El concierto de Lozoya

Lozoya comenzó a cantar. Ayer se filtró una denuncia presentada por él ante la Fiscalía General de la República, relacionada con la empresa Oderbrecht, en la que señala entre otros, a tres expresidentes de la República y a los excandidatos del PRI y del PAN a la presidencia, como presuntos involucrados en distintos delitos como sobornos y contratos celebrados a partir de actos de corrupción.

Señala también a un grupo de panistas, algunos de los cuales hoy son gobernadores de distintas entidades federativas, y otros que siguen activos en la política, incluso a uno que hoy pertenece a la bancada de Morena en el Congreso, a quienes acusa incluso de extorsión con lujo de presión, colocándolos en una posición que podría ser similar a la de cualquier miembro de una banda criminal, como la del Marro o la del Mochaorejas.

Dentro de la selecta lista de los sujetos incluidos en este documentos, se encuentra el expresidente Carlos Salinas de Gortari, a quien se le señala como un vulgar coyote comisionista, que ayudaba a los panistas a conseguir sus sobornos, lo que nos da una idea del verdadero nivel de este individuo que todo mundo consideraba intocable, reducido a su verdadera dimensión.

Los denunciados directamente en el documento son: Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, como orquestadores de prácticamente toda la trama de corrupción relacionada con sobornos durante el período presidencial del primero; Felipe Calderón Hinojosa, como introductor de Oderbrecht a México y autor intelectual del enorme fraude cometido con esta empresa, en el contrato celebrado con Etileno XXI

Los ex senadores panistas Francisco Javier García Cabeza de Vaca (gobernador de Tamaulipas) y Francisco Domínguez Servién (Gobernador de Querétaro), Salvador Vegas Casillas, Jorge Luis Lavalle Maury, David Penchyna Grub; el exdiputado y excandidato a la presidencia de México Ricardo Anaya.

Osiris Hernández, exsecretario particular de Ricardo Anaya; Ernesto Cordero Arroyo, exsenador y hoy miembro de la bancada del partido Morena; José Antonio Mead, excandidato a la presidencia de México, quien fuera secretario de Energía y secretario de Relaciones Exteriores al momento de los hechos.

José Antonio González Anaya, quien fuera exconsejero de PEMEX y exdirector del IMSS y de PEMEX, así como concuño de Carlos Salinas de Gortari; Carlos Treviño Medina, exdirector de PEMEX; Rafael Caraveo Opengo, funcionario del Senado de la República; Lourdes Mendoza, periodista.

El último denunciado directamente es el expresidente Carlos Salinas de Gortari, a quien solo se refiere como comisionista y cabildero del PAN, durante el tiempo en el que sucedieron los acontecimientos descritos en la denuncia.

De los detalles narrados en el documento, hay mucho que decir y más que reflexionar por las cantidades que se manejan y el modus operandi que se describe. Sin embargo, lo más relevante en este momento es que el concierto acaba de comenzar y estamos disfrutando del primer acto.

Nunca fueron más útiles como hoy, las palabras de Robert Plant, músico inglés y miembro de la banda Led Zeplin: “Creo que puedo cantar y esquilar unas cuantas ovejas al mismo tiempo”