AMLO ‘Mozimista’

En un nuevo esfuerzo por seguir impulsando la recuperación económica, el gobierno federal se está coordinando con los empresarios para lograr hacer del Buen Fin una feria del consumo, principal factor estratégico utilizado para detonar el crecimiento económico en forma acelerada durante el trimestre anterior.

Hoy se anunció que a fin de impulsar las compras durante este importante período de promoción del consumo, el gobierno federal va a entregar por adelantado la primera parte de los aguinaldos a los trabajadores al servicio del Estado, este lunes 9 de noviembre.

Otra medida importante para intentar asegurar el éxito de la estrategia, es que el período de ofertas del Buen Fin se extenderá desde el 9 hasta el 20 de noviembre de este año. Durante el año pasado, por medio de este evento de ofertas, los comercios vendieron mercancías por una cantidad equivalente a 118 mil millones de pesos.

La estrategia completa busca impulsar el consumo y a partir de ello, apoyar al comercio y al empleo. Adicionalmente se van a entregar 500 millones de pesos a través de sorteos durante este período.

Es muy importante que este año les vaya bien a los comercios, como sucedió el año pasado, sin embargo en esta ocasión el escenario es muy distinto, básicamente por dos razones. La primera es que hoy hay más apoyos económicos con los cuales los consumidores podrán adquirir sus productos a un buen precio; y por otro lado, estamos todavía en el contexto de la pandemia, que ha presentado rebrotes importantes en varias partes del mundo y en algunos Estados del país.

Por este segundo factor, es necesario que nuestro comportamiento como consumidores y el que observen los comercios que participarán en el maratón de ofertas, sean acordes con las precauciones sanitarias que señalan continuamente las autoridades, y que en este país nos ha permitido controlar la pandemia de mejor manera de lo que lo han hecho en otras partes del mundo.

En este sentido, el gobierno se ha coordinado con los comerciantes para establecer medidas sanitarias que eviten una ola de contagios derivada del Buen Fin. Sobre este punto, Zoé Robledo, director general del Seguro Social, informó que se van a diseñar horarios especiales para que los adultos mayores puedan comprar con menor riesgo; que los comercios en las entidades federativas cuyo nivel de riesgo se encuentre en semáforo naranja, únicamente admitirán el 30% de aforo a las tiendas, y que las tiendas ubicadas en Estados con semáforo amarillo, solamente admitirán el 50% de aforo de clientes en sus locales.

Parece ser que esta es la primera vez que existe este tipo de coordinación estrecha entre autoridades federales y comercios para impulsar sus ventas. Es muy curioso que todavía anden voces despistadas por ahí, tratando de hacerle creer al mundo que tenemos un gobierno de corte comunista, socialista o mozimista.

Está muy claro que uno de los temas en los que se está concentrando este gobierno federal, es en buscar nuevas estrategias para que a los negocios les vaya bien. Por supuesto que estamos hablando de negocios y de empresas cuyo principal objetivo no es el tráfico de influencias o los contratos a modo para poder robarse el dinero.

Hoy vemos una economía mexicana creciendo sin deuda nueva, con niveles de recaudación de impuestos y de consumo que se han mantenido a pesar de la pandemia, y con una moneda fuerte que se ubica hoy en alrededor de los 21 pesos por dólar, a pesar de la volatilidad provocada por la incertidumbre en las elecciones estadounidenses.

Como dijo el filósofo japonés del Siglo 11, Yoritomo Tashi: “El sentido común es el arte de resolver los problemas, no de plantearlos”.

error: Content is protected !!