El Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió, durante la conferencia mañanera, a la marcha convocada por Claudio X. González para oponerse a la iniciativa de Reforma Electoral que ahora se discute en el Congreso y a la que se han sumado algunos políticos de oposición, comentaristas y lectores de noticias.

“Que la gente que vaya sepa que esa es una marcha, una manifestación en contra de nosotros por la política que estamos llevando a cabo en favor del pueblo. Todos esos, aunque vayan a misa los domingos, no le tienen amor al pueblo y son racistas, en su mayoría, clasistas, muy hipócritas. Que se sepa bien y tampoco son demócratas, sin los que han participado en los fraudes electorales”, dijo el mandatario.

Sin embargo, el Jefe del Ejecutivo celebró que todas las personas hagan uso de su derecho a la manifestación y la libre expresión de las ideas, por lo que sugirió a quienes decidan acompañar al hijo del propietario de Kimberly Clark México a que extiendan su marcha hasta el Zócalo de la Ciudad de México, pues, aseguró, tienen garantizado el libre tránsito.

Así mismo, el Presidente llamó a que quienes simpatizan con la cuarta transformación se mantengan alejados del lugar, para evitar cualquier eventual confrontación y que los seguidores de Claudio X. González se puedan sentir intimidados.

El mandatario recordó que, tanto el convocante como los partidos y políticos que atienden a sus llamados, se han opuesto sistemáticamente a todas las acciónes, propuestas e iniciativas presentadas desde el inicio de la actual administración, pues pretenden conservar o recuperar los privilegios perdidos.

“Es una reacción normal porque se está llevando a cabo una transformación y hay una reacción. Se ha agrupado en un bloque el conservadurismo, la derecha, y no sólo es la reforma electoral, desde que empezamos se opusieron a la reforma eléctrica, se opusieron a las pensiones para los adultos mayores y se han opuesto a todo. Ahora se presenta lo de la reforma electoral y también lo agarran de bandera”, dijo.

Y es por eso que los invitó a manifestarse libremente, pero sin difundir mentiras, que expresen claramente los motivos de su oposición y abandonen la simulación.

“Fuera máscaras, que participen todos en la marcha y que puedan llegar al Zócalo sin ningún problema y hago un llamado a todos los ciudadanos y en particular a los que simpatizan con nuestro movimientos para que se queden en casa, que no haya ninguna reunión, que nadie vaya a provocar, que se ejerza el derecho a manifestación”, señaló.

Finalmente, López Obrador explicó lo que verdaderamente están defendiendo quienes se oponen a la Reforma Electoral, ejemplificando con los altísimos sueldos de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), sumados a los inmorales privilegios de los que gozan.

“Porque los consejeros del INE ganan el doble y hasta el triple de lo que gana el presidente de la República. ¿Por qué los consejeros del INE y todos los altos funcionarios de ese organismo tienen atención médica privada?. Acabo de leer que ya está por irse el presidente del INE y contrató un seguro que ya no le correspondía para tres años por cerca de 300 millones de pesos”, acusó.