¿Control político narco, vía oposición?

Por Miguel Ángel Lizama
@Migueliz8

El FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA, ALEJANDRO GERTZ MANERO, ha dado la voz de alerta, aunque sin mencionarlo explícita y ampliamente: El Narco se extiende, disfrazado de cotidianidad. Fue una entrevista que La Jornada publicó muy corta y cortada. Pero a buen entendedor, pocas palabras. De ahí se pueden deducir varias interrogantes.

¿CUÁNTAS VECES HA INTERVENIDO EL TRIBUNAL ELECTORAL en el PRI o el PAN para imponer sus normas? ¿CUÁNTAS INVESTIGACIONES HA ABIERTO EL IFE/INE por denuncias de violaciones probadas a la Constitución y la ley electoral, contra el anterior duopolio político? ¿CUÁNTO HAN TARDADO EN AVERIGUAR? ¿QUÉ SANCIONES han impuesto? ¿CUÁNTOS CULPABLES han pagado sus culpas?

Todas las posibles respuestas se resumen en 2 palabras: CORRUPCIÓN INSTITUCIONAL, a fin de proteger y encubrir maleantes del partido hegemónico, primero, y luego de su socio de apariencia contraria, que adquirió relevancia y mucho lucro al unir su apoyo al fraude electoral de 1988, que permitió la usurpación de Carlos Salinas de Gortari a cambio de concesiones políticas manejadas en la cúpula. Desde entonces junto al tráfico de drogas comenzó a proliferar el de influencias políticas y económicas. Al anterior amasiato de poderes Económico y Político, se sumó el Narco, para completar el trío. Ahí se inició la orgía neoliberal.

Fue un secreto a voces, nunca investigado, que Salinas de Gortari llegó a la Presidencia con aportaciones del Cártel del Golfo obtenidas por el “hermano incómodo”, que correspondía a ese apoyo con la vista gorda de la PGR y “pitazos” sobre operativos de Ejército y Marina (que tienen sus propias redes de espionaje e inteligencia). Ese contraste parece la razón subyacente en el enfrentamiento habido en Tlalixcoyan, Veracruz, entre soldados y judiciales federales por una avioneta cargada de cocaína. Se hizo un escándalo cuando se supo del tiroteo, pero el inmediato “control de daños” mezcló las versiones para confundir a todos, con las promesas de investigación que nunca concluyeron, hasta que se compró el silencio de la Prensa y se dispersó el ruido. No se supo, fuera de los directamente involucrados, dónde quedó el cargamento de cocaína.

Luego, con el engaño de “alternancia” que ondeó el PAN, el apoyo al Narco pasó del Golfo al Pacífico, cuando al entrar Fox salió El Chapo de prisión y el Cártel de Sinaloa adquirió preponderancia y se persiguió a sus competidores durante la Docena Trágica del PAN en el gobierno.

Hoy que ha cambiado el Poder Político con la llegada de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y la 4T, por encima de la HONESTIDAD Y AUSTERIDAD gubernamental, persiste la actividad “constitucional” de los promotores y encubridores del duopolio político nutridos de CORRUPCIÓN INSTITUCIONAL. Los que perdieron el poder a fuerza de votos, hoy batallan para volver a tenerlo auxiliados por los supuestos árbitros electorales que no son NADA IMPARCIALES, como se ha comprobado desde siempre. Por eso no es descabellado suponer que, junto con los traficantes de influencias, hay traficantes de droga financiando guerrillas políticas y mediáticas -internas y externas- para socavar el monolítico apoyo de AMLO que impide deponer a quien sí ha resultado un “peligro” para los negocios ilícitos contra México.

El Fiscal General de la República ya ha dado la voz de alarma. Destaca el funcionario el crecimiento en la cantidad de personas que no sólo están en el narcotráfico, sino que “prácticamente están teniendo ya el control de la vida cotidiana en ciertas regiones del país”. Y, curiosamente, esas regiones son políticamente controladas por el PAN, el PRI y ahora Movimiento Ciudadano en Jalisco, asiento de uno de los cárteles más violentos, Jalisco Nueva Generación, que le arrebató el liderato sanguinario a Los Zetas (nacidos en el Cártel del Golfo, en la época previa a la “alternancia foxista”, cuando el PAN se acomodó en los brazos del Chapo Guzmán, hoy en prisión gringa).

Son las mismas regiones cuyos gobernadores forman una pretendida “alianza” de tintes golpistas para oponerse al Gobierno Federal que, por contraste, los exhibe como ineptos y corruptos. Ellos exigen más dinero ahora que se acercan elecciones y no sólo perderían el poder, sino que podrían quedar sujetos a auditorías. Sería su acabóse, junto con los partidos que los postularon y que siguen perdiendo credibilidad ante los votantes, a pesar de los esfuerzos (bien pagados, claro) de comunicadores y “analistas”, que los justifican y alaban. Por eso LES URGE más dinero para comprar la miopía del ÁRBITRO VENDIDO que se disfraza de “Imparcial” para eludir reclamaciones.

Asusta pensar que al amparo “constitucional” el INE y el Tribunal Electoral sigan imponiendo sus particulares visiones de “legalidad”, para propiciar “el control de la vida cotidiana” en manos de traficantes de drogas e influencias.

Unidos los poderes Económico y Narco, dependen para sus planes aviesos de retorno al poder, de la actualmente muy menguada Oposición Política en vías de extinción, que ve amenazada su permanencia en las Prerrogativas presupuestales, aunque cuenta con la “comprensión” del INE hacia sus trampas, y las torcidas interpretaciones del Tribunal Electoral para legalizar lo ilegal.

Con total objetividad, la Oposición hoy parece la única vía de los cárteles para mantener y ampliar su influencia, por lo que busca financiar y lograr el Control Político que le permitió tanto lucro al Narco. Hoy parece quedar clara la razón del aparato político en su insistencia de meter a la Constitución tantas “autonomías” -donde se cuentan las del INE y el Tribunal, en primer lugar- con candados para impedir que alguien las saque. Ahí está enquistada la fuente de riqueza faraónica del poderoso trío malvado que tenía atrapado a México.

Si MORENA no se avispa y llega a caer en la tribalización tipo PRD que buscan las migraciones de otros partidos, con el pretexto de llevar “fuerzas políticas”, NO SERÁ POSIBLE desterrar tanta “autonomía” encubridora de la alianza negra del hampa político-electoral.

El Fiscal General ya sonó la alerta.