¡Adiós a la plenitud del //&/ $% poder!

@_BarbaraCabrera

“El poder sólo corrompe a los corruptos, hace golfos e inmorales a los que ya lo eran antes”

Juan Barranco

Hace algún tiempo (en 2014) vi con expectación la película “La dictadura perfecta” y una frase llamó poderosamente mi atención debido a que enmarca a la perfección al modelo de gobierno que en aquél entonces mantenía en vilo a México: el neoliberalismo, sí a ese que no me cansaré de etiquetar como vulgar, ramplón, salvaje y corrupto. La expresión era: “la plenitud del pinche poder”. De hecho a dicha locución dediqué una Nornilandia

Hoy, una ridícula minoría –que hasta el sexenio pasado solían ser mayoría, refiriéndome a los enquistados en el Poder, los cuales gozaban de privilegios y excesos– parece haber puesto de moda dicha frase de nueva cuenta, pero por motivos distintos: para decir ¡adiós y sálvese quien pueda!

¿Qué significa estar en la plenitud del //&/ $% poder?

Situarse en este espectro, simboliza para los sátrapas un tipo de coronación de sus tropelías. Una forma de decir “véanme, siéntame, pero no me toquen”. Estar en la plenitud del pinche poder evoca impunidad, ser sinvergüenza, odiar a México, servirse del erario como si fuera su cuenta bancaria. Hacer cochupos y utilizar a las instituciones para enriquecerse sin fondo y hacer negocios personales.

¿Quiénes son las personas que ostentan estar en la plenitud del //&/ $% poder?

Veamos algunos ejemplos y disculpen ustedes si la lista parece quedarse corta, pero es que esta Nornilandia no puede ser infinita. Ahí les van algunos nombres, el resto, ya lo saben: Felipe Calderón, Vicente Fox, Carlos Romero Deschamps, Emilio Lozoya Austin, Luis Videgaray, Carlos Salinas de Gortari, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa, Miguel Ángel Osorio Chong, Rosario Robles, Elba Esther Gordillo, Andrés Granier, César Duarte, Humberto Moreira, Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón,  Arturo Montiel, Alfredo del Mazo, Carlos Hank, Fidel Herrera, Rodrigo Medina, Manuel Añorve, Josefina Vázquez Mota, Genaro García Luna, Enrique Ochoa Reza, Gerardo Ruiz Esparza, Jesús Murillo Karam, Aurelio Nuño, Virgilio Andrade y el infaltable Enrique Peña Nieto. ¡Cómo olvidar a los texto servidores al servicio de los neoliberales, esos que se enriquecieron a golpe de teclas, por ser sus propagandistas en la tele o por poner el micrófono al servicio de esos sátrapas!

Como ven, el PRIAN combinado, creía ser invencibles.

¿A dónde van aquellos que pierden la plenitud del //&/ $% poder?

¿Ustedes que opinan? ¿Cuál es el lugar al que merecen ir estos abusivos? ¿Cómo debiera ser su final? Sé que muchos anhelamos verlos en la cárcel. Solo recuerden, esa medida implica seguirlos manteniendo, y aunque algunos si deben estar ahí porque son un verdadero peligro para México; desde mi palestra, pugno porque se les investigue, se les lleve a juicio y una vez que quedé demostrado lo que ya sabemos de ellos, regresen lo robado al pueblo.

Hoy debido a la instauración de un nuevo régimen varios personeros neoliberales están obligados a decir adiós a la plenitud del pinche poder. Unos lo hacen a regañadientes e hipócritamente. Muchos otros –patas arriba– vociferan y amagan con lo que sea, para aferrarse a las corruptelas y privilegios que ellos mismos crearon, para su satisfacción y servicio.

Cierro esta Nornilandia diciendo: no hay duda, perdieron la plenitud del pinche poder, simple y sencillamente por la participación de millones de mexicanos, y desde luego por las benditas redes sociales.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.