Chihuahua para MORENA en 2021

Escribe: Javier Lozano

El proceso electoral más grande de nuestra historia contemporánea ha comenzado a calentar el escenario sociopolítico. Las distintas fuerzas partidarias y el intercambio de posicionamientos más recientes— anunciaron la antesala del ejercicio democrático. Ahí, se pondrá en el escrutinio público 15 gubernaturas, asimismo se renovará la legislatura en San Lázaro, lo mismo más de 2000 puestos de elección popular entre ayuntamientos y congresos locales.

A partir de esta coyuntura política, morena arrasará con carro completo en la totalidad país. Durante este proceso, varias casas encuestadoras han publicado en ritmo dominante que abrirá paso a conquistar más terreno. Ante todo esto, los mismos estudios demoscópicos ha revelado que, si la elección del 2018 se repitiera, Andrés Manuel López Obrador ganaría sin ningún contratiempo, incluso, aumentó a 59% según el sondeo de Paramétrica: una de las instituciones más atinadas. Esos hechos del pasado reciente muestran la apoteosis latente del triunfo memorable de hace dos años, y en términos políticos, ratificaron el blindaje intacto que sigue abrazando la confianza de AMLO.
Eso confirmó que, el respaldo del presidente, continúa intacto a pesar de los intentos golpistas fallidos que ha querido asentar la oposición; no obstante, eso demostró que hoy por hoy— simplemente el contrapeso vive una decadencia y una de sus peores crisis: reflejo de las pobres actuaciones y del enorme lastre de la corrupción que continúan arrastrando. Por ello, se abrió paso a que el proyecto de Nación de la 4T, siga en ascenso.

Para fundamentar este hecho, tocó el turno de Chihuahua, que actualmente es gobernado por el PAN. Analizaremos algunos que hemos considerado fundamentales, sobre todo por lo que constituye políticamente— ya que en teoría ha sido uno de los principales epicentros del panismo durante décadas. Sin embargo, el razonamiento matemático y las predicciones que han lanzado varios estudios de opinión pública, demuestran que hay una posibilidad enorme de que morena gane el estado.

Basándonos en una de las evaluaciones más exactas como el Financiero y Alejandro Moreno, hay una base sólida en la preferencia hacia morena. Según el estudio, Movimiento de Regeneración Nacional obtendría el 23% de la intención de voto; le sigue PAN con 16; y muy abajo el PRI con 4%. Tan solo en un cruce, Cruz Pérez Gallardo aventaja con 22% a Gustavo Madero que alcanzó 19%. En definitiva, será una elección relativamente apretada con margen superior de morena; por ello, el partido que abanderó al presidente en 2018— se ha convertido en el favorito para conquistar Chihuahua.

Por si eso fuera poco, el mismo Andrés Manuel López Obrador goza de una aceptación del 54% en el Estado del Norte; en ese propio careo, el gobernador, Javier Corral, sacó un porcentaje inferior al jefe del ejecutivo federal con 41% de aprobación. Estamos hablando que, son trece puntos, los que separan al mandatario local del federal. Aunque muchos lo niegan, ese elemento será determinante y valioso para sumar un factor de influencia decisiva en la elección.

Finalmente, la población de Chihuahua se prepara a romper con le hegemonía del PAN. Todo parece indicar que las condiciones han abierto la puerta para que morena se instale en el poder el próximo año. A esto le súmanos, entonces, que el territorio del norte se sumaría a la lista de estados ganables para morena; los que piensan distinto, echen un vistazo al estudio de Alejandro Moreno.

Para finalizar, Chihuahua vive un momento estelar que podría ser histórico para el estado y la cuarta transformación. Hay muchos factores que marcarán la pauta; uno de ellos naturalmente es que, la oposición, dejó de ser una alternativa que capitaliza motivación en la población. Sin duda, las propuestas políticas no son atractivas; han dejado de figurar como propuesta de gobierno; asimismo, carecen de liderazgo político desde su referente más visible, Marko Cortés.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea