AL ROJO VIVO: Aranceles, la PEOR idea ELECTORAL que ha tenido Donald Trump

Al inicio de esta semana nos despertamos con un nuevo desplante del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, pues pensó que sería buena idea imponer aranceles (impuestos) a los productos de México que entren al mercado de su vecino del norte para ver si así entiende y resuelve el problema de los migrantes latinoamericanos que pretenden llegar a su país.

El problema de la migración es antiquísimo y, según todos, en serio TODOS los analistas de diferentes áreas y preferencias políticas, la situación es tan grande que es IMPOSIBLE de resolver, puesto que no es asunto de un solo país, sino de un entramado muy complejo que involucra decenas de factores.

Ahora, el problema detrás de las exigencias de EEUU a México en materia migratoria no es la estabilidad económica y social de nuestro vecino del norte, sino los intereses electorales de Trump para reelegirse en 2021.

La estrategia 2017

Recordemos algunos hechos relevantes que llevaron a Trump por primera vez a la Oficina Oval:

* Juró por todos los santos que las administraciones anteriores habían hundido a los Estados Unidos, de ahí su slogan de campaña “Make America Great Again”.

Fuente: Business Insider

* Se dedicó a golpear una y otra vez México afirmando que gracias a nosotros en EEUU había asesinatos, violaciones, narcotráfico y un sinnúmero de actos delictivos más.

* Para el punto anterior prometió que construiría un muro en la frontera con México y que los mexicanos pagaríamos por él.

* Prometió que las empresas estadounidenses de origen que tuvieran plantas en el extranjero regresarían a suelo norteamericano para generar más empleos.

* Y para rematar, entre otras cosas, dijo que México se había beneficiado mucho más que ellos por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Resultado de la estrategia 2017

La realidad es que la estrategia le funcionó en cuanto a que ganó los votos electorales (votos por Estado) que lo ratificaron en el cargo, sin embargo, perdió en el voto popular (votos ciudadanos), de tal forma que la mayoría de los votantes no lo eligieron a él, sino Hillary Clinton.

Hillary Clintos, candidata demócrata a la Presidencia de EEUU en 2017. Fuente: eltiempo.com

Trump supo desde el inicio de su mandato que había ganado una pequeña batalla, la de la elección de 2017, sin embargo, la verdadera guerra que lleva a la Historia los presidentes gringos es la que se da en la reelección y considerando que en la primera no tuvo la mayoría del voto ciudadano, sabe que eso podría cobrarle factura en 2021.

Promesas incumplidas

A lo anterior se agrega que Trump no ha podido cumplir con algunos de sus estandartes de campaña:

* No consiguió que México pagara por el muro fronterizo.

* Al perder la mayoría Republicana en la Cámara de Representantes (lo que para México es la Cámara de Diputados), tampoco pudo conseguir el presupuesto para construir el muro para, según él, detener el flujo migratorio ilegal. Intentó conseguir dinero declarando emergencia nacional a la migración, pero no le funcionó; luego trató de usar dinero del Departamento de Defensa, pero tampoco se lo permitieron.

Nancy Pelosi (demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes) aplaude sarcásticamente a Trump en su primer discurso de “El Estado de la Unión”. Fuente: elcomercio.pe

* Tampoco logró el retorno masivo de plantas de empresas estadounidenses, por lo que tampoco generó los empleos prometidos (para este momento debería de haber generado 90 mil nuevos empleos de los 180 mil prometidos, sin embargo la cifra se ubica en apenas 75 mil y a la baja).

Estrategia 2021

Ante la posibilidad cada vez más real de que The Donald no sea reelegido en 2021 tomó algunas decisiones temerarias:

* Trató de hacerse del petróleo y el control de Venezuela a través del golpe de Estado dirigido (caricaturizado) por Juan Guiadó y aunque no le funcionó, no ha quitado el dedo del renglón.

Juan Guaidó, Presidente Iván Duque (Colombia) y VP Mike Pence (EEUU). Fuente: barricada.com

* Emprendió una guerra comercial contra China imponiendo aranceles a los productos importados a Estados Unidos de ese país.

* Reactivó el mito de la crisis migratoria culpando a México de la totalidad del problema y la brillante idea para motivarnos a resolverlo es imponer aranceles a productos provenientes de nuestro país.

Suspensión… ¿indefinida?

Paralelamente a las declaraciones del Presidente Trump, Marcelo Ebrard finalmente logró un acuerdo que especifica claramente que los aranceles se suspenden por tiempo indefinido… ¿victoria? por el momento sí.

Trump suele ser un jugador muy astuto y está aceptando un ligero contratiempo en su estrategia electoral; si hubiese dicho CANCELACIÓN de los aranceles, sería algo mucho más seguro, sin embargo dijo SUSPENSIÓN INDEFINIDA, lo que deja abierta una pequeña ventana para resucitar una estrategia que de momento no le funcionó, pero que podría llegar a usar en algún momento entre este año y el 2021 para volver a coaccionar a México.

Por lo pronto, aunque no consiguió el muro en la frontera, al menos sí logró un pequeño freno en la frontera sur de México, lo que lleva a la pregunta… ¿hasta qué punto el gobierno del Presidente López Obrador estará dispuesto a ceder?

Por un lado el mandatario mexicano dijo que, efectivamente, se enviarán elementos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala, lugar más propenso a los cruces ilegales, sin embargo, junto a la apuesta dejó una carta importante:

SIN VIOLENTAR LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS MIGRANTES

Lo que deja conforme a su homólogo estadounidense, pero no contento, porque dentro de la legislación vigente en materia de DDHH está el marco constitucional, así como los Tratados Internacionales de los que el Estado Mexicano es parte (según el Artículo 1º Constitucional), lo que deja abierta la posibilidad de que, aunque en menor medida, sigan saliendo caravanas que pasen legalmente por México para intentar cruzar a los Estados Unidos.

A pesar de lo anterior lo que sí es un hecho es que la delegación diplomática mexicana encabezada por Marcelo Ebrard hizo lo que se consideraba imposible, pues logró que Trump doblara las manos, lo que marca un precedente que puso las condiciones para que esto no terminara afectándolo a usted, a mí y la resto del mundo porque, hay que decirlo, el único país que ha intentado negociar cara a cara la imposición de los aranceles es México.

Ebrard fue, se metió a la boca del lobo y consiguió un acuerdo que muchos consideraban que nunca se podría lograr.

Costos y algo más

Lo cierto es que con la estrategia de los aranceles quienes terminarían pagando su costó son los consumidores estadounidenses, quienes no sentirían el aumento de los precios en general porque el poder adquisitivo de su salario es alto, sin embargo no deja de ser un plus innecesario.

Así mismo ninguna empresa que se diga inteligente iría a Estados Unidos sabiendo la incertidumbre financiera que generarían estas decisiones tan espontáneas e impredecibles, por lo que los empleos no se generarían al ritmo prometido.

Y por si lo anterior no fuera poco el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han afirmado que el costo de la decisiones de Trump podrían terminar costando hasta 1 punto porcentual del crecimiento económico global, peligro aún presente, puesto que suspendió la estrategia contra México, pero los aranceles a productos chinos siguen vigentes.

En pocas palabras, Donald Trump está decidido a hacer todo para reelegirse sin importar que para eso se lleve, literalmente, al mundo entre las patas, sin embargo la pregunta es… ¿los electores volverían a confiar en el hombre que no conforme con no cumplir amenaza con aumentar el costo de vida a través de impuestos innecesarios a los productos que consumen con tal de coaccionar a un país extranjero?

Así las cosas.

@Cr_Politico