T-MEC elevará salario de trabajadores que se deterioraron por neoliberalismo: AMLO

Esta mañana en su conferencia de prensa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó que con la entrada del nuevo Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá; nuestro país será beneficiado en cuanto a la mejora de salarios de los obreros y trabajadores nacionales.

Desde Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo aseguró que la mano de obra mexicana, además de ser la más joven, es mejor calificada que en la de ambos países. Además, destacó que el T-MEC respetará los derechos sindicales de los trabajadores.

“Con el tratado veremos que mejoren los salarios; esto va a lograrse porque va a llegar inversión a México con el tratado y se va a demandar más mano de obra y tiene que aumentar el salario, por las mismas condiciones del mercado”, dijo.

Y agregó:

“Tenemos la ventaja con relación a Estados Unidos y Canadá de que la mano de obra es más joven y de las mejores del mundo; creo que es el mayor aporte al tratado, mano de obra joven, de primera; pensamos que van a mejorar los salarios por lo que significa la calidad de la mano de obra en México”.

En ese mismo contexto, el Presidente López Obrador señaló que en el periodo neoliberal fue un fracaso la política salarial, al punto de que si antes China captaba inversiones en función de los bajos salarios convirtiéndose en la “fábrica del mundo”, en los últimos años, los sueldos en México perdieron poder adquisitivo y en la actualidad están por abajo de China.

Por su parte, la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, abordó los temas laborales.
Informó, que una de las preocupaciones de Estados Unidos durante las negociaciones del tratado, eran los bajos salarios en México, por lo que se temía que empresas en ese país se vinieran a México por la mano de obra barata.

Sobre los derechos sindicales, el mandatario federal comentó que al renegociar el nuevo tratado, hubo compromisos de garantizar prestaciones y libertad sindical, que los dirigentes de los contratos no negocien a espaldas de los trabajadores, sino que sean aprobados por los trabajadores

Con información de La Jornada y Revolución 3.0