Todo sobre seguros para gadgets

Los seguros para gadgets son protecciones dirigidas a los dispositivos móviles que contemplan la indemnización total o parcial del producto en caso de que el asegurado sea víctima de robo o que el aparato sufra daños de forma accidental. En ambos casos, la cobertura depende de las condiciones de la compañía aseguradora.

El término gadget es utilizado para nombrar a un dispositivo electrónico cuyo propósito y función son específicos. Se caracterizan por ser novedosos, prácticos y contar con un diseño atractivo. Dentro de esta clasificación se ubican: los celulares, tabletas y relojes inteligentes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2020 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante 2019 se cometieron 8.2 millones de robos o asaltos en la calle y en el transporte público, de los cuales en el 65.6% las pérdidas fueron dinero, tarjetas de crédito o cheques, mientras que en el 56% de las experiencias fueron teléfonos celulares.

Ante este panorama, las aseguradoras lanzaron al mercado un seguro para gadgets enfocado en brindar protección para los celulares inteligentes. Con esta póliza el usuario puede obtener un equipo igual o similar a cambio de un deducible proporcional al valor del celular asegurado.

¿Quiénes buscan estos seguros?

Al realizar un cruce entre el porcentaje (96.0%) de usuarios conectados a  internet  por medio de smartphone, emitido por el INEGI y el rango de edad de los usuarios con mayor porcentaje en el uso del internet, proporcionado por Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH).

Se deduce que la población de 25 a 34 años son los más interesados en contratar este tipo de servicios para proteger sus equipos electrónicos, los cuales tienen tres usos principales: para comunicarse con otras personas (93.8%), obtener información (91.0%), acceder a redes sociales (89.0%) y entretenimiento (88.8%), estima el INEGI.

Algunas de las compañías que ofrecen seguro para gadgets son: Santander con seguro para celular Santander, HSBC con seguro de electrónicos, BBVA con seguro de celular, Inbursa con seguro celular, y Citibanamex con Seguro de Celular Protegido CBNX.

Para la contratación de cualquier servicio o producto relacionado con los seguros, incluyendo el de gadgets, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda a los interesados realizar una comparativa entre las compañías aseguradoras para elegir la opción que cubra sus necesidades.

Una manera fácil y rápida de cotizar un seguro para gadgets, en relación a todas las aseguradoras existentes, es utilizar herramientas digitales como Ahorra Seguros donde es posible consultar las coberturas de más de 20 aseguradoras.

Pese a que las aseguradoras manejan diferente coberturas, en general, los beneficios que ofrecen son:

  • Disponibilidad para asegurar dispositivos Android y IOS
  • Cobertura a nivel nacional
  • Deducibles de entre 20% y 30% del valor de los gadgets
  • Manejo de planes mensuales, trimestrales, semestrales y anuales

Asimismo, contemplan sumas aseguradas que van desde mil pesos hasta 20 mil pesos, las cuales se generan a partir del valor del dispositivo y la renovación del seguro es automática. Además en caso de robo total del equipo, es necesario que el usuario presente una denuncia ante el Ministerio Público, de lo contrario la cobertura  no será válida.

Para la contratación de un seguro para gadgets, la persona interesada debe ser mayor de edad y estar ligado a algún tipo de plan tarifario o de prepago.

En cuanto las excepciones más comunes en este tipo de seguros están: pantallas rotas, situaciones donde el equipo pierda funcionalidad total, pérdida del equipo, robo sin violencia, daños parciales o derivados del equipo como raspaduras o abolladuras, incluso daños derivados del propio funcionamiento del aparato o por uso excesivo.

Tampoco se contemplan daños por uso normal, defectos de fabricación, ni para dispositivos electrónicos que tengan más de 7 años de antigüedad.