Del lado correcto de la historia

@_BarbaraCabrera

“Para saber a dónde vamos, hay que saber de dónde venimos. Recordar la historia”

Andrés Manuel López Obrador

 

Conocer la historia, desmenuzarla y comprenderla es una situación de primera necesidad ante el proceso de Cuarta Transformación en que actualmente nos encontramos en México, donde vivimos tiempos interesantes e inéditos.

Y es tan trascendente saber acerca de la historia, de nuestra historia, para no estar condenados a repetirla. Tal es el caso de las más de tres décadas de neoliberalismo en el país; sistema corrupto y obsoleto que tantos estragos nos causó. Hoy, estamos enderezando –en la medida de lo posible- la debacle ocasionado por sus personeros y aplaudidores.

Sin duda ésta es una época de definiciones, donde quienes optamos por un cambio de régimen nos hemos situado del lado correcto de la historia, y para consolidar el proyecto de Nación por el que tantos años hemos pugnado junto a un líder e incansable luchador social de origen tabasqueño llamado Andrés Manuel López Obrador –quien actualmente es Presidente de México- es preciso tener las convicciones bien puestas y las acciones dispuestas.

Por tanto, en esta Nornilandia daré un recorrido por algunos ejemplos de lo que significa estar del lado correcto de la historia, lo cual representa decirle a la minoritaria oposición  ¡tengan para que aprendan!

Después de cinco intensos días de discusión en la Cámara de Diputados, donde la minoritaria Oposición Moralmente Derrotada aplicando la desgastada técnica del filibusterismo [entiéndase por tal aquella táctica empleada en las asambleas políticas u otros cuerpos deliberantes para retardar o impedir los acuerdos aprovechando cualquier oportunidad que ofrezca el procedimiento necesario para ello] se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, llamado el Presupuesto del bienestar, viralizado así en las benditas redes sociales. Y es conocido de esta manera debido a que esta orientado a fortalecer los proyectos estratégicos (como el Tren Maya, la nueva refinería en Dos Bocas, el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, entre otros), además de fortalecer los programas sociales (tales como el de Jóvenes Construyendo el Futuro, la pensión a adultos mayores, así como las becas educativas para jóvenes de familias de escasos recursos y varios más); es decir, lo aprobado está dirigido al pueblo; porque como bien lo apunta el Presidente Andrés Manuel: la paz es fruto de la justicia.

En cuanto a la reforma eléctrica presentada por el Presidente López Obrador, cuyo objetivo es recuperar la dignidad y nuestra soberanía energética, los curuleros de la Oposición Moralmente Derrotada en su cerrazón y ceguera legislativa anticiparon su voto en contra. Al respecto, el Presidente manifestó que el problema no es con él, sino con la gente; porque la reforma no es para él, es para el pueblo. Votar contra ella es votar en contra de la gente. Contundente respuesta, la cual suscribimos millones de mexicanos.

No se pierda de vista que hay 4 tipos de personas defensoras de la fallida reforma energética de Enrique Peña Nieto y esos personajes son: quienes recibieron sobornos para aprobarla, aquellos que son investigados por sus corruptelas en el sector energético, los que anhelan que el régimen de privilegios regrese y se mantenga; y finalmente, quienes no están debidamente informados.

Ya que estamos hablando de ejemplos de estar del lado correcto de la historia, dejo aquí uno a nivel Internacional. Recientemente el Presidente Andrés Manuel presidió la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de dicho evento deseo enfatizar dos cuestiones: la primera, es que se trata del primer Presidente mexicano en encabezarla; y segundo, la intervención del Presidente López Obrador fue magistral (en el siguiente enlace vean y escuchen el discurso completo https://youtu.be/dCiJlpCOSSs) en ella propuso la implementación del Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar, el cual busca beneficiar a 750 millones de personas en condición de pobreza. Durante La Mañanera (Conferencia de Prensa matutina del Presidente) del 16 de noviembre, el canciller Marcelo Ebrard actualizó que ¡ya son más de 100 países los adheridos a este Plan de Fraternidad y Bienestar! Muy pronto se presentarán ante la Asamblea General de la ONU los detalles de su implementación.

Los anteriores ejemplos son solo una muestra representativa de las acciones más recientes que nos llevan a decir con orgullo: sí, vamos bien, y estamos en el lado correcto de la historia.

Sigamos en la senda de la Cuarta Transformación de la vida pública de México liderada por el Presidente López Obrador, porque juntos hicimos, estamos y seguiremos haciendo historia.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.