SinLineaMX - Live

Pablo Meléndez
@jpms1500

Durante una reunión de trabajo con la Dra. Claudia, el presidente López Obrador le levantó la mano frente a las cámaras, esto ocurrió en septiembre del 2021, los medios tradicionales insistieron que AMLO ya buscaba sucesor porque no podía con su cargo; sin embargo casi un año después el presidente celebra su cuarto año con vigor.

Por su parte Marcelo Ebrard ha resuelto los asuntos externos del país con el uso de la diplomacia que había sido tan característica de México, pero que había desaparecido desde los 90´s. Su presencia no ha sido un acto de rechazo para la doctora, al contrario no han entorpecido el trabajo el uno del otro que desde diferentes trincheras aseguran la continuidad de la izquierda mexicana.

Pero ¿Su victoria será tan sencilla? En el juego de la política nada está asegurado y aunque las encuestas muestran clara ventaja del partido, no es recomendable precipitar una contienda que seguramente dejará muchos platos rotos.

Si bien, López Obrador ha creado una nueva imagen de un presidente mexicano, limpiado el respeto que el pueblo le tiene a esta figura, la mayor parte se irá con él, ya que como persona será recordado con mucho aprecio pero a la figura de un presidente existirá cierta cautela y será delicado para que un pueblo que no podrá olvidar tantas decepciones del pasado pueda volver a confiar en tan sólo un sexenio.

La posición de Claudia y Ebrard han sido las indicadas, hacer una labor limpia y evitando confrontaciones que les reste la imagen de madurez con la que se les reconoce y que es precisamente lo que Morena necesita, no se puede convertir en un nido de favoritismos y ataques internos como ocurre en la oposición.

Por su parte, el partido cuenta con un punto débil que es Monreal quien ya ha dejado clara su postura “Para mí, la encuesta es un método desgastado, desconfiable.” y asegura que: “Si no hay apertura, puede haber ruptura” amagando con dejar el partido.

Esta postura es precisamente en la que no puede caer el partido, sobre todo a expensas de perder su bien más preciado que es la confianza que se le ha depositado y que ha sido el punto clave que la oposición se ha esmerado en dañar por medio de el acoso a los hijos del presidente, las críticas a cada una de las acciones que realiza MORENA en todos los niveles y los constantes ataques a sus seguidores.

Sus allegados han sido sometidos a un escrutinio constante y se ha incentivado el racismo y la xenofobia a razón de que algunas de estas personas no corresponde a la imagen de la belleza europea; en contraste podemos visualizar a los defensores de EPN es por la presencia de “belleza que daba al país”.

Así que cualquier movimiento incorrecto y del que temo será responsable Monreal, será el fracaso de la 4T pues como expliqué anteriormente, AMLO se llevará consigo el amor que se ha ganado del pueblo; depende de quienes lleven el partido y quienes están al frente de ser designados como sucesores el crear una nueva realidad de que puede haber un traspaso de la presidencia limpio y democrático; lejos de lo que la oposición nos tiene tan acostumbrados, una sucia contienda que depende más de compadrazgos y tráfico de influencias en vez de lo que realmente necesita el pueblo.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com