Equipo CanalesTI

 

Derivado de la presente coyuntura sanitaria que aceleró el crecimiento del comercio electrónico (e-commerce) y la relevancia de la última milla, se abrió el camino para crear centros de distribución verticales, naves subterráneas y los llamados espacios Dark Store o tienda oscura, cuya característica principal es la venta cien por ciento virtual.

Así, a pesar de la desaceleración en muchos sectores, el mercado industrial presenta índices sanos, con tasa de disponibilidad entre el 3.5% y el 6% en la mayoría de los mercados y que absorbió a nivel nacional aproximadamente 2 millones de metros cuadrados (m2) durante 2020. Aunque es cierto que quedan muchos desafíos a resolver en el futuro cercano, para contar con una plataforma integral y completa de última milla y de respuesta al cliente.

Las dark stores son tiendas que se dedican a vender de forma totalmente virtual, sin necesidad de tener una tienda física. Se trata de un espacio destinado únicamente a las operaciones logísticas y administrativas que no tiene contacto con el cliente y recibe sus solicitudes desde internet.

Estos almacenes están ubicados en puntos estratégicos, por lo general cercanos a lugares de mayor demanda, los cuales reciben los pedidos que realizan los usuarios desde la app de compras o la tienda en línea y los empleados de las bodegas preparan las mercancías para su envío.

Cuando ya están listos los paquetes se envían utilizando la figura de un tercero o en flotillas propias que pueden contar con camionetas pequeñas, motocicletas o personas a pie. Es por ello que el modelo de las dark stores implica beneficios para los retailers al reducir los tiempos de entrega a menos de 24 horas, y es el motivo por el cual cada vez se unen más y más tiendas mexicanas.

Además, la fórmula permite disminuir otros gastos importantes para los negocios, como son la renta, mantenimiento y adecuaciones del local para el público.

En México, y principalmente en el área metropolitana de Ciudad de México, este modelo de naves industriales verticales inició a principios de 2017 con el primer edificio en 2 niveles. Hoy, dada la escasez de terrenos dentro del área metropolitana y su alto costo, se sabe que existe un par de proyectos diseñados en este segmento que podrían estar disponibles durante el próximo año.

La Comer y Home Depot son dos de las cadenas que anunciaron ya que integrarán dark stores, o tiendas fantasma, con almacenes que operarán como centros de distribución, de hasta 500 metros cuadrados, que se ubican en puntos estratégicos a fin de ofrecer mejor cobertura y mejorar sus tiempos de entrega para quienes realizan compras en sus tiendas en línea.

La Comer evalúa la apertura de una dark store después de los crecimientos que registró su tienda en línea durante el año pasado para conocer la operación de este formato, adelantó a finales de febrero Rogelio Garza, director de finanzas de la cadena, en la llamada con analistas para comentar sus resultados financieros de 2020.

En tanto, Home Depot informó que la cadena de tiendas de mejoras para el hogar explorará este formato, que está considerado como parte de los $3,300 millones de pesos que invertirá este año para crecer en México.

Las tiendas oscuras o fantasma operan sin tener contacto directo con los clientes. Reciben los pedidos de las compras que se realizan en las aplicaciones y tiendas en línea y los empleados de las bodegas se encargan de alistar las mercancías para su envío.

Una vez listos, los paquetes son enviados a través de un tercero o en flotillas propias de pequeñas camionetas, motocicletas o personas a pie, estos últimos en unidades habitacionales. Esta operación supone algunos desafíos para la instalación de este modelo.

Felipe Porter, vicepresidente de Ventas en Beetrack, comenta que este tipo de puntos de distribución directamente asociados a la tienda en línea están tomando un protagonismo importante entre los retailers, porque el esquema les permite recortar a la mitad los tiempos de entrega. Y ante el boom del e-commcere, las cadenas que hacen la diferencia son las que entregan en un menor tiempo.

El especialista en logística afirma que este esquema, además de hacer posible las entregas en menos de 24 horas, también es una opción para la expansión geográfica, dado que suelen ubicarse en puntos estratégicos que permiten atender a los compradores que se ubican en las zonas con mayor demanda, en las que no cuentan con una tienda física.

Sergio Pérez, director ejecutivo de servicios corporativos de Newmark, consideró que el e-commerce brincó de $85,700 millones de pesos (mdp) en 2012 a $137,505 en 2018, tan sólo en nuestro país donde hay 74.3 millones de usuarios de Internet, de los cuales 93% se conecta por medio de dispositivo móvil y 32% por computadoras de escritorio, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Asimismo, el 32% reporta haber realizado alguna compra por Internet, siendo los jóvenes de 18 a 34 años de edad los principales consumidores de este “nuevo” mercado. Para este año se estima que el número de usuarios mexicanos será de 92.2 millones.

“En conversaciones con muchos de nuestros clientes enfocados en el desarrollo de naves destinadas a la logística escuchamos de manera cada vez más recurrente, iniciativas para aumentar la rentabilidad de los desarrollos con estrategias tales como los centros de distribución verticales o los espacios subterráneos que buscan aumentar la rentabilidad sobre el desarrollo, son naves industriales con espacios para la distribución de pedidos online con forma de tienda o supermercado que no están habilitados al público general, simplemente se encargan de preparar pedidos de mercancías para su distribución en horarios finales y son un tipo de desarrollo muy susceptible al costo de la tierra, ya que demandan grandes extensiones territoriales y necesitan ser muy competitivos en el costo por metro cuadrado para permitir a los inquilinos seguir siendo rentables. Como ejemplo de estas iniciativas que buscan aumentar esta explotación, está el centro de distribución de 3 pisos del principal operador de logística en la ciudad de Seattle. Es importante mencionar que este segmento de naves multiniveles diseñado para operaciones genéricas, no compite con las naves multiniveles que una tienda departamental ha venido utilizando en su operación, ya que estas son diseñadas para un uso específico y necesidades precisas de la operación”, apuntó Pérez.

El crecimiento de las dark store va en línea con el aumento del e-commerce, que en 2020 alcanzó un valor de $316,000 millones de pesos, lo que equivale al 9% del total de retail nacional, de acuerdo con datos del Estudio de Venta Online 2021, elaborado por la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

Sin embargo, según Expansión, los grandes retailers se van a tener que acercar muy rápido a este modelo porque su competencia directa son los marketplaces (las firmas como Amazon o Mercado Libre). Entonces, si les gana la jugada el marketplace, les gana la rebanada de pastel del market share.

 

Los desafíos

México enfrenta varios desafíos para satisfacer todo el ecosistema digital y fidelizar a los compradores, que ahora buscan la inmediatez, porque “quien llega primero es el que gana un mayor número de clientes”.

Las compañías deberán analizar qué resulta mejor y apostar por invertir en pequeñas camionetas en lugar de los trailers para cumplir con las entregas. También deberán determinar qué productos son los más demandados en determinadas zonas para tener inventarios óptimos y contar con un software que permita mejores rutas de entrega y conectar a los clientes con sus pedidos.

Por ahora, de acuerdo con los expertos, hay cadenas que en países como Chile que optaron por adaptar sus tiendas físicas para que la mitad opere como dark store. En tanto, otras apuestan por surtir los envíos desde sus tiendas físicas, lo que les ha dado la oportunidad de responder a la demanda de las ventas digitales.

En otros casos, las tiendas que se vieron obligadas a cerrar sus tiendas físicas ubicadas en centros comerciales puede usarse como almacenes y con ello pueden atender zonas en las cuales ya tienen un importante número de compradores. En tanto, los jugadores de logística también apostarán con mayor frecuencia por instalar los almacenes para algunos de sus clientes y encargarse de las entregas.

El secreto, dicen los especialistas, es que quien entregue más rápido va a tener más clientes y, ¿quién es el que va a entregar más rápido? Pues quien tenga más velocidad para mover las mercancías que se requieren a cada punto, el que ponga una tienda oscura con mayor velocidad. Ahora, esto ya es más una carrera contrarreloj.

 

Tendencia que triplicaría ventas

Este modelo hoy permite hacer las entregas 1.25 veces más rápido, reducir el costo por entrega y los costos operativos hasta 35%. Este nuevo modelo tiene el potencial para triplicar la de los supermercados tradicionales, esto debido a que están abiertas los 365 días del año y cuentan con una mayor gama y disponibilidad de productos, así como ampliar la capacidad de preparar pedidos, entregar y recoger mercancías en zonas de alta densidad de órdenes de compra o con restricciones por el tráfico, indica un estudio de la consultora Kearney.

“Las dark stores se posicionan como una alternativa ante el aumento de las compras digitales y los nuevos hábitos de consumo de los usuarios, por lo que son una de las respuestas a los desafíos como la entrega última milla, tiempos y mejora de la experiencia”, expuso Oscar Victorin, CEO & cofundador Skydropx, la plataforma de gestión logística que ayuda a las empresas a reducir tiempo y costos, así como centralizar envíos en un solo sitio.

 

Los ejemplos en México

Algunas tiendas mexicanas adoptaron el sistema de tiendas oscuras y también hay nuevos proyectos encaminados hacia allá. Algunos ejemplos son los siguientes:

Price Shoes que está en pleno desarrollo de una dark store de 14,000 mts2.

Old Navy que no tienen en México una logística robusta con la infraestructura adecuada, por lo que empiezan a considerar recurrir a las dark stores o a un centro fulfillment.

La Comer quien anunció en febrero de este año sus planes de abrir una dark store tras el crecimiento que registró su tienda en línea durante 2020 y están muy interesados en probar la operación de este formato.

Home Depot también reveló la adaptación al modelo con su cadena de tiendas de mejoras para el hogar, la cual podría entrar en la inversión destinada en 2021 para crecer en México.

Jüsto, cuyas tiendas oscuras venden más de 3,500 productos alimenticios, farmacéuticos, de higiene personal, entre otros; y ofrecen delivery de forma gratuita.

 

¿Cuáles serían, entonces sus ventajas competitivas?, En resumen, aquí presentamos algunas de ellas.

  • Garantía de la oferta. Las dark stores ayudan a los sellers —supermercados, plataformas de retail, tiendas, entre otras— a mejorar la gestión de su inventario y asegurar la oferta de manera estratégica, al estar más cerca de los compradores finales. Y es que, por ejemplo, la entrega a miles de usuarios en una ciudad debe contar con una logística centralizada, accesible y con menos costos que una gran red de tiendas. Ante ello, a través de una dark store los vendedores pueden procesar más pedidos por día y con una mayor variedad de productos en su catálogo, todo disponible 24/7.
  • Reducción de los costos. Al estar más cerca de los consumidores porque están instaladas en el corazón de los centros urbanos, las dark stores reducen el costo logístico. De acuerdo con el análisis Efficient Dark Store Networks: Future of Post-Pandemic Retailde Data Surram, alrededor del mundo las tiendas fantasmas han permitido hacer las entregas 1.25 veces más rápido, reducir el costo por entrega y los costos operativos hasta un 35%, además de aumentar la eficiencia operativa hasta un 40%, y mejorar las tasas de satisfacción del consumidor.
  • Mejora en la entrega última milla. La entrega de última milla quizá sea uno de los mayores beneficios de las dark stores, pues ésta representa un paso crucial en la logística del comercio electrónico, al incidir en los costos de personal, transporte, y determinar la satisfacción de los clientes. Actualmente, el que un minorista o tienda digital no cumpla con los tiempos de entrega indicados es el segundo aspecto que más molesta a los consumidores digitales.

De ahí que los almacenes fantasma sean una respuesta eficaz a la logística de última milla, al facilitar la entrega de productos desde un centro cercano al domicilio del usuario. En este proceso, también es fundamental el desarrollo de servicios tecnológicos capaces de centralizar toda la logística de los diferentes proveedores en un solo sitio.

Además de las dark stores que trabajan con empleados para buscar y preparar los productos en la bodega, también hay otro tipo de dark stores más sofisticadas que automatizan dichos procesos. Esto se logra implementando un software de gestión de almacén, robots colaborativos, transportes autónomos, entre otros recursos tecnológicos.

El impacto de la tecnología con respecto a los nuevos modelos de compra es imposible de ignorar. Sin duda alguna, las dark stores irán evolucionando e integrando tecnología cada vez más sofisticadas, como es el caso de la robótica. Para empresas como Grupo Modelo, la omnicanalidad ya no solo entiende de canales, la integración con la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la capacidad de conocer y personalizar la interacción con el cliente gracias a la data y la monetización de las redes sociales son algunos de los elementos que conformarán la convergencia analógica-digital de esta nueva era.

 

Fuentes: Canales TI, Grupo T21, Expansión, Real State market, Marketing 4 commerce, Retailers.mx., IDC online, Entrepreneur, CanalesTI, INFOChannel.