Sindicato Mexicano De Electricistas

Arde Jalisco y el destape de Alfaro

Por: Diego Iván López
Twitter: @DiegoI_Lopez

La noticia del asesinato de Giovanni López, albañil por oficio a manos de policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco provocó una serie de movilizaciones en la capital del estado, Guadalajara. La información fue filtrada un mes después de los hechos, presuntamente Giovanni murió debido a los golpes de los elementos policiacos por el hecho de no usar cubre bocas en la vía pública.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro como medida para contener los contagios del Covid-19 manifestó públicamente que los elementos de seguridad utilizarían métodos represivos para las personas que no siguieran las indicaciones, el asesinato de Giovanni López es un reflejo de la estrategias autoritarias del gobierno estatal. Esto provocó diversas manifestaciones en Guadalajara, las cuáles fueron aplacadas con violencia por las fuerzas policiacas.

Después de que los hechos cimbraron a la opinión pública, Enrique Alfaro acusó que las movilizaciones en Jalisco se elaboraron desde los “sótanos del poder” en la Ciudad de México, para después al día siguiente retractarse. El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió durante su gira en el sureste mexicano: “si tiene pruebas, que las presente”. Los gobernadores de Coahuila, Colima, Durango, Michoacán, Nuevo León, Tamaulipas y Guanajuato respaldaron la actuación de su contraparte de Jalisco.

El historiador Enrique Krauze comparó al gobernador jalisciense con Mariano Otero, escribió en su cuenta de Twitter: “Alfaro honra la tradición liberal de Jalisco. También Mariano Otero enfrentó gallardamente el acoso injusto del gobierno”; cabe recordar que Krauze recibió 5 millones de pesos por concepto de publicidad oficial por parte del gobierno de esa entidad. Asimismo, el conductor Pedro Ferriz Hijar lanzó una polémica declaración y dijo: “Enrique Alfaro es candidato a la presidencia de México”.

No es casualidad que personajes como Ferriz Hijar, vinculado al Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA), intelectuales cómo Krauze, quién resultó beneficiado con diversos contratos con los anteriores gobiernos de la República se han alineado a Enrique Alfaro. Ante la inminente caída de Felipe Calderón y el desprestigio de su partido México Libre, los grupos opositores a la 4T están encontrando en el gobernador de Jalisco la única opción para contrarrestar el poder político ejercido en Palacio Nacional.

El respaldo de siete gobernadores -que han reprochado públicamente las medidas tomadas por el presidente López Obrador, para abordar la pandemia del Covid-19 y las acciones en materia económica- le han dado a Enrique Alfaro un peso político que quizás ningún otro gobernador opositor a AMLO tenga en este momento. La derecha mexicana se ha decantado por su opción presidencial.

El manejo de la situación de Jalisco demostró a un personaje autoritario y represor, que sólo actuó cuando el tema se salió de control; su carácter beligerante pone en riesgo la estabilidad política y social del país. Enrique Alfaro representa y abandera los intereses de la ultra derecha mexicana que se ha sentido atacada y desplazada con la llegada de López Obrador a la presidencia.

Parece lejano el 2024, pero el actuar del gobernador Alfaro y el apoyo que recibió por parte de algunos intelectuales, periodistas y por integrantes de diversos partidos políticos lo ponen como un contendiente a la presidencia. Tienen un objetivo en común, frenar a la cuarta transformación.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea