Sylvana Beltrones, hija de Manlio Fabio, ocultó 10.4 millones de dólares en Andorra: El País

Como sucediera en 2015, la familia Beltrones vuelve a los reflectores de las autoridades al ser nuevamente investigados, ahora por la Fiscalía General de la República a cargo de Alejandro Gertz Manero por el muy sospecho depósito de 10.4 millones de dólares en el paraíso fiscal de Andorra.

La Fiscalía reabrió una investigación que involucra a la esposa de Manlio Fabio, Sylvia, a su hija Sylvana y a un cercano de la familia, denuncia que fue desestimada por la entonces Procuraduría General de la República de Peña Nieto, que le dio carpetazo alegando simplemente y sin exonerar a los imputados, argumentando que el delito fiscal “había prescrito”.

Los intereses mezclados en este asunto llegan hasta la llamada “Ley televisa” aprobada en 2006, con la que se profundizó el dominio que los concesionarios de la radiodifusión ejercían sobre el espectro radioeléctrico, permitiéndoles extender su actividad a los mercados de las telecomunicaciones como la telefonía, internet y radio, y que además les otorgó el control de la COFETEL, otorgándole un papel menor frente a las empresas.

La jueza Canólich Mingorance, que atiende el asunto por Andorra considera que los recursos depositados por los Beltrones en aquel país son una comisión por la aprobación de esta polémica legislación y por ello imputó, en 2015 a la Senadora Sylvana Beltrones, a su madre Sylvia Sánchez y al expresidente del PRI por el delito de blanqueo de capitales, como parte de la causa conocida como Operación Sonora, procediendo a embargarles las cuentas.

“La Senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Sylvana Beltrones Sánchez, hija única del que fuera hasta 2016 presidente de la formación tricolor y una de las figuras más influyentes de la política mexicana, Manlio Fabio Beltrones, depositó en la Banca Privada d’Andorra (BPA) 10.4 millones de dólares entre 2009 y 2010”, destaca la nota firmada para El País por José María Araujo.

El mismo texto indica que el ingreso de los recursos se registró cuando Beltrones Sánchez tenía apenas 26 años de edad y “no ocupaba ningún cargo público y su padre era el poderoso coordinador de los priistas en el Senado”, posición que hacía a la hija el correo ideal para un caso como este y confirma que el entonces coordinador de la bancada tricolor tenia el poder y la capacidad para lograr la aprobación de la ley en los términos que sucedió.

El medio español explica que la investigación en Andorra fue archivada en 2018 después de que la Procuraduría General de la República elaborara un informe de no ejercicio de la acción penal durante el ocaso del sexenio peñanietista, con el argumento de que el delito fiscal ya había prescrito, pero sin indagar más a fondo ni buscar otras conductas de probable actividad delictuosa.

Recordemos que no hace mucho tiempo se dio a conocer que la PGR de Peña Nieto entregó información falsa para intentar salvar a Collado de la acusación de lavado de dinero. Con ese antecedente, la FGR decidió retomar la investigación agregando ahora presuntas irregularidades en el manejo del caso por parte de la PGR.

El otro personaje implicado en este asunto es Alejandro Capdevielle, quien fuera suplente de Manlio Fabio en 2012, cuando Beltrones era Diputado federal, y que expresó al medio que “la nueva investigación consiste en determinar una vez más la licitud de los recursos depositados en Andorra. Y nos investigan a las mismas personas, a la familia Beltrones y a mí, por los mismos hechos. Se están violando derechos fundamentales. Este es un caso juzgado y resuelto. Todo ya quedó aclarado”

Capdevielle es, además, investigado por un depósito de 10 millones de dólares que alega procedía de la venta a Televisa de la marca de la publicación Aviso de ocasión, operación que se realizaría mientras presidía la Asociación de Editores de Periódicos, Diarios y Revistas de la República Mexicana (AEDIRMEX).

“Es ridículo y falso que se pueda haber hecho. No teníamos mayoría en el congreso. Además, he tenido momentos de fricción con las televisiones cuando reformamos la ley electoral y les quitamos el derecho de vender publicidad a los partidos. Aquella fue una reforma de gran calado que nos costó muy cara”, dijo el exdirigente priista consultado por el diario español.

Beltrones ha intentado pasar desapercibido alejándose casi por completo de la vida pública en una especie de retiro posterior a su fugaz paso como dirigente nacional del PRI, teniendo un muy pobre desempeño en el cargo con un profundo declive en las preferencias electorales hacia su partido agudizado por la mala administración de Peña Nieto y la corrupción generalizada entre los gobernadores de su partido.

Mientras tanto, Sylvana Beltrones declaró a El País que abrió su cuenta en la BPA en 2009 para “cobrar un dinero” que supuestamente le debía el editor tras la disolución de “una tienda de artículos del hogar” que gestionó con él en la Ciudad de México.

Con información de El País