SinLineaMX - Live

Luego de que opositores y voceros del neoliberalismo celebraran la inconformidad de algunos empresarios de Estados Unidos por la política energética de nuestro país. El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “no va a pasar nada” con la solicitud a consultas de Estados Unidos por la política energética de México dentro del T-MEC.

Es más en tono pidió poner en la conferencia de prensa en Palacio Nacional la canción de su paisano Chico Che: “Uy que miedo, mira como estoy temblando”.

En su conferencia de prensa, el jefe del Ejecutivo confirmó que hay una inconformidad promovida por algunos empresarios más que nada “de nuestro país”, más que de los estadounidenses y canadienses, sobre la política energética de gobierno federal.

“Ayer se dio a conocer formalmente que se va a pedir una aclaración, una revisión, sobre nuestra política en materia energética, porque supuestamente afecta el Tratado con Canadá y Estados Unidos”.

“Es un mecanismo que está establecido en el Tratado de revisión cuando un país considera que no se cumple con alguna de las clausulas, se ha usado, pero si ven la información, todos Carmen Aristegui, la señora (Denise) Dresser, el que participó en el fraude y en Calderón premió y lo nombró embajador de Estados Unidos, (Arturo) Sarukhán, desde antier están hablando que ahora si, como celebrando que nos sancionen por nuestra política energética”.

Para los desmemoriados, el mandatario recordó que en la redacción del Tratado, ya como presidente electo, fue su equipo el que redactó el capítulo energético en el que dejó establecido el dominio de la nación sobre la política energética.

El presidente López Obrador también informó que hizo una consulta a Jesús Seade, quien fue el representante de México durante la renegociación del tratado. Y le afirmó que las medidas de su administración no infringen ninguna de las estipulaciones comerciales.

“Ahora que empezaron con esto le mandé un texto, una consulta a Jesus Seade, que fue quien nos representó en la negociación, y ahí tengo la respuesta, no hay ninguna violación al tratado. Con eso y con todo lo demás. Quieren que nos vaya mal, son entreguistas, les lavaron el cerebro”, dijo.