«AZI NO ANLO»

@_BarbaraCabrera

[Durante la época neoliberal en México] “el lenguaje del discurso oficial fue sistemáticamente desvirtuado. A la manipulación se le llamó solidaridad, al saqueo se le denominó rescate, la opacidad y el encubrimiento fueron bautizados como confidencialidad, información reservada o protección de datos personales, la aprobación indebida de bienes públicos fue llamada desincorporación y la corrupción fue denominada licitación o adjudicación directa”

Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno de México 2019-2024

“AZI NO ANLO” enfatizando el así con una “z” y el AMLO con “n”, sin olvidar la negativa entre las dos palabras. “AZI NO ANLO” es la rústica expresión y actuar de la microscópica pero ruidosa oposición en México, la cual es percibida por su pestilente tufo a Fake News, esas que aman propagar, ya sea por odiadores o solo por ignorantes.

¡No hay duda la actual oposición da más pena que otra cosa!

Dicha oposición tiene varios sobrenombres, ganados a pulso. Son conocidos como la oposición choricera, la oposición deschanclada, los borolistas, y se agregan aquellos que se creen fifís.

A pesar de que el yugo vende patrias y neoliberal está siendo desterrado para lograr un México floreciente, igualitario, con oportunidades y sin democracia simulada, la oposición se empecina y brama por cada palabra, acción y programa de gobierno: “AZI NO ANLO”

Esa oposición parece aspirar a que los ríos de sangre, desparecidos y daños colaterales continúen: “AZI NO ANLO” deja que la guerra iniciada por el Comandante Borolas se eternice.

La oposición enquistada en el poder neoliberal anhela mayor presupuesto, y lo hace cuando en sus entidades o municipios son señalados por actos de corrupción. La manera en que creen lograrlo son manotear y amenazar con “agarrar a balazos”: AZI NO ANLO” danos más dinero ¿a poco crees que los “ciudadanos Vargas” se mantienen solos?

En la oposición festejan los actos de corrupción de los cuales creen que saldrán impunes: “AZI NO ANLO” las Casas Blancas, joyas, viajes a lugares exóticos y vivir en jauja a expensas de la población, es lo mero nuestro.

La oposición ansía perpetuar la opacidad, la rendición de cuentas a modo, la compra de voluntades y llegado el momento, de votos: “AZI NO ANLO” no seas transparente, no informes en las mañaneras, ni consultes a los ciudadanos.

Esa ridícula minoría erigida en oposición respalda los Golpes de Estado llamándolos fraudes, pero solo tratándose de aquellos países donde avanza la izquierda y las políticas sociales dejan de ser neoliberales, y dicen “AZI NO ANLO” nos vas a convertir en Venezuela, esto es una dictadura.

“AZI NO ANLO”, “AZI NO ANLO”, “AZI NO ANLO”, “AZI NO ANLO”, “AZI NO ANLO”… es repetido como mantra por la ridícula oposición, rayando en la locura.

Hoy, tenemos mucho Presidente y un rumbo definido para sacar adelante el país; las directrices que mueven las políticas públicas de la Cuarta Transformación de México, esencialmente son: No al gobierno rico con pueblo pobre, ya que por el bien de todos, primero los pobres; al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie; no puede haber paz sin justicia; no más migración por hambre o por violencia; democracia significa el poder del pueblo, por tanto, se avanza hacia una democracia participativa; erradicar la corrupción, el dispendio y la frivolidad, es un eje muy importante. Recuperar el Estado de Derecho; separar el poder político del poder económico; un cambio de paradigma en seguridad; la recuperación de los principios de la política exterior; construir un país con bienestar, detonar el crecimiento y mantener finanzas sanas. (Para conocer la manera en que esto se está llevando a cabo, es decir, su instrumentación, consúltese el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno de México 2019-2024 https://bit.ly/2Kay5eG)

Ahora bien, para esclarecer la duda de aquellos quienes me han preguntado ¿Qué es el neoliberalismo? sirva la siguiente explicación plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 y cito:

“El neoliberalismo se significó por el desmantelamiento sostenido de la presencia del sector público y la dramática reducción del sector social; la apertura comercial indiscriminada; la desregulación en todos los frentes; la supresión o reducción de derechos y conquistas laborales; la eliminación de los subsidios generales y su reemplazo por sistemas clientelares focalizados en los sectores más depauperados; el parcelamiento de las facultades gubernamentales en comisiones y organismos autónomos y la abdicación de potestades del gobierno en diversas instancias internacionales, en el marco de la inserción del país en la economía global.

Si se observa de manera retrospectiva, el ciclo neoliberal no fue la superación ni la salida de las crisis finales del desarrollo estabilizador sino su perpetuación y ahondamiento”

Finalmente sépase que no hay marcha atrás, la mayoría hemos dicho ¡adiós al neoliberalismo ramplón, salvaje y corrupto! ¡Me saludas a nunca vuelvas!

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.