Sindicato Mexicano De Electricistas

El ‘comunismo’ en México: Nueva cantaleta de la oposición

EL “ANTICOMUNISMO” EN MÉXICO
MIGUEL ANGEL MACIEL GALINDO.
TWITTER: @miguelmg28
Cada vez que se critican las legítimas manifestaciones de todos aquellos que están en contra de López Obrador, salen los defensores de la democracia a decir “que están en todo su derecho a manifestarse” Está claro que es así; sin embargo, las críticas y burlas hacia estas movilizaciones desarticuladas llenas de automóviles caros y pancartas mal escritas, tienen algo en común que desde la primera manifestación realizada a 5 meses del gobierno se ha vuelto por demás repetitivo: AMLO encabeza un proyecto comunista y socialista.

POPULISMO: UN PELIGRO PARA MÉXICO

En redes sociales las mofas sobran cuando se lee una pancarta mal escrita en donde se asegura que México ya va encaminado hacia el comunismo, además de otros discursos que no tienen algo nuevo si recordamos que previo a cada elección presidencial salen de la cloaca un montón de intelectuales del poder a asegurar sobre los peligros del populismo. Para muestra de ello, basta echar un vistazo al año 2005, es decir, un año antes de la elección cuando Enrique Krauze publica su tan famoso “decálogo populista” en el periódico Reforma. En abril de 2012 la formula se repite, ya que tres meses antes de las elecciones presidenciales nuevamente Krauze publica en la revista LETRAS LIBRES un artículo titulado “El populismo en México” en cual nos “advierte” sobre la tragedia que representaría la llegada de un líder social populista, mesiánico y con una fuerza política anclada en el pueblo.

Además de modificar a su favor el concepto de pueblo para ser utilizado con una carga ideológica negativa, invita al electorado muy sutilmente a repensar su voto.

Por si no fuera suficiente para el año 2018 las cosas no cambian. Previo a las elecciones, Krauze decide publicar en marzo un libro titulado “el pueblo soy yo”, en el cual básicamente es una recopilación de textos previamente publicados en distintos periódicos y un capítulo dedicado exclusivamente al populismo. En este texto, al igual que lo hizo con los artículos anteriores, crea su propia definición de populismo y lo define como una forma de poder en donde, nuevamente, resalta la importancia del líder carismático que a través de la demagogia promete una “utopia posible”.

Este repaso sobre lo que hace Enrique Krauze sistemáticamente previo a una elección presidencial, es un reflejo de lo que sucede actualmente con las manifestaciones anti-AMLO. Aquellos conceptos y definiciones que el propio autor ha inventado para conveniencia propia y como instrumentos de descalificación y golpeteo político, han tenido un verdadero impacto en los ciudadanos opositores a Andrés Manuel, por lo cual se ha vuelto común encontrar asociaciones entre un México con AMLO y una Venezuela con Chávez. Estas similitudes que de alguna u otra manera encuentran quienes temen por un México encaminado hacia el socialismo, no puede si no tener su base en un discurso que se ha repetido durante muchos años desde el famoso “AMLO, un peligro para México” del año 2005. Está claro que los manifestantes opositores a Andrés Manuel no identifican las particularidades de cada país, de modo que para ellos existen semejanzas indiscutibles entre un país y otro.
Así lo ha asegurado el presidente del Frente Nacional Anti-Amlo, Gilberto Lozano, mencionando que el gobierno de México sólo sigue una agenda “castrista-chavista”.

EL “ANTI-COMUNISMO” TOMA FUERZA

Sin que nos diéramos cuenta, pareciera ser que el presidente logró regresarnos a los tiempos de la guerra fría, de modo que el discurso anti-comunista es un mantra que les gusta a todos los opositores que de alguna u otra manera encontraron tocados sus propios intereses. Lo mismo sucedió en Estados Unidos cuando lograron bajar de la contienda a Bernie Sanders a partir de una campaña en su contra en el cual se revelaron algunos discursos que pronunció Sanders hace muchos años en favor de la Unión Soviética, del modelo cubano y entre otros aspectos propios del socialismo. Gracias a que montaron una campaña eficiente en contra de Sanders, éste decidió no participar más para así dejarle el espacio libre a un impresentable como Joe Biden.

El “error” de Sanders fue defender la universidad gratuita para todos, un servicio de salud pública integral que fuera gratuito, derechos para los trabajadores y otra serie de propuestas que para los que se “están muriendo de hambre” mientras se encuentran manifestándose arriba de sus camionetas de lujo, bien podrían calificar como propuestas populistas, socialistas y comunistas. No cabe duda que en México se está articulando, si bien no un verdadero bloque opositor, sí un discurso que comienza a ganar terreno en la opinión pública.

Desde las primeras movilizaciones que comenzaron a 5 meses de iniciado el gobierno de Andrés Manuel, pasando por las risibles marchas fifis convocadas por los CHALECOS AMARILLOS MÉXICO, actualmente comienzan a surgir nuevos frentes o colectivos con una meta muy clara: quitar al presidente en funciones. El asunto no radica en que deseen hacerlo, sin embargo, lo que sí debería preocupar es si lo harán a través de los instrumentos democráticos. Esto debería hacer ruido entre la ciudadanía ya que no hace mucho un personaje de radio, Pedro Ferriz de Con hijo, le pareció gracioso hablar de un golpe de Estado en caso de que “se consolidará el comunismo en el país”.

No está claro cuál será la próxima jugada de los opositores, así como tampoco qué nuevas agrupaciones saldrán a la vida pública a autodefinirse como “ANTI-AMLO”, sin embargo, no causaría sorpresa que todos los opositores, partidos nuevos como México Libre y periodistas que se denominan a sí mismos como “independientes” y “objetivos”, se unan en un frente único anti-obradorista.
Por lo pronto la moneda sigue en el aire, los opositores al gobierno siguen causando mofas en redes, los periodistas “independientes” siguen escribiendo sus columnas en contra del gobierno que son retuiteadas por ex-presidentes o militantes del PAN, y el presidente López Obrador sigue gobernando al país con una alta aprobación.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea