Valle de Bravo: la joya de la corona del EdoMex está en calma (VIDEO)

Pese a los rumores de un ambiente crispado, las calles del municipio de Valle de Bravo, en el Estado de México, se encuentran en calma, sin patrullajes fuera de lo común y con afluencia de turismo en el Centro Histórico y en comunidades ecoturísticas.

En el mercado municipal ya se escucha el ir y venir de los clientes; el kiosco ya tiene turistas que posan sonrientes con la emblemática mariposa y la gente ya está consultando la ubicación de su casilla para emitir su voto este domingo 6 de junio.

En un recorrido por las calles de Valle de Bravo, se constató que no hay patrullaje de ninguna corporación federal como la Guardia Nacional, y que los lugares turísticos, restaurantes, cafeterías, heladerías y centros nocturnos ya recuperaron su aforo.

Asimismo, en calma transcurre la vida en este municipio del Estado de México, donde el Lago de Valle de Bravo sigue siendo la fuente principal de turismo y donde el paseo en tranvía ya recuperó su aforo.

Como cada 15 días, Magaly y Lorena visitan Valle de Bravo. Toda la familia llega en dos camionetas para el paseo en el lago y el veleo, y este fin de semana también acudirán a emitir su voto.

“Nosotros vemos muy normal todo en Valle, tenemos casa en la zona de Avándaro y no vemos nada fuera de lo normal. No hay patrullajes del Ejército ni hemos sabido nada de asaltos. De hecho es poco común que haya patrullas en Avándaro porque el lugar es muy tranquilo. Lo que sí hemos visto es que ya subió el turismo aunque siguen las medidas sanitarias en restaurantes por el Covid”, comentó Magaly Díaz.

“Vinimos para velear un poco si el clima lo permite porque ha estado nublado y con lluvia, pero además la mitad de la familia también tiene credencial de elector de acá y nos va a tocar votar. Ahí vamos a estar desde temprano en la casilla”, contó Lorena Díaz.

Para Eugenio, quien atiende una heladería en las calles empedradas del Centro de Valle de Bravo, el turismo por fin regresó y espera que este domingo de elección, haya mucha gente en la calle y la clientela suba.

En un recorrido realizado por el Centro de Valle de Bravo y hasta las zonas ecoturísticas, se constató que los restaurantes, las heladerías, los sitios históricos y puntos más representativos están abiertos, con mucha afluencia y que los lugares aún aplican las medidas de sanidad.

La vida transcurre casi con normalidad en este Pueblo Mágico del Estado de México que a buen ritmo va recuperando la afluencia de turismo, marginado en los meses anteriores debido a la pandemia por COVID-19.

En el emblemático Lago de Valle de Bravo siguen los paseos en lancha, en yate y el veleo.

A pesar de que en los días recientes el clima ha estado un poco frío y lluvioso, eso no ha impedido que también se practiquen actividades como los paseos en cuatrimoto, los vuelos en parapente, tirolesa y las excursiones a pie por su vasto bosque y senderos ecológicos.

El Centro luce en paz, transitado por habitantes locales y turistas que entran a la Parroquia de San Francisco de Asís, o recorren sus calles empedradas en las que varían las opciones gastronómicas y comerciales.

Valle de Bravo es el destino turístico por excelencia de los habitantes de la Ciudad de México. Personajes importantes de la vida política, económica y social del país tienen casas de descanso en este Pueblo Mágico a tan sólo dos horas de distancia, por lo que este sábado ya han comenzado a llegar para pasar un fin de semana en medio de la tranquilidad del lugar.