“Vamos a respetar, no vamos a poder quitar el muro por respeto”; pero manifestantes destruyeron todo: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador dió a conocer esta mañana que había girado instrucciones para que se mantuviera el muro colocado frente al Palacio Nacional por al menos una semana, en señal de respeto tras haber sido intervenido por colectivos defensores de la mujer con los nombres de las víctimas de feminicidio y la colocación de ofrendas.

Sin embargo esta protesta pacífica de mujeres no fue respetada por quienes se manifestaron violentamente el pasado lunes 8 de marzo, afectando gran parte de las vallas que habían sido resignificadas en memorial por las víctimas y, por lo tanto, ya no podían ser conservadas.

“Ya había dado instrucciones que se mantuviera el muro por respeto a los nombres, a las víctimas, familiares de víctimas, pensando que iba a haber la manifestación, que no se iban a atrever, que iban a respetar eso”, señaló el mandatario.

Obrador manifestó su agrado por la intervención de las vallas, pues consideró que es una buena manera de expresar un sentimiento sin dejar de protestar por la violencia que sufren las mujeres, agregando que la instalación de la valla fue para evitar una confrontación mayor, pues evitó poner directamente a la policía frente a las y los manifestantes, quienes finalmente lograron derribar una porción del muro de manera violenta.

“Dije ‘vamos a respetar, no vamos a poder quitar el muro por respeto a los nombres, pusieron flores, coronas, veladoras’, pero llegan y no les importó nada, nada, a destruir. Ya para qué mantenemos el muro, di instrucciones: ya quítenlo”, expresó.

“Entonces, si no ponemos el muro ponemos frente a frente a los que protestan y al mismo tiempo infiltrados, a los provocadores con los policías, hombres o mujeres y ahí es choque, es eso, pero sin el muro”, aclaró.

El Presidente López Obrador reiteró que el gobierno de México está abierto al diálogo con los grupos de mujeres que se han manifestado. Sostuvo que éste está garantizado e informó que la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero ha estado y seguirá en contacto y comunicación con absolutamente todos los grupos, lo mismo que la Jefa del Gobierno capitalino Claudia Sheinbaum y que ambas garantizan escuchar a todas las voces.

“No hay cerrazón, yo tengo que decir las cosas y a veces no les gusta, pero no puedo callarme cuando estoy viendo que está de por medio una provocación que afecta al mismo movimiento feminista. Porque si no hay esa violencia se llena el Zócalo, porque es una causa muy justa”. Concluyó.