Inicia el plazo para que la UIF presente pruebas contra Cabeza de Vaca

Por respeto al debido proceso, la Unidad de Inteligencia Financiera estaba impedida de presentar las diversas pruebas con que cuenta contra el gobernador tamaulipeco Francisco Javier Cabeza de Vaca, hasta que éste respondiera formalmente a la solicitud de desafuero que se desahoga en su contra.

La UIF solicitó posponer la presentación de las indagatorias realizadas pues, por el momento, Cabeza de Vaca no había realizado ninguna respuesta formal.

Al momento en que la Fiscalía General de la República ratifica la solicitud de desafuero, el Gobernador de Tamaulipas de extracción panista, tiene 10 días para responder al Poder Legislativo erigido en juzgado de procedencia y cuenta con 30 días más para presentar las pruebas a su favor que considere pertinentes. Sólo entonces, la Sección Instructora de San Lázaro tiene ya la facultad de solicitar a la UIF y a la FGR las pruebas con que cuenten para demostrar su acusación.

Es durante este periodo que la FGR puede ampliar la denuncia contra Cabeza de Vaca, ya que aún no se han tomado en cuenta los múltiples elementos aportados por la UIF, que señalan al mandatario estatal por presuntos delitos de defraudación fiscal, lavado de dinero y delincuencia organizada.

Cabe señalar que, en días pasados el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica hizo entrega a la Unidad de Inteligencia Financiera mexicana de una lista de propiedades pertenecientes al aún gobernador tamaulipeco en aquel país.

Estas pruebas supervinientes, las denuncias y las investigaciones pueden ser clave para consolidar la solicitud de desafuero contra el panista, recordando que todos los gobernadores de ese estado desde 1993 han sido investigados por las mismas conductas delictivas.