Triple cerco a EPN

Por. Diego Iván López Miguel
Twitter: @DiegoI_Lopez

El sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto fue caracterizado por los casos corrupción e impunidad que derivaron en el desplome del partido de Estado, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), la gestión peñista estuvo involucrada en la polémica por la actuación de diversos funcionarios públicos. En los últimos días se dieron a conocer tres acciones que cimbraron la opinión pública y podrían mover el escenario político.

Ayotzinapa

El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dio a conocer en un comunicado que se terminó la versión insostenible de Jesús Murillo Karam, ex procurador de justicia, sobre los hechos ocurridos la madrugada del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, cuando desaparecieron 43 estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa. “Se acabó la verdad histórica”, sentenció el Fiscal Gertz.

Ayotzinapa se convirtió en un hecho simbólico del último sexenio priísta, la impunidad quedó a la vista de la sociedad mexicana en un hecho en donde intervinieron diversas instituciones y personajes al más alto nivel para impedir la impartición de justicia, reconstruyendo una versión que terminó por desplomarse. La Fiscalía General de la República (FGR) también informó que ya se busca a uno de los confabuladores de la “verdad histórica”, Tomás Zerón de Lucio quién fue localizado en Canadá, así lo dio a conocer el canciller, Marcelo Ebrard. Asimismo se emitieron 46 órdenes de aprehensión en contra de presuntos responsables en Guerrero.

Este martes el titular de la Unidad para el caso Ayotzinapa de la FGR, Omar Gómez Trejo informó que fueron hallados los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa. En conferencia de prensa, indicó que los días del 21 al 29 de noviembre del 2019 se realizaron acciones de búsqueda en la Barranca de la Carnicería, ejido de Cocula a 800 metros de distancia de la narrativa oficial.

Emilio Lozoya

Gertz Manero también informó de la decisión de Emilio Lozoya Austin, quién terminó por aceptar la extradición a México para enfrentar a la justicia mexicana; se especula que hubo una negociación previa con su padre, Emilio Lozoya Talman, ex secretario de Energía y colaborador muy cercano de Carlos Salinas de Gortari. El ex director de Petróleos Mexicanos, Lozoya Austin “ofreció su colaboración para esclarecer los hechos que le han sido imputados”, comentó el titular de la FGR.

Meses atrás, Javier Coello Trejo, quien era el abogado de Lozoya Austin, afirmó que su cliente “no se mandaba solo”, apuntalando hacia EPN. Cabe recordar que Emilio Lozoya en 2012 participó en la campaña presidencial del entonces candidato tricolor, Peña Nieto. Recibió millones de dólares de Odebrecht a cambio de favores políticos y contratos que le serían retribuidos a la firma brasileña, cuando ocupara un alto cargo del gabinete peñista.

A Lozoya también se le relaciona con delitos por operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el caso de la compra por parte de Pemex de la empresa Agro Nitrogenados, propiedad de Altos Hornos. La compra de está empresa representó un grave daño al erario, debido a que la planta fue adquirida en condición de “chatarra”, y cuyo valor real era de 50 millones de dólares y se obtuvo en 240 millones de dólares.

César Duarte

Se dice que la política no hay casualidades, hay causalidades. La detención del exgobernador de Chihuahua, Cesar Duarte, fue una sorpresa que coincidió con la visita del presidente López Obrador a Washington D.C. Fue detenido en Miami, Florida, con base en una orden de detención con fines de extradición emitido por un magistrado federal de Nuevo México, Estados Unidos. El político priísta estaba prófugo desde 2017 y existía en su contra una ficha roja emitida por la Interpol.

César Duarte enfrenta más de 20 órdenes de aprehensión liberadas por jueces del orden común, solicitadas por la fiscalía de Chihuahua, por su presunta responsabilidad en delitos de peculado, derivado de desvíos de recursos por mil 200 millones de pesos, dinero que presuntamente fue a parar a las campañas electorales del PRI. Además se le acusa de enriquecimiento ilícito. A nivel federal se le acusa por peculado electoral por 14 millones de pesos, acusación imputada por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), por la retención de salarios de los trabajadores del gobierno estatal y desviarlos a su partido.

El final del nuevo PRI

Las tres investigaciones tienen un común denominador, todos los caminos llevan a Enrique Peña Nieto. El manto protector del Peñismo está por romperse. Del discurso mañanero se está pasando a los hechos concretos en la lucha en contra de la corrupción y la impunidad. ¿Hasta dónde se llegará?.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea

error: Content is protected !!