Del #ComandanteBorolas a los moralmente derrotados

@_BarbaraCabrera

“La oposición vive aturdida; el pueblo es feliz, feliz, feliz”

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

Que dijeron ¡Seguramente esta columnista dedicaría una Nornilandia exclusivamente al #ComandanteBorolas! Pues no es así. En esta ocasión, a este personaje del neoliberalismo y conservadurismo recalcitrante, miembro distinguido de la #OposiciónChoricera https://bit.ly/31LHQX8 lo acompañan aquellos que están moralmente derrotados, tal como lo aludió el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador en su tercer informe, sí leyeron o escucharon bien, tercer informe y abro paréntesis para ilustrar el respeto:

✔ El primer informe fue el 11 de marzo, correspondiente a los primeros 100 días de gobierno.

✔ El segundo informe es del 1 de julio, a un año del triunfo electoral.

✔ Mientras que el tercer informe, por mandato de Ley, es el del 1 de septiembre.

Ahora regresemos a hablar de la oposición moralmente derrotada y del enfurecido Comandante Borolas.

Comencemos por este último.

Borolismo, dícese de aquel movimiento cuyo dirigente es el comandante Borolas, alias Felipe Calderón, a quién tal vez recuerden por espurio, por usurpar la Presidencia de la República en 2006, por declararle la guerra al narco, por haber convertido este país en un cementerio y ser el artífice del monumento a la corrupción conocida como “La estafa de luz”, entre otras linduras. A sus seguidores se les conoce como borolalibers.

Dicho personaje se mostró –una vez más- de cuerpo entero al llamar despectivamente “ninis” a los jóvenes, y fue más allá, aseveró que los apoyos entregados a éstos, es tirar el dinero.

El aludido comandante Borolas desata toda su rabia y furia en Twitter, parece que su único objetivo de vida es tuitear sandeces y propagar el odio, así como una que otra Fake News, las cuales las benditas redes sociales se encargan de desmentir, y  así desenmascararlo.

El Borolas se hace acompañar de bots a sueldo, prestos a censurar todo aquello que toque con el pétalo de una crítica a su patrón.

El comandante Borolas sufre un caso agudo de AMLOfobia.

En suma, personajes como estos son un verdadero peligro para México, se los paso al costo para que no permitamos su regreso al poder, pugnemos porque continúe en el sitio que le corresponde: el basurero de la historia.

¿Qué significa la oposición moralmente derrotada?

Trátese de aquellos que forman parte de la oposición choricera, los cuales a su vez tienen dos subdivisiones:

  1. Los expuestos como carne de cañón y son manipulados para salir a marchar cada determinado tiempo en contra de todo lo que diga, haga o respire Andrés Manuel López Obrador, a este sector les han hecho creer que son fifís, muy lejos están de serlo. Además, es oportuno mencionar que por sus pancartas los conoceréis, en las cuales muestran desconocimiento y falta de argumentos. Cuando aparecen son proveedores de exquisito material para memes, por ejemplo: no te burles?, nos la metieron doblada, nos vamos a volver Venezuela, no al autoritarismo, soy totalmente fifí, entre otros.
  2. Sumado a los anteriores están otros moralmente derrotados, quienes con singular alegría también aportan a la memiza nuestra de cada día; y me refiero a los que alguna vez tuvieron el poder, unos aún lo detentan en sus respectivos Estados, pero tienen que salir resguardados con guaruras, grandes camionetas y poner tremendas vallas para que la ciudadanía no se les acerque para mostrarles su repudio.

Los moralmente derrotados creen no estarlo, aunque parecen tenerlo tatuado en sus frentes. A estos personajes unos grises, otros rigurosos, algunos secundarios e intrascendentes, se les ve haciendo maromas para explicar que no lo están.

No es así, están vencidos y lo saben.

Están moralmente derrotados porque perdieron los privilegios.

Están moralmente derrotados ya que paulatinamente sus corruptelas están quedando al descubierto y serán castigadas.

Están moralmente derrotados porque no saben hacer otra cosa que joder al país.

Están moralmente derrotados, y a pesar de que perdieron su dignidad, siguen teniendo intacto su cinismo.

Esto moralmente derrotados y aún así cada que pueden amenazan con regresar en forma de cascajo, dando otra cara pero con las mismas mañas. ¡No se los permitamos!, pues lo único que tendrían que regresar es lo robado.

Están moralmente derrotados con exclusiva membresía en el club de los impresentables.

Son moralmente derrotados debido a que no tienen credibilidad, legitimidad, ni honor.

Por lo pronto, yo, como aquellos que sumamos y contribuimos para rescatar a este país de los embates ocasionados por el neoliberalismo ramplón, salvaje y corrupto estoy feliz, feliz, feliz…

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.

error: Content is protected !!