Combate al narcotráfico en la 4T ¿Quién dijo que no se iba a poder?

En el pasado vivimos una guerra simulada contra el narcotráfico, que el gobierno de Calderón aprovechó para asociarse con el cártel del Pacífico, con la intención de desaparecer a los demás, y de otorgar a sus asociados el monopolio del negocio, ejecutando y deteniendo a los capos enemigos.

Después de Calderón, con los cárteles enemigos descabezados y convertidos en decenas de bandas regionales, actuando cada quien por su lado, vivimos un escenario en el que las autoridades de todos los niveles, se coludían con las bandas para protegerlas, otorgándoles una especie de concesiones territoriales, para que trabajaran a sus anchas en todos los delitos imaginables.

En todo ese período, los reportes de supuestos resultados sobre el combate al narcotráfico, se conocían a través de boletines de prensa e investigaciones de periodistas independientes, fundamentalmente informando sobre la acumulación de muertos derivados de estas actividades, pero de bloqueos de cuentas bancarias, decomisos de droga o detenidos nadie supo nada.

A partir del inicio de la 4ª transformación hemos ido conociendo las estrategias que se aplicarían para enfrentar estos delitos.

Hoy tenemos un informe mensual de los avances y resultados alcanzados en estas actividades de parte del gobierno federal, apoyado por el despliegue de la Guardia Nacional con respaldo de las Fuerzas Armadas.

Sólo en los 5 meses que van del 2020, el gobierno ha incautado más de 100 toneladas de mariguana, más de 8 toneladas de cocaína, casi 9 toneladas de metanfetamina, 143 kilos de heroína, 162 de goma de opio, 412 de fentanilo, junto con casi 570 mil pastillas y 1,606 ampolletas de este estupefaciente. También se han decomisado 10,465 vehículos terrestres, 17 aeronaves y 23 embarcaciones; 3,764 armas de fuego, más de 550 mil cartuchos, 11,724 cargadores y 240 granadas.

Se han erradicado 1,113 hectáreas sembradas con mariguana, equivalentes a más de 11 millones de metros cuadrados; así como 7,257 hectáreas sembradas con amapola, equivalentes a casi 73 millones de metros cuadrados. Se destruyeron 23 laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas, así como 2 pistas de aterrizaje clandestinas.

Se detuvieron a 3,063 presuntos narcotraficantes, a quienes se les incautaron más de 5 millones y medio de dólares y más de 63 millones de pesos, bloqueándose más de 5 mil cuentas bancarias.

Estos resultados corresponden solamente a los 5 meses transcurridos entre enero y mayo del 2020.

A diferencia de los dos sexenios anteriores, en los que se concentraron en descabezar cárteles con los que no estaban asociados, para dejar trabajando libremente a los que terminaban coludiéndose con las autoridades, la estrategia de la 4ª transformación se encuentra debilitando la estructura operativa de distribución y de combate, de todas las bandas del narcotráfico, al mismo tiempo que inhibe su capacidad financiera, mediante el bloqueo de las cuentas bancarias por medio de las que operaban.

Y apenas llevamos poco más de un año de haber comenzado a desplegar a la Guardia Nacional, que aún no está completamente integrada.

Terminó la política de exterminio y asociación delictuosa con el crimen organizado de parte del gobierno, para dar paso a una estrategia integral y congruente, que nos permita ir debilitando las capacidades operativas y financieras, de las bandas dedicadas a producir y traficar con sustancias que envenenan a la sociedad.

¿Quién dijo que no se iba a poder?

Fuente: Reporte de combate al narcotráfico presentado por los secretarios de Defensa y Marina en la conferencia matutina del 19 de junio del 2020.