ese grupo de cómicos y cantantes que se dicen conocedores y defensores ecológicos.

López Obrador otorgó a estos personajes el día de hoy, el “beneficio de la duda”.

“Tal vez los engañaron”, dijo. “Quizá no sabían bien de qué se trataba”, agregó.

Pero la reincidencia en la misma conducta, si llegara a darse, demostraría que no fue falta de conocimiento sobre el encargo que les ofrecieron.

Se trataría entonces de una conducta deshonesta, que implica defender la bandera conservadora, utilizando como herramientas de trabajo, la desinformación y la mentira descarada.
Porque como lo dijo el presidente en la Mañanera de hoy, no hay afectación al medio ambiente en la ruta del Tren Maya.

Se trata de abrir una brecha de menos de 50 kilómetros, en un zona baja, que no forma parte de la selva.

La siembra de árboles en la ruta del tren, será uno de los sellos ambientales del proyecto, aunado al hecho de que en todo el sur del país, se están sembrando millones de nuevos árboles.
Ni se deforesta, ni se pone en riesgo el hábitat natural de alguna especie animal.

Esta campaña opositora arranca mal.

El impacto del primer video, dañó más de lo que pudo haber aportado a la causa opositora.

La imagen de estos personajes, se desgastó de inmediato, lo mismo que su credibilidad.

Unos leyendo el telepronter, sin darse cuenta de que la misma imagen desmentía la intención de aparecer como ciudadanos que hablan en nombre propio.
Otros fueron exhibidos por sus lazos del pasado con integrantes de la delincuencia organizada. La foto de Kate con el Chapo, por ejemplo.

Incluso aparece en el video un panista, quien hace poco tiempo se tomaba la foto, al lado del corrupto opositor venezolano, Juan Guaidó.

El dinero que mueve esta campaña, sale de los bolsillos de los corruptos de siempre. Son los “perdedores constantes” que intentan ganar una batalla al menos, dentro de una guerra que tienen perdida.

¿Por qué nada le funciona a Claudio X González y a su gente?

En primer lugar, porque el presidente López Obrador es mucha pieza, y tira cada castillo de naipes opositor, de un manotazo.
En segundo término, porque las redes sociales están dando una batalla seria para frenar y desmentir cada montaje opositor.

Con los pocos periodistas profesionales que no forman parte de la prensa reaccionaria, trabajan a diario aportando su granito de arena, para que la desinformación no prospere, ni consiga engañar al ciudadano de a pie.

Son personas comunes que participan activamente en la vida democrática del país.
Y esto se está dando en muchos y diversos frentes.

Cuando algo anda mal, la gente toma medidas para corregir las fallas que los responsables intentan dejar pasar.
Un ejemplo.

En el asunto relacionado con la violencia que se vivió hace poco en el estado La Corregidora, de Querétaro, las autoridades del futbol mexicano, tomaron medidas ridículas, para que “el negocio” no se viera afectado.

Eso molestó a la sociedad.

Hoy que se juega un partido clasificatorio en en estadio Azteca, sale una tendencia en Twitter convocando a lanzar el grito prohibido por FIFA, para que México o pueda organizar un mundial.
El golpe de la sociedad, es en contra de los dirigentes corruptos del futbol.

No quisieron actuar honestamente y los ciudadanos toman medidas severas.

Y en ese deporte, participan personajes tan famosos como los que aparecen en el video de los “artistas”.
La ética y los valores morales, descansan en el pueblo. No dentro de los grupos privilegiados.

Hay una sociedad activa y comprometida con la democracia. Una sociedad que comienza a moverse para elegir sus rutas e intereses.
Contra ella, se estrellan los intentos conservadores.

Ya no valen las caras bonitas, o los personajes famosos, sean estos artistas, o deportistas.
Esos son los frutos de una Cuarta Transformación, que está removiendo a esta sociedad desde sus cimientos.
No pasarán.

La oposición, es un muerto que camina.

Malthus Gamba