AL ROJO VIVO: Baja California, solo la punta del iceberg de las obscuras artimañas electoreras del PAN

De todos es sabido que el PAN no es precisamente un baluarte de buenos valores y ahora tocó que sacaran el cobre con el tema de la extensión del mandato como Gobernador a Jaime Bonilla de 2 a 5 años.

Más rápidos que un rayo, los de Acción Nacional acusaron a Bonilla de estar en contubernio con los legisladores de su Estado, con la dirigencia de Morena (pues fue ese Partido quien lo llevó a la Gubernatura) y hasta con el mismo Presidente de la República para que la decisión se diera.

Pero lo que el PAN olvida, estimado lector, es que los ciudadanos de hoy tenemos memoria y si no para eso está internet y les recordamos que el Congreso de BC, hasta hace unos días, era dominado por su propio Instituto Político y que si había alguien a quien culpar de algo era a ellos mismos, pues Morena tiene apenas 3 legisladores.

Posturas

La cosa subió de tono porque, por un lado la dirigencia de Morena apoya el mandato de 5 años de don Jaime, por otro está el Presidente que manifiesta neutralidad y en un rinconcito por ahí la Cámara de Diputados alzó la voz y envió un exhorto a los legisladores bajacalifornianos para que pusieran reversa a la medida.

Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Sopitas

Los legisladores vecinos de Trump, como buenos norteños, se fajaron y dijeron que no, la decisión se tomó conforme a Derecho y Bonilla se queda 5 años, por lo que el tema escaló al Senado donde se le exige a Andrés Manuel manifieste postura contra la decisión y en San Lázaro se subió el volumen de la denuncia al proponer, a través del Diputado Presidente Porfirio Muñoz Ledo, la posible desaparición de Poderes en el Estado.

Los especialistas y la Constitución

Como suele suceder cuando un tema sube tanto de tono, de la noche a la mañana todo mundo se vuelve experto en él y, en esta ocasión, la expertís cayó en materia de Derecho Constitucional, políticas públicas y temas electorales.

Una muy buena cantidad de especialistas (de los reales), medios de comunicación (chayoteros y neutrales) y militantes de TODOS los Partidos cuestionaron la medida; sin embargo, un servidor decidió indagar y se preguntó:

* ¿Qué piensan los bajacalifornianos, que son los realmente afectados?

* ¿Qué más da que sean 5 años si se cumple con el marco legal vigente?

* Y la del millón… ¿por qué no quieren a Bonilla?

Ante estas inquietudes y dentro de tantas opiniones que escuché hubieron dos que aceptan que Jaime Bonilla se quede 5 años: Antonio Attolini (egresado de una universidad fifí, el ITAM) y Jesús López Almejo (egresado de una universidad pública, la U de G).

La participación de Attolini se da en el contexto de un noticiero conducido por la periodista Azucena Uresti en Milenio TV.

El Dr. López Almejo manifestó postura en su propio canal de YouTube “Tu Profe de RI”, a través de una entrevista al Dr. Isaac de Paz, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California.

Ambas posturas, la de Attolini y la del Dr. de Paz, coinciden en que la medida no es inconstitucional, pues la nuestra Carta Magna dice claramente en su Artículo 116º, fracción IV, inciso n) lo siguiente:

IV. De conformidad con las bases establecidas en esta Constitución y las leyes generales en la materia, las Constituciones y leyes de los Estados en materia electoral, garantizarán que:

n) Se verifique, al menos, una elección local en la misma fecha en que tenga lugar alguna de las elecciones federales;

Como dicen ambos personajes, dado el artículo constitucional en cuestión, la ampliación del manato de Jaime Bonilla de 2 a 5 años no viola la Constitución, puesto que el proceso de elección de Gobernador (proceso local) se empataría con la elección federal de 2024, lo que deja como patente de que se cumple con la ley y así, Bonilla tiene al menos 5 años para gobernar y su sucesor volvería a tener los 6 años que por ley le corresponden.

Y usted dirá… ¿a quién le pongo más atención a Attolini o a la entrevista de López Almejo? y yo le responderé sin lugar a dudas que a la del Dr. López Almejo y no porque la primera carezca de objetividad y argumento, sino porque entrevista a un abogado especialista (al Dr. Isaac de Paz) que reside en el Estado de Naja California (vive lo que está sucediendo) y toca dos puntos esenciales:

* ¿Desde cuándo está vigente el inciso n) de la fracc. IV del Art. 116º Constitucional?

* ¿Cuál es la razón que llevó a definir un empate entre las elecciones estatales y las federales?

Vigencia del inciso n) de la fracc. IV del Art. 116º Constitucional

Es aquí, estimado lector, donde empieza a cobrar sentido el título de la columna, pues fueron dos senadores del PAN quienes propusieron la iniciativa que hoy es ley el 12 de noviembre de 2013 (sí, la propusieron hace 6 años) y la única razón que dieron fue económica, pues así los Estados tendrían solo dos procesos electorales por sexenio y no más, pudiendo así ahorrar miles de millones de pesos.

Los Senadores que propusieron la medida fueron: José Rosas Aispuro (hoy Gobernador de Durango) y Francisco García Cabeza de Vaca (hoy Gobernador de Tamaulipas), siendo el primero quien tomó la palabra en tribuna.

La transcripción de la iniciativa con proyecto de decreto y otros detalles se encuentran en la página 283 del archivo PDF en: https://bit.ly/2y89nbh

Cabe mencionar que la iniciativa con proyecto de decreto tenía como destinatario solo el inciso a), sin embargo, se hizo la correspondiente modificación y se agregó el inciso n), pero… ¿qué dice el a)?

a) Las elecciones de los gobernadores, de los miembros de las legislaturas locales y de los integrantes de los ayuntamientos se realicen mediante sufragio universal, libre, secreto y directo; y que la jornada comicial tenga lugar el primer domingo de junio del año que corresponda.

Entonces, de acuerdo a los incisos a) y n), las elecciones locales para todos los cargos de elección popular deben corresponder al menos una vez a la misma fecha o al menos al mismo año de las elecciones federales, de aquí que a Bonilla se le quiera encasillar en un periodo de gobierno de solo 2 años para que así las elecciones locales se empaten con las federales en 2021.

Ley a modo, ley con error de origen

Según el Dr. de Paz (en entrevista con López Almejo), la ley es defectuosa de origen, pues plantea la medida pero no los mecanismos específicos para ponerla en práctica, por tanto se deja su interpretación a la Legislatura local en turno.

Lo anterior es uno de los argumentos de Morena y, por increíble que se escuche, es perfectamente legal, pues el proceso local se empatará con el federal en 2024, cumpliendo así lo que manda la Constitución.

Yeidckol Polevnsky (Secretaria General de Morena) y Jaime Bonilla (Gobernador Electo de Baja California)

Ahora, viene otra pregunta millonaria… ¿por qué se dejó así y no se hizo más específica?

Porque la hoy llamada #OposiciónDe5ta le apostaba a que se quedarían en el poder ad infinitum, sin embargo, el enojo colectivo era tanto y la participación ciudadana fue tan activa y mediatizada, sobre todo por redes sociales, que tuvieron que respetar el voto popular con todo lo que eso implicaba.

Ricardo Anaya (PAN) y José Antonio Made (PRI), candidatos presidenciales en 2018

Y es así que, como está el texto constitucional vigente, podría servir como comodín en el futuro, es decir, el PRIAN dejó hecha una ley a modo para utilizarla como mejor le conviniera llegado el momento y ese momento es este, pero lo que no midió fue que perdieron las elecciones estatales.

La doble moral panista, lo que “enchila”

La dichosa iniciativa con la que se pretende tumbar a Jaime Bonilla fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014 (páginas 15 y 16 del documento PDF) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, de tal forma que los Estados debieron haber empezado a implementar la reforma al Art. 116º Const. en los procesos electorales que siguieran a partir de esa fecha; sin embargo, no fue así.

Por un lado, en unos casos no se han empatado procesos electorales locales con federales y en otros solo se ha hecho lo propio con algunos cargos, por ejemplo, se empató la elección de ayuntamientos y diputados locales, pero no la de Gobernador

Hay que recordar que según el inciso n) se debe empatar al menos una elección local con una federal, pero el a) afirma claramente que dicho empate de años electorales aplica a TODOS los cargos locales (Gobernador, Ayuntamientos y Diputados Locales)

Por ejemplo, en el Estado de México tuvieron elecciones en 2017 solo para el cargo de Gobernador, mientras que los diputados locales y los Ayuntamientos fueron elegidos junto a con las elecciones federales de 2018, de tal forma que aplicando el principio del mencionado inciso n), se cumple con el empate de al menos una elección local con una federal, pero no es así para el cargo de Gobernador por lo que el priista Alfredo del Mazo tendrá su período de gobierno de 2017 a 2023, violando así el inciso a) de la fracción y artículo en cuestión.

Toma de protesta de Alfredo del Mazo como Gobernado del Estado de México en 2017. Foto: elhorizonte.mx

Por tal motivo, para ser parejos, el cargo de Gobernador en Estado de México debería tener elecciones en 2021 y no en 2023 y Alfredo del Mazo debería tener un período de gobierno de 4 años y no de 6, pero este, estimado lector, no es el caso más escandaloso, sino los de los Estados de Durango y Tamaulipas, pues Rosas Aispuro y Cabeza de Vaca son Gobernadores y, sabiendo lo que dice la ley que ellos mismos propusieron y que en 2014 se convirtió en texto Constitucional, no promovieron el ajuste correspondiente para su cargo.

Gobernadores: José Rosas Aispuro (Durango) y Francisco García Cabeza de Vaca (Tamaulipas). Foto: El Crítico Político

Ambos personajes fueron postulados por el PAN y electos en 2016 para un periodo de gobierno que concluirá en 2022, es decir, en 6 años y no menos, por lo que ellos debieron haber estado en el mismo caso que ahora le quieren aplicar a Bonilla en Baja California y tener su período de gobierno de 2 años para empatar las elecciones a todos los cargos locales con el proceso electoral federal de 2018.

Preguntas obligadas

¿Por qué no aplicar el mismo principio a Jaime Bonilla siendo que hay un plazo fijado para que se cumpla con el mandato Constitucional en 2024?

¿Por qué en los casos de los Gobernadores Rosas Aispuro de Durango, Cabeza de Vaca de Tamaulipas y Del Mazo del Estado de México no se aplicó en su momento el mismo principio que se quiere imponer en Baja California para que su período de gobierno durara lo respectivo, de tal forma que las elecciones locales de Durango y Tamaulipas se celebraran junto con las federales en 2018 y la del Estado de México en 2021?

Y la del millón… ¿por qué se manifiesta una aplastante voluntad política del PAN en el Congreso General (Diputados Federales y Senadores) para aplicar la ley en el caso de Jaime Bonilla en Baja California, pero no en los de los Estados de Durango, Tamaulipas y de México?

La respuesta cuasi-inmediata es…

Porque mientras más elecciones se realicen, el PAN tendrá mayores oportunidades de recuperar el terreno perdido frente a AMLO y Morena en las elecciones locales y federales de 2018 y así poder explotar el bono político de “AMLO no cumple” y otros que se pueden encontrar fácilmente en Twitter, pese a que en la realidad se esté demostrando lo contrario.

En pocas palabras, si Acción Nacional va a las elecciones de 2021 a un Estado que fue bastión del Partido (puesto que fue donde tuvo su primera Gubernatura con Ernesto Ruffo) con el devaluado capital político que actualmente tiene, seguro perderá nuevamente frente a Morena, efecto que se podría extender a otros cargos de elección popular y Entidades, recibiendo así una estocada mortal al estilo PRD y es por esto, estimado lector, que al PAN le conviene esperar a 2024 y jugarse la recuperación de la credibilidad y el apoyo popular para tener, según ellos, la posibilidad de recuperar la Presidencia de la República.

Ahora, lo anterior es un volado porque además depende de que AMLO haga bien su trabajo como Presidente de la República y esta es también la razón de los constantes ataques de la oposición a través de la prensa, asunto que ya tratamos en la columna “AL ROJO VIVO: El odio de la prensa tradicional, un peligro para México”.

No hay peor lucha que la que no se hace y el PAN se tomará tantas oportunidades como pueda utilizando todos los recursos posibles a su alcance poniendo en juego, incluso, la poca dignidad y capital político que les queda, pero… ¿les alcanzará?

Así las cosas.

@Cr_Politico

error: Content is protected !!