México tendrá el astillero más grande de Latinoamérica: Empresa italiana invertirá en Yucatán de 300 a 500 mdd

Más empresarios miran para el sur del país y continúa recuperándose.

En esta ocasión la empresa italiana Fincantieri anunció un convenio con el Gobierno de Yucatán para que se instale el centro de construcción y mantenimiento de embarcaciones más grande de México y América Latina.

El proyecto contará con una inversión que ronda de los 300 a los 500 millones de dólares, y consideró la construcción de dos diques secos dentro de un terreno de 40 hectáreas en Puerto Progreso, que albergará un complejo útil para que se puedan reparar o construir embarcaciones de inclusive 400 metros de eslora o longitud, en el 2024.

El próximo año se lanzarán las licitaciones gubernamentales estatales para la primera parte de la obra con el objetivo de iniciar trabajos de dragado a partir del segundo semestre de 2021, esto con la intención de elevar a 15 metros de calado la capacidad actual de Puerto Progreso, que ronda los 9 metros.

La carta de intención fue firmada remotamente este 24 de noviembre de 2020 por el secretario de Fomento Económico y Trabajo de Yucatán, Ernesto Herrera Novelo, y el director de la división de Servicios de Fincantieri, Giorgio Rizzo, con el aval del gobernador Mauricio Vila Dosal y el director general de Fincantieri, Fabio Galla.

“Particularmente cruceros, grandes cargueros de petróleo y gas, que necesitan operaciones complejas. La infraestructura también contará con una plataforma elevadora para unidades de hasta 150 metros de longitud”, declaró Fincantieri.

Cabe señalar que este centro de mantenimiento contará con grúas, talleres, oficinas y equipo especializado. Por su parte, el gobierno de Yucatán será responsable de los trabajos iniciales que abarcan el dragado, construcción de la infraestructura y plantas principales, lo que representará una derrama inicial para empresas de la construcción y empleos de ese ramo.

Respecto a la compañía italiana Fincantieri fungirá en un inicio como consultora para las primeras obras y luego construirá las instalaciones de vanguardia, como talleres y grúas, amén del entrenamiento del personal tanto en instituciones locales.

La compañía italiana próxima a instalarse en puerto Progreso, a 40 minutos de Mérida, contará adicionalmente con la facultad de atender los servicios requeridos por la Armada de México. Su influencia impactará en toda la región de Norteamérica y Centroamérica, para embarcaciones que actualmente son atendidos en Houston o Panamá.

Finalmente, una vez que el astillero alcance su capacidad operacional total, podrá recibir en sus instalaciones alrededor de 700 empleados de tiempo completo y una cadena de mantenimiento que involucrará a 2 mil 500 trabajadores en temporadas de alta demanda.

Con información de El Financiero

error: Content is protected !!