UIF revela prestanombres utilizados por Cabeza de Vaca

Mientras que Francisco García Cabeza de Vaca negaba en un video la propiedad de los bienes señalados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el titular de esta unidad reveló la existencia de prestanombres para la adquisición de esas propiedades durante su comparecencia del pasado viernes ante la Sección Instructora de la Cámara de Diputados encargada del juicio de procedencia contra el gobernador de Tamaulipas que determinará si le es o no retirado el fuero.

La UIF informó que Higinio Reséndiz Cantú, uno de los principales testaferros de Cabeza de Vaca, a quien se denomina en el proceso como “Baltazar N”, es también socio de la empresa española Acciona, que instaló y opera el parque eólico El Cortijo, en Tamaulipas, que está relacionada con Odebrecht a escándalos de corrupción en varios países. la UIF indicó así mismo que el parque eólico se instaló en Reynosa, Tamaulipas en terrenos adquiridos mediante una razón social fantasma donde son socios familiares del mandatario estatal.

Se señala que Reséndiz Cantú, a través de uno de sus prestanombres, realizó las operaciones para la compra y reventa de un departamento en Santa Fe para García Cabeza de Vaca y que Higinio Reséndiz es investigado en los Estados Unidos por actividad sospechosa de lavado de dinero.

Para la operación de la propiedad en Santa Fe, una de las empresas de Reséndiz Cantú recibió contratos del gobierno de Tamaulipas para después realizar transferencias de fondos a uno de sus prestanombres, que a su vez pagó el departamento y le transfirió 36.8 millones de pesos al gobernador, en un intento por simular la compra-venta-reventa. En lo tocante al parque eólico, la empresa española tramitó la instalación de una torre junto con la Universidad Autónoma de Tamaulipas, donde el administrador, Victor Hugo Guerra, es primo del gobernador y, gracias al estudio que realizó la universidad, se abrió la licitación del parque, y “de la información obtenido, se sabe que una de las empresas familiares de ‘Francisco N’, adquirió prácticamente la totalidad del ejido de la Retama”, denunció la UIF.

Con información de La Jornada